Las movidas de Santos

Este fue un año lleno de polémica y contrastes nunca antes vistos si de política se trata, la campaña presidencial estuvo marcada por escándalos entre el santismo y el uribismo que hicieron que el ámbito nacional e internacional la catalogara como la más sucia de todos los tiempos. Juan Manuel Santos fue el gran protagonista y hoy Confidencial Colombia recopila las jugadas más importantes del Jefe de Estado en el año que termina.

Una sufrida reelección




Esta es sin duda la movida más importante del año de Santos. Después de empezar una campaña casi segura por la reelección cuando se presumía que el candidato uribista sería su primo Pacho Santos y cuando aún los demás partidos no habían decidido aún a sus candidatos o estos no arracanban con fuerza todavía, el camino se pondría algo espinoso.

 

Cuando la convención uribista decidió finalmente a Óscar Iván Zuluaga como su candidato y en los últimos meses de campaña este empezó a subir en las encuestas, el camino de Santos se complicó.

 

Su caballo de batalla y principal bandera de campaña fue el proceso de paz que su gobierno adelanta con las Farc desde el 2012. Pero el uribismo supo cómo contrarrestar su campaña de esperanza flaqueando su principal argumento y haciendo de su pilar la impunidad de dicho proceso de paz. El Centro Democrático con Álvaro Uribe como jefe de debate peleaba por un proceso de paz con condiciones para la guerrilla, siendo este el principal argumento en el discurso de Zuluaga.

 

Un discurso que le sirvió para convencer a millones de colombianos llegando al punto de ganar la primera vuelta presidencial. Luego vinieron los escándalos, los debates que cruzaban la línea del respeto para ofenderse el uno al otro. “Con usted no se puede ser respetuoso” decía Óscar Iván, “Óscar Iván, serénese. Usted le está aprendiendo las mañas a su jefe” decía Juan Manuel.

 

Las chuzadas al proceso de paz por parte de funcionarios de la campaña del Centro Democrático fue el siguiente paso en falso que tal vez le ayudó un poco al Presidente gracias al cuestionamiento y rechazo que le generó este hecho al candidato uribista, que se contradijo en contadas ocasiones cuando trató de dar explicaciones al respecto.

 

Fue así que después de una campaña polarizada en la que el resto de candidatos no pudieron hacer mayor cosa ante las fuerzas del uribismo y el santismo, Juan Manuel Santos logró la mayor coalición para la segunda vuelta electoral generando un movimiento anti Uribe.

 

Sectores opositores como el Polo Democrático y la Alianza Verde se adhirieron a su campaña con tal de que el uribismo no llegara de nuevo al poder y finalmente con un 5% de diferencia ganó la segunda vuelta y se quedó con la presidencia que corrió el gran reisgo de perder.

 

Fue una campaña que el país seguramente no olvidará y una movida que Santos supo ganar pues el Presidente supo aprovechar muy bien el recurso de la reelección del que después aseguraría que no es saludable para la política del país.

 

 

La arriesgada suspensión de los diálogos de paz en la Habana    


 

Luego de que por primera vez en medio siglo de conflicto las Farc secuestraran a un General de las FF.MM el Presidente no dudo en suspender las conversaciones de paz en la mesa de la Habana el pasado 17 de noviembre. Fue uno de los sucesos más críticos del año y por supuesto del mismo proceso que en dos años que ha estado vigente nunca habían sido suspendidos por ninguna de las dos partes.

 

Juan Manuel Santos exigió a las Farc la liberación de 5 secuestrados en su poder para continuar con los diálogos de paz que corrienron el gran riesgo de romperse. Sin embargo la presión que ejerció el Gobierno sobre el grupo guerrillero para la liberación del Birgadier Rubén Darío Alzate, sus dos acompañantes y dos soldados secuestrados días antes fue efectiva y las conversaciones se reanudaron una vez estas personas recuperaron su libertad.

 

Hoy el proceso de paz ha avanzado significativamente con la firma de tres de los cinco acuerdos pactados en la agenda y el más reciente cese de fuego indefinido unilateral de las Farc desde el pasado sábado 20 de diciembre. El Gobierno y el país esperan que el 2015 sea el año de la firma del acuerdo que de fin a 50 años de conflicto.

 

La gira por el posconflicto


 

Claramente la paz ha sido la prioridad del Gobierno Santos desde que en noviembre del 2012 desde Noruega se anunciara el incicio de un nuevo proceso de paz con las Farc. Uno de los movimientos importantes del Presidente al respecto ha sido poner al tanto a la comunidad internacional del estado de las negociaciones para lograr el mayor respaldo posible.

 

Fue así como el pasado mes de noviembre Juan Manuel Santos emprendió una gira por seis países del viejo continente para empezar a buscar las elevadas cifras para el posconflicto. “Voy a visitar seis jefes de Estado para convencerlos y pedirles que me ayuden a crear un fondo a través de la comisión de la Unión Europea para financiar el posconflicto, una especie de Plan Marshall” fueron sus palabras en el momento que anuncio el pretencioso viaje.

 

España, Bélgica, Alemania, Francia, Reino Unido y Portugal fueron los objetivos del Presidente y aunque sólo consiguió una promesa de crédito que no sería superior a 150 millones de euros entre 2015  y 2016, oferta hecha por Alemania, el resto de países ratificaron su apoyo y compromiso con el proceso de paz que adelanta el Gobierno colombiano.

 

El costo del posconflicto de darse la firma del proceso de paz es uno de los puntos más difíciles que tendrá que dar el país y para eso es necesario el mayor apoyo económico que se pueda lograr. Esta es la razón que hace de esta una de las movidas más importantes del presidente en el año.

 

La intervención por Cuba en Harvard



El diálogo entre los Estados Unidos y Cuba para reestablecer sus relaciones diplomáticas después de más de 50 años es el hecho más relevante en la política internacional en los últimos años y fue uno de los sucesos de los que el presidente Santos no estuvo exento.

 

Varias fueron las veces que varias personalidades que durante el año le sugirieron a Estados Unidos estudiar sus relaciones con Cuba y sobretodo el tema de levantar el bloqueo económico, comercial y financiero al que el gobierno estadounidense ha sometido a la isla durante todo este tiempo.  

 

Una de esas fue protagonizada por el mandatario colombiano quien habló de las relaciones de los dos países en un conversatorio en la Universidad de Harvard en el marco de la cumbre internacional de la ONU que este año se propuso hablar de cambio climático.

 

Ante empresarios y académicos de la prestigiosa Universidas, el Jefe de Estado aseguró en su momento “tengo fe de que Estados Unidos EUU y Cuba pueden llegar a una relación de trabajo que permita a Estados Unidos levantar el embargo, que desde mi punto de vista ha fallado”.

 

Muchos en ese momento lo interpretaron como la manera de devolverle algo a Cuba de lo que ha ayudado a Colombia siendo garante y sede principal de las conversaciones de paz. Pero lo cierto es que el presidente Santos fue una de las voces que con sus palabras en Harvard anticipó algo de lo que sería el acontecimiento internacional del año.

 

El polémico papel en la destitución de Petro

 

 

El presidente Santos estuvo en una de las peores encrucijadas cuando tuvo que dar cumplimiento a la decisión de la Procuraduría General de la Nación de destituir al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro Urrego.

 

El Jefe de Estado constantemente aclaró que estaba obligado a acatar las órdenes de la Constitución, pero la fuerza política que representa Gustavo Petro también parecía ser una de sus fichas para la reelección, por lo que esta decisión se convirtió en un arma de doble filo.

 

Finalmente, después de ratificar su destitución y ser duramente criticado por cumplir la orden del Procurador, Juan Manuel Santos restituyó el 23 de abril al Alcalde de la capital, luego que el Tribunal Superior de Bogotá ordenara que se le reintegrara en su cargo, y así sumó una fuerza más a su reelección.

 

Inicio de diálogos de paz con el ELN


 

A tan solo cinco días de la segunda vuelta presidencial, el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos anunció el inicio de una fase exploratoria de conversaciones de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln).

 

En lo que muchos consideraron una estrategia política por el momento en el que se decidió hacer el anuncio, el Eln se convirtió en la segunda fuerza insurgente en el país, después de las Farc, que mantiene acercamientos con el Gobierno para el fin del conflicto.

 

La reforma tributaria


 

El presidente Juan Manuel Santos sancionó el documento de la Reforma Tributaria recientemente aprobado en el Congreso de la República que empezará a regir a partir del primero de enero de 2015.

 

El Jefe de Estado agradeció a los empresarios que conjuntamente con el Gobierno acordaron la distribución de las cargas impositivas como el impuesto a la riqueza, el CREE y otras obligaciones que deberán asumir los grandes patrimonios a partir del primero de enero de 2015.

 

Sin embargo esta reforma es criticada por varios analistas y la oposición fuertemente, pues según ellos afectará sobre todo a la clase media.

 

La reforma mantiene el Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF) en cuatro por mil hasta el 2018, crea el Impuesto a la Riqueza y establece una sobretasa de 3% al CREE.  El impuesto a la riqueza deberá ser pagado por personas y empresas que tengan patrimonios líquidos superiores a $1.000 millones.

 

Así mismo, se establece la creación de una comisión para analizar el régimen tributario de las entidades sin ánimo de lucro y proponer reformas al mismo para combatir la evasión.

 

El uribismo anunció una demanda a la reforma tributaria por medio de Iván Duque uno de los más fuertes opositores que ha tenido la iniciativa en el Legislativo por considerar que más que una reforma, el proyecto es “una ley de financiamiento para tapar el hueco fiscal en la vigencia del 2015”.

 

“El Centro Democrático demandará la Reforma Tributaria aprobada por el Congreso de la República considerándola inconstitucional, pues es una violación flagrante al artículo 347 de la Carta Política que defiende el principio de anualidad para las leyes de financiamiento”, advirtió el senador uribista.

 

10.000 becas universitarias


 

Uno de los anuncios más importantes en materia de educación fue la que hizo en una alocución el presidente Juan Manuel Santos en octubre cuando anunció que se otorgarían 10mil becas para los mejores bachilleres del país, de acuerdo con los resultados del Icfes, que no cuenten con los recursos necesarios para acceder a la educación superior.

“Queremos premiar a los mejores y demostrar que ser pilo en Colombia si vale la pena”, aseguró el Jefe de Estado en su momento.

El presidente Santos anunció que a través del programa se pagará el total de la matricula anual en las 33 mejores universidades del país que se han acreditado de alta calidad, así como se entregarán subsidios de sostenimiento, que permitan a los jóvenes subsidiarse los costos educativos adicionales.  

 

Sin embargo el proceso ya ha presentado varias trabas pues inicialmente las becas serían entregadas el 10 de octubre y eso no ha pasado aún, el último plazo para presentarse para obtener el beneficio se extendió hasta el pasado 11 de noviembre. Habrá que ver en qué termina el proceso.