Actualidad

Las Farc responderán por sus víctimas

Publicidad

Desde La Habana, Cuba, la delegación de paz de las Farc emitió un comunicado en el que se compromete a reconocer a las víctimas del conflicto armado en el país y a asumir la responsabilidad que le corresponda en las afectaciones a la población civil. 

Este 30 de octubre la delegación de paz de las Farc en la mesa de diálogos que se lleva a cabo entre el Gobierno Nacional y ese grupo insurgente en La Habana, Cuba, emitió un comunicado con dos iniciativas que corresponden al punto “4 de Responsabilidad sistémica y responsabilidades múltiples” respecto a las víctimas del conflicto colombiano. Este comunicado, leído por el jefe guerrillero, alias Pablo Atrato es un paso adelante en el reconocimiento de la población civil afectada por la guerra que cumple más de medio siglo en el país.

 

Las iniciativas fueron identificadas con los ordinales 9 y 10 del punto 4. El 4.9. es el que se refiere a la responsabilidad guerrillera. En este ordinal las Farc se definen como “fuerza político-militar beligerante en el conflicto social y armado” que se presenta desde hace más de 50 años en el país. Además, reconocen que sus acciones bélicas pueden haber tenido consecuencias en la población civil por lo cual asumen su responsabilidad en lo que les “concierna”.

 

Aclaran que la población colombiana no ha sido “ni blanco principal ni blanco secundario de las acciones defensivas u ofensivas” del grupo guerrillero y que no hay una directriz que busque victimizar sistemáticamente a ese grupo poblacional.

 

Además, equiparan esos errores con los que puedan cometer las distintas fuerzas armadas estatales de acuerdo al derecho público. Utilizan las categorías “como exceso de fuerza; error involuntario, o consecuencias no previstas en circunstancias de guerra”.

 

Se comprometen a participar en la definición de un marco normativo y político que permita encontrar esas responsabilidades teniendo en cuenta las particularidades del conflicto armado colombiano. Además, introducen un tema poco conocido y extendido en las consideraciones sobre l a guerra que sufre el país y es el de una “juridicidad guerrillera”. De esta manera se estarían poniendo en un primer plano los reglamentos internos y los procesos o “juicios revolucionarios” con que este tipo de grupos armados disciplinan a sus integrantes.

Publicidad

 

Es así como explican en el comunicado que toda vez que hubieran sido cometidos excesos en contra de la población civil de manera intencional “hemos actuado consecuentemente y adoptado medidas sancionadoras contra los responsables”.

 

El comunicado cierra con el punto 4.10 acerca de la relevancia y necesidad de las comisiones histórica y de esclarecimiento, memoria y no repetición con el fin de que se establezcan las responsabilidades específicas de las partes en el conflicto y que con esto se garantice la no repetición de estas afectaciones a la población civil.

 

Este comunicado es un paso adelante en la búsqueda del reconocimiento de las víctimas en el país y la búsqueda de una reparación y rescate de la memoria de lo que ha sido el conflicto para la población civil del país.

 

Este es el comunicado completo:

 

La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, octubre 30 de 2014

 
En desarrollo de las propuestas mínimas sobre Derechos integrales de las víctimas para la paz y la reconciliación nacional, las FARC-EP presentan las iniciativas 9 y 10 alusivas al punto 4 de Responsabilidad sistémica y responsabilidades múltiples, frente a las víctimas del conflicto:
 
4.9. Reconocimiento de la responsabilidad guerrillera. Como fuerza político- militar beligerante en el conflicto social y armado desarrollado en Colombia desde hace más de 50 años, es evidente que hemos intervenido de manera activa y hemos impactado al adversario y de alguna manera afectado a la población que ha vivido inmersa en la guerra. Nos hacemos expresamente responsables de todos y cada uno de los actos de guerra ejecutados por nuestras unidades conforme a las órdenes e instrucciones impartidas por nuestro mando y asumimos sus derivaciones. Somos conscientes de que no siempre los resultados de nuestras acciones han sido los previstos o esperados por las FARC-EP, y asumimos sus consecuencias como no puede ser de otra manera. Las FARC-EP asumiremos responsabilidad en lo que nos concierna.
 
a. La población no ha sido, ni blanco principal ni blanco secundario de las acciones defensivas u ofensivas de nuestras estructuras armadas, es decir, nunca ha existido en las FARC EP una política de determinación subjetiva para la victimización sistemática y deliberada contra la población. Reconocemos explícitamente que nuestro accionar ha afectado a civiles en diferentes momentos y circunstancias a lo largo de la contienda, que al prolongarse ha generado mayores y múltiples impactos, pero jamás como parte de nuestra razón de ser.
 
b. Algunas de estas afectaciones las definimos y nominamos en los mismos términos con los que el derecho público estatal en diversos países califica o pondera algunos actos de guerra de la fuerza militar del Estado, como exceso de fuerza; error involuntario, o consecuencias no previstas en circunstancias de guerra.
 
c. Reiteramos nuestro compromiso explícito con los principios acordados por las Partes para definir el marco normativo y político de las responsabilidades, esto es, el Derecho internacional de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario, teniendo en cuenta las particularidades de los conflictos armados internos, del conflicto colombiano y la existencia de una juridicidad guerrillera.
 
d. En los casos en los que incumpliendo nuestra normativa interna, miembros de la insurgencia han causado daños intencionadamente a la población civil, siempre hemos actuado consecuentemente y adoptado medidas sancionadoras contra los responsables.
 
4.10. Importancia de la “Comisión histórica del conflicto y sus víctimas” y de la “Comisión de esclarecimiento, memoria y no repetición” para la definición de responsabilidades. Reconocemos en los resultados de la “Comisión histórica del conflicto y sus víctimas” el marco contextual, de referencia y de análisis para avanzar en la definición de las responsabilidades frente a las víctimas del conflicto. 
 
Su trabajo constituye insumo fundamental para la Comisión de esclarecimiento memoria y no repetición, que deberá formular según su mandato, entre otras, conclusiones definitivas sobre responsabilidades frente a procesos y hechos concretos que a lo largo de la confrontación generaron las innumerables víctimas del conflicto. Nos sentimos comprometidos con los resultados de estas Comisiones, y exhortamos a que éstos tengan carácter vinculante para las Partes, partiendo del reconocimiento que hiciera el Presidente Juan Manuel Santos ante la Corte Constitucional cuando expresó: El Estado colombiano ha sido responsable, en algunos casos por omisión, en otros casos por acción directa de algunos agentes del Estado, de graves violaciones a los derechos humanos e infracciones al DIH ocurridas a lo largo de estos 50 años de conflicto armado interno.
 
DELEGACIÓN DE PAZ DE LAS FARC-EP
Publicidad
Previous ArticleNext Article