Le llegó el referendo al proceso de paz

Luego que el presidente Juan Manuel Santos radicara en el Congreso un proyecto de ley que permitirá a los colombianos decidir sobre los acuerdos que se debatan en La Habana a través de un referendo, varios senadores de la República dieron su punto de vista sobre esta nueva acción del Gobierno en torno a la futura firma de un acuerdo de paz. 

Después de una reunión en la Casa de Nariño, el presidente Santos, en compañía del ministro del Interior, Fernando Carrillo y el presidente del Senado, Juan Fernando Cristo, concibieron ratificar en el Congreso una iniciativa refrendadora para los diálogos de La Habana.

 

Para los senadores de la Mesa de Unidad Nacional, este nuevo paso en el proceso de paz demuestra el gran compromiso que el mandatario tiene con la firma de un acuerdo con las Farc. A su vez, parte de la oposición, específicamente el Polo Democrático, quiere conocer más a fondo el proyecto para poder dar su punto de vista. Esta colectividad ha estado de acuerdo con una salida dialogada del conflicto armado.

 

Por otra parte, el uribismo ya confirmó que se van a oponer radicalmente a este proyecto. La principal razón es el supuesto uso electoral para llegar más fuertes a los comicios del próximo año.

 

“Es una decisión política muy clara del presidente Santos de jugarse a fondo por la paz y ratificar que el interés del Gobierno es que el acuerdo que eventualmente se firme en La Habana, esté sometido siempre ha consideración del pueblo Colombiano. Esto es un mensaje claro de confianza en el éxito del proceso”, afirmó a Confidencial Colombia el líder liberal, Juan Fernando Cristo.

 

El artículo 2° del proyecto de ley impulsado por el Gobierno Santos, añade que se busca hacer el referendo en las mismas fechas de las elecciones  para Congreso y Presidencia.

 

Este fragmento despertó la preocupación del senador del partido de la U, Juan Carlos Vélez, quien aseguró que esta decisión “no es más que pasarse por delante las leyes de los mecanismos de participación ciudadana con un referendo que la ley prohíbe. Si esto llega pasar, la Registradora tendrá que preparase para ese propósito y creó que no tiene la capacidad para poder hacerlo”.

 

“Nosotros nos vamos a oponer radicalmente a ese proyecto de ley que no es más que una estrategia electorera del presidente Santos. Eso es pura ‘carreta’” añadió Vélez.

 

A su turno, Cristo precisó que “los opositores ya no saben que más inventarse para atravesarle palos a la rueda del proceso de paz. Si eso fuera así y si ellos, como lo pregonan, dicen que el proceso no tiene el respaldo de la opinión pública, no entiendo entonces cuál es el temor”.

 

Por otro lado, el senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, explicó: “El hecho que pasemos a la fase en la cual los ciudadanos van poder tener una participación activa en el proceso de paz, es un momento fundamental para la historia de Colombia.”

 

Cepeda resaltó que “si la iniciativa fue consensuada en la mesa de conversaciones de La Habana, que yo supongo que fue así, entonces hay darle la bienvenida”.   

 

El presidente Santos había sugerido que “ojalá el Polo suscriba y apoye este proyecto, porque sabemos que se han manifestado en favor del proceso de paz”. Momentos después, la presidenta del Polo Democrático, Clara López, solicitó  mediante un comunicado una reunión con el Jefe de Estado para conocer de primera mano los alcances de esta iniciativa.