Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

¿Logrará el acueducto recoger las basuras de Bogotá?

Los órganos de control distrital aún no ven con buenos ojos la incursión de la Empresa de Acueducto para recoger las basuras de la capital. Posible detrimento patrimonial, falta de inclusión de los recicladores al sistema y celeridad en un proceso tan importante, son algunas de las denuncias y problemas que deberá superar la administración para concluir su épica batalla para que la EAAB sea la empresa recolectora de basura.

En el Concejo de Bogotá se alzaron las voces criticas sobre la administración distrital por la decisión de que sea la Empresa de Acueducto de Bogotá la que se encargue de recoger las basuras de la capital. Mientras que la Uaesp y el Distrito insisten en que sí se puede, los cabildantes y órganos de control advierten que no. La Contraloría Distrital teme que Bogotá podría sufrir un detrimento patrimonial de 80 mil millones de pesos por la soberbia de la entidad de seguir en su intención.

 

Anuncios

Como un mar de improvisaciones, dudas e incógnitas calificó la concejal del partido liberal María Victoria Vargas la propuesta del alcalde Gustavo Petro de que la Empresa de Agua y Alcantarillado de Bogotá, EAAB, empiece a recoger las basuras en la capital.

 

La funcionaria anunció que el Concejo de Bogotá fue el encargado de crear la Empresa distrital de Aseo y por tanto, sólo ese órgano puede cambiar el objeto social de la empresa para que pueda realizar la recolección de basuras.

 

Hace unos días Vargas denunció que  la EAAB se extralimitó en sus funciones al entrar a adicionar en su objeto la prestación del servicio de aseo.

 

“La ley 489 dice que la competencia que tiene la junta para modificar estatutos es solamente los internos, pero no los orgánicos, que son los que le toca al órgano de creación, y quien creó al acueducto como empresa industrial y comercial del Estado fue el Concejo”, denunció la cabildante.

 

La concejal asegura que para que la EAAB pueda adicionar al objeto social la recolección de basuras, “a debido venir un acuerdo por iniciativa del alcalde para efecto de estudiar la viabilidad o no, de entrar a que la empresa entre a realizar esa labor.”

 

Para Vargas, estos temas ya han sido controvertidos judicialmente.  “El Consejo de Estado ha fallado en reiteradas veces oportunidades en el sentido de que las juntas directivas de las empresas industriales y comerciales del estado como es el caso de la EAAB no tienen competencia para ampliar o modificar su objeto, sino es a partir del órgano que lo creó, en este caso el Concejo de Bogotá.”

 

Dicha acusación es ratificada por el Contralor Distrital Diego Medina. El funcionario advierte que “la decisión de la administración de ampliar el objeto de la EAAB por medio de una actuación de la junta directiva de la empresa, entra en una zona gris de competencias entre el concejo de la ciudad y la alcaldía mayor, toda vez que al ampliar la competencia de una entidad descentralizada por servicios a un objeto totalmente diferente al de la empresa se podría  estar modificando la estructura orgánica de la administración pública distrital.”

 

Y aseguró que las implicaciones demandan una gran inversión de recursos públicos que exige que los gestores fiscales y los servidores públicos tomen la decisión. “Lo que la Contraloría observa es una falta total y absoluta de planeación en el tema de recolección, barrido y limpieza de desechos sólidos. Toda la anualidad de 2012 estuvimos advirtiendo de la carencia de una política pública seria encaminada a este tema. El año se cierra con un anuncio: Cambiarán la competencia de la Unidad Administrativa Especial de servicios Públicos, Uaesp, al acueducto. Y estamos pidiéndo a la administración que explique la razón de ser de esa modificación”, señaló Ardila.

 

Para el contralor lo más importante es que en Bogotá exista una política pública seria  sobre el tema de la recolección de residuos solidos que no es cualquier tema, y con el que se pretende comprometer 80 mil millones de pesos del presupuesto público en la compra de los vehículos para la labor.”

 

Contrario a la posición del contralor y la concejal, el director (e) de la Uaesp, Henry Romero, aseguró que la entidad a su cargo no “cambiará de razón”, ya que su competencia es “diseñar las estrategias, planes  y programas para el manejo integral de residuos solidos, alumbrado público y servicios funerarios.”

 

El director de la Uaesp insistió en que lo que harán con la EAAB es contratarla, y debido a que la empresa realiza el recaudo de las basuras en la capital, no se “presentarán problemas”.

 

Por su parte, el concejal del partido verde Antonio Sanguino, afirmó que la ciudad perdió el control público del servicio de aseo, porque lo van a hacer sin que medie ningún contrato con el Distrito. “Lo grave de está decisión es que vamos a hacer una millonaria inversión de entrada para salir a competir en una guerra por las basuras de la ciudad con los operadores que ya tienen el mercado.”  ratificó Sanguino.

 

El cabildante Verde sugirió que lo que debe hacer la ciudad de manera “urgente” es “estructurar la licitación y entregar en concesión el servicio de aseo de los funcionarios a operadores públicos y privados garantizando rebajas de tarifa, e inclusión de la población recicladora como lo ordena la corte.”

 

El concejal. crítico de la administración también aseguró que la “ciudad no tiene tiempo para comprar los 400 camiones” que aseguró, va a adquirir la EAAB antes del 18 de diciembre para asegurar la recolección de la basura en la ciudad.  

 

Pese a lo dicho por los concejales y órganos de control el alcalde de la ciudad, Gustavo Petro,  ha asegurado que la administración ya cuenta con vehículos. “Los camiones recolectores de basura son de los bogotanos y no de los operadores”, afirmó el pasado 24 de octubre.

 

Sin embargo, un representante de las empresas dice que no existe clausula alguna que asegure eso, y que el asunto se resolvería en un tribunal de arbitramento.

 

“Esta situación se presenta tras la publicación del proceso contractual por 80 mil millones, para cumplir con compra de vehículos para  la gestión y operación del servicio público de aseo, a partir del 18 de diciembre de 2012”, aseguró la entidad.


Sanguino también afirmó que no va a haber tiempo para “contratar a 4000 operarios”, los necesarios para realizar el servicio. Y agregó que la empresa tampoco tiene “los parqueaderos para los camiones de basuras”, y esos parqueaderos deben ser especiales porque allí se desinfectan los camiones, “eso no es cualquier parqueadero y ni siquiera eso tiene la empresa de acueducto”.

 

Finalmente el concejal del partido verde dijo que si la Uaesp cede su función principal a la empresa de acueducto, lo mejor es “liquidarla”.

 

Sin embargo para el concejal de cambio radical Fernando López, la EAAB si puede prestar el servicio de recolección, ya que “el servicio público de aseo es una actividad conexa y complementaria a las labores desarrolladas para la prestación del servicio público de acueducto y alcantarillado por parte de la EAAB (Ley 142 Art 1 y 18)].”

 

Y “al ser una actividad conexa y no cambiar la naturaleza jurídica de la EAAB el procedimiento de la Junta Directiva se ajusta a la normatividad legal vigente”, señala el concejal. Pero tiene sus dudas respecto a la celeridad con al que se está haciendo el proceso.

 

Bajo estas mismas denuncias y sugerencias giraron las opiniones de los cabildantes que aseguraron que la entrada en vigencia de la operación de la EAAB como empresa recolectora de las basuras de la capital, le puede traer graves consecuencias a la ciudad, debido al alto grado de improvisación con el que se está realizando la operación.

 

Sin embargo el alcalde Gustavo Petro sigue en la firme tarea de implementar la función de la empresa de Acueducto y aseguró que “el 18 de diciembre habrá una guerra contra operadores privados por la basura”.

 

Los recicladores


La inclusión de los recicladores en el nuevo modelo de recolección de basuras es otro de los problemas más candentes que deba solucionar la administración distrital. A través del Auto 275 de 2011 de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico (CRA), se promueve la formalización y ayuda para conformar empresa por parte de la administración distrital a los recicladores de la ciudad.

 

Y a través de ese mismo Auto, la Corte Constitucional declaró que se “deberá establecer compromisos, cargas y obligaciones en cabeza de los recicladores para su adecuada normalización. Lo anterior, por cuanto la protección especial que merecen como sujetos en condiciones de vulnerabilidad no es obstáculo para disponer acciones de doble vía, dada la naturaleza del servicio público domiciliario y esencial del cual  participan.”

 

Por esa razón el alcalde Gustavo Petro ha realizado diferentes cabildos con los recicladores de la ciudad para poder convenir como será su inclusión en el nuevo modelo.

 

Según el director de la Uaesp, el acueducto recoge para el manejo de las basuras 26 mil millones de pesos. 3000 millones son dados al relleno sanitario ‘Doña Juana’, y 23 mil se dividen entre las diferentes empresas recolectoras de basura. Lime, Aseo Capital, Ciudad limpia y Atesa.

 

“Con el nuevo sistema, se repartirán 3000 millones para el relleno sanitario, 3000 millones para los recicladores y 20 mil para el acueducto”. El acueducto se encarga de la recolección del pago de los ciudadanos, “por eso la entrega de los pagos sería viable”, aseguró Romero.

 

El problema, es que “a los recicladores no los organiza nadie”, asegura el director. En Bogotá hay cerca de 14 mil millones de recicladores, con el presupuesto de los 3000 millones, cada recolector recibirá una suma cercana a los 220 mil pesos, una suma nada “despreciable”, asegura el director.

 

Sin embargo en el cabildo realizado en Kennedy el pasado miércoles 7 de noviembre, los recicladores denunciaron una mala administración de la Uaesp.  Señalaron  que a partir de esta entidad no se ha dado bien la información del plan de inclusión que se tiene para ellos. Además denunciaron que los lineamientos son ”muy técnicos”, y ningún funcionario se ha acercado a ellos a explicarles como se realizará correctamente. “De eso se aprovechan”, señalaron.

 

Para Helbert, vocero de la Asociación Colombiana de Recicladores, Asocore, las reuniones han sido buenas. La que se dio ayer en la Plaza de Bolívar, “fue muy buena porque se ha dado mucha participación”.

 

Aunque no se ha llegado a ningún acuerdo, muchos recicladores están contentos con las propuestas que les ha dado el alcalde.

 

Según Jorge Beltrán, funcionario de la Uaesp que ha trabajado desde hace mucho tiempo con la comunidad y es reconocido por ellos, en la reunión de ayer salieron criterios para los recicladores, los ancianos y los carreteros, que es un adelanto importante para fortalecer la actividad económica de este sector.

 

El próximo martes 13 de noviembre los recicladores se reunirán de nuevo con la administración distrital y seguirán su camino hacía el reconocimiento de sus labores.

 

Los recolectore sienten confianza en el alcalde por empujarlos hacía la movilización y la búsqueda de sus derechos. Se sienten respaldados por la administración. Aunque saben que aún hay muchas cosas por mejorar.

 

“Lo que se avecina es una dura batalla, que tiene como fecha el 18 de diciembre o ganamos  o seremos derrotados,  Para ello ustedes deben estar unidos y superar sus diferencias para generar junto a la Administración Distrital una agenda común en torno al tema. Ellos tienen el poder del dinero nosotros tenemos el poder de la movilización”, les dijo el alcalde.

 

“Queremos que las 14 mil familias que viven del reciclaje se organicen,  crezcan en el negocio para salir  de la pobreza, volverse socios del negocio del aseo.  Con esta herramienta y con nuestro programa de Basura Cero mejoraremos el nivel de vida de cada uno de ustedes aumentando sus ingresos y aprovechando los desechos para volverlos reciclables”, les ratificó el mandatario.

 

Por su parte la concejal María Victoria sostuvo “que el distrito no ha incluido ninguna de las acciones afirmativas que le otorgó la Corte Constitucional para la población recicladora. En el contrato que acabo de firmar la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos, Uaesp, con el acueducto. No encuentro una sola acción que favorezca a esta población.”

 

Y el cabildante Sanguino aseguró que “esta decisión que se ha dicho es para ayudar a los recicladores, al contrario, no le sirve, y es un favor gigantesco para los actuales operadores privados de aseo de la ciudad que se quedan a perpetuidad con el negocio mientras no hagamos licitación pública”.

 

Lo cierto es que a menos de un mes de entrar en vigencia la recolección de basuras por parte de la EAAB, los problemas que tendrá que superar la administración para lograr esta épica propuesta es gigante y  tendrá  que superar a sus contradictores en el distrito y el Estado.

 

Conseguir el apoyo de los recicladores de la ciudad, adquirir 400 camiones para la recolección, y lograr que los entes de control no arremetan contra la Uaesp, señalando que está evadiendo su principal función, serán algunos de los principales problemas que debe superar el distrito para que el 18 de diciembre Bogotá no se quede sin una entidad que recoja las basuras de la ciudad.