Coronavirus: las horas más difíciles ante la gran decisión de Duque

Confidencial Colombia. Todo lo que pasa en el mundo en los últimos meses no tiene precedentes. Al menos en el mundo contemporáneo. El coronavirus ha ido golpeando como un castillo de naipes país tras país desde enero. Sin piedad, una idea clara de como combatir al microscópico enemigos salvo con la experiencia de los errores de los anteriores. Primero fue China, luego Europa, y ahora llegó a América casi con milimétrica semejanza que en sus anteriores apariciones.

Según ha podido saber Confidencial Colombia de fuentes cercanas al presidente Iván Duque, desde la Casa de Nariño han seguido con gran atención la crisis sanitaria desde sus primeros pasos en Wuhan, allá desde los primeros días de enero. Las alarmas se fueron encendiéndose cada vez con alertas más grandes a medida de que en China se venía todo abajo en cuestión de días. Tras negar la alerta sanitaria el mundo, la ‘pequeña’ capital de la provincia de Hubei, vió su gran apocalipsis viendo como decenas de miles de personas se infectaban y unas miles (según datos oficiales chinos) morían.

Facilidad en el contagio

A partir de ese momento en Colombia se activó un protocolo diario de seguimiento de la crisis, que vio como a finales de enero el virus llegaba a Europa para golpear especialmente a Italia. Mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) alertaba del riesgo de Pandemia mundial, España, puerta de Europa a Latinoamérica, y con 600.000 colombianos viviendo allí, a mediados de febrero, nadie dudaba en el entorno del presidente que el problema iba a ser muy grave. En España, el caos llegó a partir de marzo y Colombia ya había tomados sus decisiones preventivas. No podía ser que Colombia cometiera los mismos errores que los europeos, especialmente teniendo mucha más información. Se sabe que se contagia fácilmente, de persona a persona y de contacto con superficie. También sabemos ya que el 80% aproximadamente no lo sentirá o será leve… pero sobre todo sabemos que su índice de mortalidad al no tener vacunas es muy alto, más de 100 veces el de la gripa común.

Anuncios

Más información sobre el coronavirus

El coronavirus llega a Colombia

Las últimas tres semanas, desde el Gobierno y demás entidades públicas no se ha hecho otra cosa que preparar la llegada, el primer contagio fue en Bogotá el 4 de marzo. Desde entonces han ido cayendo como gotas diarias medidas restrictivas para evitar que se dispare el número de contagios (limitaciones a los visitantes y extranjeros, cierre de colegios, cierre de fronteras, simulacros…) hasta que llegó el gran día en el que, de manera inédita en la historia, el presidente echó el cerrojo al país. Una decisión durísima que condena a todos a la incertidumbre y a unos cuantos millones a no saber como ni qué comer.

Iván Duque no estaba seguro de tomarla tan rápido, el mismo día que Uribe y Petro se pusieron de acuerdo por primera vez en algo, y que buena parte del país exigía medidas dura, dio un sorprendente pronunciamiento rodeado de expertos en el que justificaba su decisión. Confidencial Colombia supo de fuentes cercanas al presidente, que en las horas previas Duque habló con asesores, alto dirigentes del estado y expertos para dar el paso adelante. Su decisión más difícil. Su gran apuesta para vencer al enemigo… no hay de momento plan B que encerrarse en casa juiciosos, así como lo han hecho en todas las partes del mundo.