Actualidad

Las opciones de James en este mercado invernal

Publicidad

 

Las palabras de James tras la final del Mundial de Clubes han dado un giro radical a su futuro. En el Real Madrid están muy molestos con la reacción y pedirán al jugador que presente una oferta por el valor que costó si quiere irse. Varios grandes de Europa han mostrado su interés en los últimos meses y James tiene siete días para decidirse.

Las palabras de James tras la final del Mundial de Clubes han sacudido el Bernabéu. Su reacción no se la esperaba nadie en el conjunto blanco. James no jugó ni un minuto en la final contra Kashima y no pudo contener la rabia en la rueda de prensa posterior donde se sinceró desesperado por el desprecio al que le está sometiendo su técnico Zidane. “No puedo asegurar que siga, tengo ofertas y siete días para pensar”, estalló en la zona mixta.

 

Su confesión ha supuesto un incendio en el Real Madrid justo antes de irse de vacaciones. En el club daban por hecho que se cumpliría lo solicitado por Zidane: “Nadie se irá en este mercado de invierno”. James era uno de los referidos por Zidane en este sentido. El técnico galo no quiere que se vaya ni uno solo de la plantilla para afrontar el tramo decisivo de la temporada con el máximo de efectivos.

 

Pero las palabras de James han dado un giro total al asunto. En el Bernabéu están muy molestos con la reacción del jugador, del que esperaban que podría haber realizado ese comentario directamente con el club y el cuerpo técnico. La intención de James fue premeditada. Buscaba un altavoz para mostrar su disgusto y utilizó a los medios para lanzar un ultimatum a la directiva. Se equivocó en las formas y eso puede traer repercusiones. James puede estar en toda su razón de reivindicar su importancia en el esquema pero, si algo se ha comprobado en las anteriores rajadas del jugador, es que no le hacen ningún favor.

 

El Real Madrid escuchará las ofertas que lleguen por el colombiano, pero no aceptará un precio menor a los 80 millones. Está en una posición privilegiada y puede aguantar lo que haga falta hasta que llegue la proposición. El que no puede decir lo mismo es James, que depende de esta oferta para salir y que puede sufrir un calvario aún mayor si se queda en el Madrid y no arregla su asunto con Zidane.

 

Publicidad

James se pensara estos días qué decisión tomar y conversará con el club para hallar una solución. El objetivo es empezar en enero con el futuro definido. Sus opciones de salida pasan por cuatro clubes: PSG, Manchester United, Juventus e Inter de Milán. Son los conjuntos que más interés han mostrado por él hasta el momento.

 

Desde Italia es donde más fuerza hacen para llevárselo. El Real Madrid y James rechazaron una oferta de 85 millones del Inter por él en el pasado verano europeo. James prefirió seguir en el Madrid y luchar “para triunfar de blanco”, aunque también le pudo echar para atrás la falta de aspiraciones del conjunto nerazurro en estos momentos. Los italianos disponen de liquidez para lanzarse a por cualquier objetivo y trabajan un plan interesante de cara a futuro, pero su presente es un tanto oscuro.

 

La Juventus es el otro equipo transalpino que también ha sonado en los últimos meses como destino. El pasado junio existió una visita secreta de James al club, donde conoció todas las instalaciones y la propuesta de los bianconeros. El cucuteño quedó encantado con el tratamiento que le brindaron. En este caso sí que estaríamos hablando de un con un plan serio a presente y futuro.

 

Manchester United se unió a este grupo en las últimas semanas. En Inglaterra especularon con un posible trueque Martial-James, algo que parece poco probable. Pero Mourinho no le quita ojo al colombiano y podría acudir a su talento para levantar el proyecto que no ha terminado de arrancar en este inicio regular. En este paquete también entra el PSG, que podría estar pensándose en dar salida a su estrella Di María y podría buscar en James a su sustituto. Aunque en el fin de semana se hablaba de una última rocambolesca carambola que podría terminar con James en el Chelsea. Los blues venderían a Óscar a la liga china -tiene una oferta para ser el mejor pagado del mundo- y James llegaría para coger su puesto.

 

 

Publicidad
Previous ArticleNext Article