Las jugadas de Pachón y la CUT

Las centrales obreras respaldarán la movilización campesina y le pedirán a la administración del presidente Santos que responda al pliegue de puntos base instalado por varios sectores del campesinado. Y a su vez, César Pachon responde a la polémica de que gracias a un trino suyo se suspendió la negociación.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) dio anuncios sobre su adhesión al paro campesino que se adelanta en el territorio nacional y reiteró de manera categórica que el Gobierno debe responder con prontitud a los requerimientos de los campesinos.

 

Anuncios

En efecto, Luis Alejandro Pedraza, presidente del organismo, explicó en medios nacionales que los sindicatos apoyarán la movilización campesina y resaltó que la celeridad con la que actué la administración del presidente Juan Manuel Santos tiene que ser real.

 

“Estamos pidiendo al Gobierno que responda con eficacia a los pliegos que han formulado los sectores del agro. Respetamos la autonomía y naturaleza de las organizaciones campesinas”, dijo Pedraza.

 

El anuncio se da luego de que el pasado 28 de abril, la CUT le enviara una carta al jefe de Estado enumerándole uno por uno los acuerdos firmados que hasta el momento han sido incumplidos.

 

Este documento destaca el subsidio al precio del café, el PIC, la polémica en torno a lo pactado con los caficultores de Pereira y Nieva. En Tunja con agricultores de clima frío y lecheros; en Villavicencio con arroceros; por su parte en Bogotá con cacaoteros y, en múltiples reuniones, con paneleros.

 

“El Ejecutivo ha pretendido, por todos los medios, pregonar que los ha cumplido en un alto porcentaje. Eso no coincide con la realidad”, enuncia la carta firmada por ocho dignidades cafeteras.

 

A esta situación se suma la suspensión de la negociación entre el campesinado y el Gobierno, por cuenta de la ausencia del ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde en la reunión del miércoles, dicen los campesinos.

 

“Si hubieran tenido interés, estarían acá los ministros, o el presidente Santos, pero vemos que el agro no les interesa”, aseveró el representante de Diginidad Agropecuaria, César Pachon.

 

En respuesta, Lizarralde indicó que no logró asistir a la reunión por cuestiones de logística, pues tuvo que dirigirse al municipio de Berlín, en Santander, a “desactivar una situación de orden público compleja con campesinos. Hay quienes están interesados en generar mal ambiente”.

 

En seguida anotó “que los diálogos están cerrados. Si las dignidades respetan el orden y no hay bloqueos, no hay problema en volvernos a sentar. Ellos tendrán que manifestarse en ese sentido”.

 

Bajo este marco, la CUT junto a Dignidades Agropecuarias, marcharán este jueves en Bogotá y las principales ciudades del país con motivo del Día Internacional del Trabajo. Asimismo fue convocado un ‘cacerolazo’ en la capital por iniciativa de Pachon,  a quien también lo responsabilizan de haber ocasionado la suspensión de la negociación en su tercer día.

 

Efectivamente, según informa el portal web de El Tiempo, un trino de César Pachón en  que al parecer incita a las vías de hecho en Boyacá, causó que el viceministro de Agricultura, Hernán Román, anunciara la interrupción de la mesa de negociación.

 

“Fuimos informados de algunas situaciones que se estaban presentando en las vías, con desórdenes y de alguna manera impidiendo el libre tránsito. Eso nos llevó a tomar la decisión de parar la negociación, teniendo en cuenta los acuerdos que teníamos sobre la mesa, es decir, que habría diálogo en la medida en que no se presentaran situaciones de hecho”, esgrimió Román.

 

Pachon respondió con una serie de trinos en los que le lanza la pelota al Gobierno y tilda de “mentiroso” al Ministro de Agricultura.

 

 

La jornada de protestas se ha desarrollado – en la mayor parte- pacíficamente. En materia de orden público se registran bloqueos de campesinos en el Huila, Arauca y Santander, puntos de mayor concentración de las movilizaciones. Cifras oficiales divulgadas por las autoridades señalan la captura de 14 personas por obstrucción de vía pública (5 en Norte de Santander, 4 en Tolima, 2 en Casanare, 1 en Boyacá, 1 en Huila y 1 en Cundinamarca).