Los aliados regionales del diálogo

Alcaldes y gobernadores de diferentes regiones del país, en especial de aquellas que han sufrido el conflicto, firmaron la ‘Declaración de Paz de Sumapaz’, una serie de recomendaciones al gobierno nacional sobre los diálogos que empezarán en los próximos días, visto desde las agendas regionales.

Los mandatarios locales proponen al gobierno nacional pensar la paz desde las agendas regionales, por esa razón firmaron hoy, viernes 29 de septiembre, la ‘Declaración de Paz de Sumapaz’.

En cinco puntos los alcaldes y gobernadores le propusieron a los actores del diálogo, que comenzará el ocho de octubre en Oslo, facilitar y avalar acuerdos humanitarios en los territorios que garanticen la exclusión de la población civil de la confrontación armada mientras que se firma la Paz.

Al gobierno nacional, fortalecer la institucionalidad local como expresión legítima y democrática del estado en los territorios, y hacer uso del presupuesto general de la nación como instrumento equitativo para construir Paz desde las localidades.

A la ciudadanía, participar y actuar con sentido propositivo en la construcción de agendas regionales para hacer realidad en los territorios los eventuales acuerdos de Paz.

A la comunidad internacional, verificar los acuerdos humanitarios de protección de la población civil y contribuir a la participación ciudadana desde lo local y acompañar a las víctimas.

Y finalmente a los medios de comunicación, contribuir a construir un lenguaje de Paz. Revertir el olvido de territorios que padecen la guerra e identificar a la gente que sufre los rigores del conflicto armado como protagonistas de la Paz.

La Cumbre de Mandatarios por la Paz fue instalada por el alcalde mayor de Bogotá Gustavo Petro, luego de un corto discurso de la delegada del Instituto de Paz de Estados Unidos, Virginia Bouvier.

En la cumbre estuvieron presentes los gobernadores de Quindío, Caquetá, Cauca, Nariño, Meta y Magdalena, además delegados de otras cinco gobernaciones del país.

También estuvieron presentes varios alcaldes municipales y locales, entre ellos los de Valledupar, Santa Marta, Florencia, San Vicente del Caguán, Leticia, Bogotá, la localidad de Soacha, y de Sumapaz.

Además de los mandatarios, la cumbre tuvo la presencia de delegados del United States Institute of Peace, de Estados Unidos, la embajada de Francia en Colombia, las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales. También estuvieron presentes los secretarios de Bogotá.

La Cumbre de los Mandatarios por la Paz empezó con las palabras de la delegada del Instituto de Paz de Estados Unidos, Virginia Bouvier y prosiguió con el discurso del consejero de la embajada de Francia en Colombia, Oliver Fontaine, dando paso a los, gobernadores, alcaldes, y delegados de las gobernaciones.

“Es un buen momento para ir pensando cómo vincular estos procesos locales y regionales que se han dado en estos años con un proceso nacional. Este evento es un momento importante para establecer ese vínculo. El mundo les acompaña en este proceso”, dijo la delegada para América Latina para el Instituto de Paz de Estados Unidos, Virginia Bouvier.

“A pesar de décadas de sufrimiento por el conflicto colombiano, nunca ha desaparecido el anhelo de paz que vive en el alma de Colombia”, concluyó Bouvier.

Por su parte el consejero de la embajada de Francia en Colombia, Oliver Fontaine, destacó la voluntad y anhelo del pueblo colombiano por lograr la paz. “Queremos destacar el interés que tenemos para acompañar los procesos locales de paz que se pueden llevar a cabo”, señaló el delegado francés.

Llegó el turno para el alcalde Gustavo Petro, quien consideró importante la presencia de Estados Unidos en los diálogos que el gobierno y la guerrilla de las Farc, empezarán en Oslo, Noruega, el próximo ocho de octubre y posteriormente continuarán en la Habana, Cuba.

“Nos alegra que Estados Unidos participe, porque es clave para la Paz, por su presencia en el conflicto de tantos años en Colombia”, señalo el mandatario mayor de los bogotanos.

“A diferencia de Europa, acá no hubo un Tribunal de Núremberg y por ello, a diferencia de Europa, el conflicto se agravó, se degradó, fue rural y luego se trasladó a la urbano”, señalo el burgomaestre capitalino refiriéndose al papel que desempeño la localidad de Sumapaz, y exactamente de los campesinos de la zona, como creadores y directos afectados del conflicto.

Además el mandatario aseguró que con la cumbre se pretende “acompañar los diálogos desde lo local”, ratificando “que los mandatarios no son necesarios en Oslo”.

Durante todo su discurso el mandatario mayor hizo especiales señalamientos a la localidad de Sumapaz, dónde aseguró que “nació parte del conflicto” y ahora “son parte invisible” del mismo. Además aseguró, que “hoy poco a poco, se construye a través del campesinado la Paz”, porque la Paz le pertenece a ellos.

El alcalde Gustavo Petro indicó que la construcción de una nación depende de la integración del área rural con la ciudadanía, y que al llegar ese día “podremos decir que se acabó el conflicto”.

Finalmente terminó sus palabras dirigiéndose al gobierno nacional y a la ciudad, deseando que ojala vean a la cumbre de mandatarios como lo que es, “una fuerza de obreros y obreras construyendo la Paz del país”.

Dentro de los discursos de los mandatarios, en los que se veía un claro reflejo de sus, se resaltaron las palabras del alcalde de Cienaga Magdalena, Luis Alberto Tete Samper, quien señaló que su “territorio ha sido víctima muchos años de la violencia”, pero que no sólo procedente de las Farc, el ELN, y por las AUC.

Tete Samper también recordó la masacre a la que fue sometida su región cuando “200 pescadores fueron asesinados por las AUC”, señalando que probablemente en ninguna otra región del país se ha visto una genocidio tan grande.

Por su parte el Gobernador del Cauca, Temístocles Ortega, convocó a una gran movilización por la Paz, y afirmó que “Tenemos una gran oportunidad para que sea la sociedad civil quien se apropie del proceso y los diálogos de paz”.

Además señaló que la reunión de Cumbre de Mandatarios por la Paz “es muy importante” y resaltó que “la construcción de la Paz debe ser un proceso de todas y de todos”.

Ortega también señaló que el balance de la jornada es muy positivo y aclaró que “nos compromete cada vez más”, imponiendo la necesidad diaria de gobierno, para involucrar el proceso de Paz como eje central para el desarrollo de todas las comunidades.

El gobernador del Caquetá, Víctor Isidro Ramírez, señaló que “este tipo de espacios permiten una visión concienzuda y una convergencia participativa de todo el territorio”, e hizo un llamado al gobierno nacional, para que la infraestructura de su departamento no sea más un objetivo militar.

“Desde esta mesa pido que se respete y se preserve la infraestructura vial para que no se altere la libre movilidad de los ciudadanos y la producción de los campesinos”, agregó Ramírez.

Para Iván Cepeda, Presidente de la Comisión de Paz, quien también se encontraba al lado de sus compañeros de mesa Joaquin Camelo y Ángela María Robledo, “es muy importante que sea en los territorios en los lugares donde ocurre el conflicto de manera más inclemente y álgida, donde se comiencen a producir hechos de participación ciudadana, y que sean los mandatarios locales quienes lideren estos procesos y quienes convoquen, por ejemplo, los consejos de paz regionales, departamentales, y municipales, para que no solamente lleguen propuestas a la mesa de negociación en Oslo y en La Habana, sino también que el proceso de Paz comience a echar raíces en las regiones, donde tiene que ocurrir”.

Cepeda además señaló que “este es un proceso que comienza y que es un buen inicio”, refiriéndose a la cumbre. Y resaltó que “es necesario entrar a materializar las instancias de participación y la forma en como se puede plasmar lo que el alcalde Petro llamó ‘impacto de Paz’.

“Creo que es necesario darle forma y contenido para poder pensar que sea desde los territorios que han padecido la guerra que se pueda llegar a este tipo de acuerdos”.

Finalmente un representante de la alcaldía de Sumapaz, clausuró el evento señalando que su comunidad, que también es parte de Colombia, “está cansada de esta guerra y tantos efectos negativos”.

De esa manera los mandatarios por la Paz cerraron la primera cumbre que se realiza en el país sobre este tema, y concertaron además de las propuestas, una mesa permanente de mandatarios por la Paz, para apoyar el proceso y asegurar que las regiones sean escuchadas.

En Florencia Caquetá se realizará la segunda versión de esta cumbre, que se resalta el derecho a convertir en realidad el artículo 22 de la Constitución Nacional, que asegura la paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento.

Esneyder Negrete - @esnegrete

Comunicador Social – Periodista egresado del Politécnico Grancolombiano de Bogotá, escribo sobre política, Derechos Humanos, conflicto armado, entre otros temas. Llevo cinco años vinculado a Confidencial Colombia.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Perdiste tu contraseña?

Lost Password