Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

“Las Farc están ordeñando a Santos”

El exvicepresidente se mostró confiado en que será el vencedor de la consulta interna del Centro Democrático. Dejó en claro que no tiene ‘Plan B’ si no llega a ser el candidato del uribismo, porque su único plan es derrotar al Presidente Juan Manuel Santos. Aseguró que seguirá dedicado en demostrar que el gobierno es ‘toda una puesta en escena’ que está afectando al país.

Francisco Santos capitaliza cada uno de los ataques que ahora hace con frecuencia su primo hermano, el Presidente Juan Manuel Santos, logrando que hasta los medios internacionales proyecten las elecciones de 2014 como ‘Santos vs Santos’. Además de ello, haber sido Vicepresidente de la República durante los ocho años de Álvaro Uribe Vélez y haber tenido en sus manos el poder de ser director de un medio de comunicación, le han dado  la ventaja en las encuestas frente a sus compañeros del Centro Democrático.


Anuncios

Reconoce que lo más difícil de esa carrera por la Presidencia es la financiación de la campaña, convirtiendo los prestamos bancarios y  sus amigos en los mejor aliados, ya que prácticamente anda del cuello.


En entrevista con Confidencial Colombia habló sobre el evidente distanciamiento con su primo hermano doble, dejando en claro que no va a caer en la trampa de la ‘puñalada trapera’ y que va a dar la pelea ‘desnudando’ el mal gobierno de Santos. Insiste en que el Proceso de paz en la Habana, Cuba, es un fracaso y que esa guerrilla está ‘ordeñando’ al jefe de Estado aprovechándose de las elecciones.


Confidencial Colombia: ¿El Presidente Juan Manuel Santos y las Farc sí firmarán la paz pronto? ¿Si usted llega a ser Presidente continuaría con la negociación?


Francisco Santos: Estoy seguro que van a firmar algo, estoy seguro de que las Farc van a tratar de llevar esto hasta febrero o marzo, hasta el mes más posible para sacarle la mayor rentabilidad y ordeñar al Presidente Santos. Van a tratar de “extorsionarlo” con el proceso de paz para sacarle las mayores ventajas posibles, no me cabe la menor duda de que esto será así.


Depende de lo que se firme yo lo continuaría o no. Lo que sí tengo completamente claro es que para continuarlo, voy a exigir cese de hostilidades unilateral, con concentración de tropas para las Farc. Si no se da ese paso yo no continúo el proceso.


C.C: ¿Reglamentaría el Marco Legal Para La Paz?


F.S: Lo haría con dos temas fundamentales. Primero, que no puede haber cese de procedimientos, que tiene que haber todo un proceso de verdad.

Segundo, que todos los líderes que han cometido las atrocidades tendrían que pagar por sus crímenes y no podrían ir al Congreso. De ahí pa’ lante los que no hayan cometido esos delitos tendrían posibilidad de entrar en política, que es lo que hemos dicho desde siempre, pero que habría que reglamentarlo.


Yo no entiendo porqué hicieron un Marco Para la paz, si la Ley de Justicia y Paz con unas reformitas habría servido. Esa ley genera un espectro lo suficientemente amplio que hubiera permitido un proceso con las Farc.


Entendemos que las Farc dicen “como no nos derrotaron, ponemos nosotros las condiciones”, yo creo que ahí se equivocó el Presidente Santos porque le faltaron 3 o 4 añitos de darles garrote para llevarlos a la mesa de negociación donde hubieran aceptado esas condiciones.


Yo he sido un hombre que apoya la paz. Un sector de la sociedad nos ve como enemigos de la paz, pero es un sector que cree que la violencia armada se justifica. Nosotros no somos enemigos de la paz, nosotros somos enemigos de una paz con impunidad y sin víctimas.


El Presidente Santos quemó muchos puentes, recordando al filósofo John Elster que tiene un libro que se llama “Quemando los Puentes”, decisiones que usted toma en la vida económica,  política y social que no permiten reversa y el presidente Santos hizo eso con el presidente Uribe.


Pelea de primos



C.C: El Presidente Santos ya empezó un ataque directo a usted, sobre todo descalificándolo y haciendo referencia a su incapacidad para gobernar. Como dijo en la entrevista con Caracol Radio y Noticias RCN, “imagínese a este país gobernado por Pachito Santos”, ¿qué le responde?


F. S: Yo le contestaría “imagínese cuatro años más de Juan Manuel”, de debilidad frente a las Farc, de entrega de soberanía frente a Nicaragua, de políticos llenándose los bolsillos a manos llenas de contratos y burocracia, de gasto publico absolutamente desbordado por cuenta de los lujos y por cuenta del mal gasto, en fin, que nos podemos imaginar cuatro años más y esto sería un desastre.


Cuando uno habla de imaginarse, pues hombre, yo tengo una trayectoria en País Libre, de las marchas, del mandato, del ‘No Más’ y una trayectoria de estar con las víctimas y eso, me hace distinto a él, que ha sido un político de círculos cerrados, un político de acuerdos debajo de la mesa y de ese tipo de política tradicional.


Yo soy un hijo de la violencia, a mi la violencia me marcó, fue lo queme llevó a estar donde estoy. Me recorrí el país, conozco a Colombia y soy cercano con los ciudadanos entonces a mi no me da miedo colocar mi record como Vicepresidente de la República, pero obviamente la estrategia de Santos es descalificar.


C.C: ¿Cómo explicarle al país que dos personas que llevan la misma sangre se ataquen de esa manera? 


F. S: Yo no he ofendido ni una sola vez al Presidente Santos. Yo vengo detrás de políticas, he discutido con cifras, he atacado al Gobierno y sus ejecutorías. Jamás me he metido ni con el Presidente ni con su familia y jamás lo haré.


Eso es problema de él. Yo solo le puedo pedir que se calme, que se serene y que entienda que la política es de cifras y no de rencillas personales.


Yo creo que el Presidente queda muy mal ante la sociedad. En uno de los casos, no sólo ofende a decenas de miles de colombianos que sufren de una enfermedad gravísima (Sida del Alma), si no que da un ejemplo que no es. Por eso yo jamás voy a caer en eso, porque yo creo que un debate electoral amerita es un debate de ideas y de propuestas.  No voy a caer en el barro de la puñalada trapera y el insulto. Usted jamás me verá en eso. Yo invito al Presidente Santos a que asuma la misma posición.


C.C: El tono de burla que ha usado el Presidente Santos en su contra, lo gradúa a usted de oponente. ¿Lo ve de esta manera?


F.S: Me hace un inmenso favor porque me gradúo de su rival, y uno va creciendo y va creciendo. La campaña no ha empezado. Ustedes saben que el que lleva la inmensa delantera es el Presidente Santos, porque todos los días viaja con todos los periodistas que cubren Casa de Nariño. Se gasta infinidad de recursos de los ciudadanos dándose ese bombo. Todos los medios nacionales están a favor de él, no hay ni un solo medio nacional que esté en contra con una posición objetiva frente al Presidente. Entonces es una batalla desigual.


Sin embargo yo ya estoy de principal contendor, hay encuestas en las que me ponen 60/30, que sí son 30 puntos, pero es que estamos a ocho meses de una campaña electoral. Yo me siento muy bien posicionado, voy en la dirección correcta y tengo que mantener la mirada clara frente al objetivo e ir cumpliendo las etapas de la campaña.



C.C: ¿Su familia siempre vio a Juan Manuel como el ‘presidenciable’? ¿Qué hacia él de pequeño para que creyeran que iba a ser Presidente?


F.S: Mire, Juan Manuel siempre fue el más ambicioso, el que siempre estaba buscando pasar de un lado al otro y encontrado los espacios en los que daba un paso más adelante para lograr el objetivo. Nunca ocultó que quería ser presidente.


Tuvo la inteligencia de lograr ser Ministro de tres Presidentes, de ir haciendo esa carrera no electoral que le sirvió en última instancia para que los votos del ex presidente Álvaro Uribe lo hiciera Presidente. Creo que ese es uno de los actos de deslealtad política más grande que han existido y pues algún día cuando estén escribiendo los libros de historia eso va a quedar absolutamente claro. Uribe puso los votos que eligieron a Juan Manuel Santos             


C.C: El Presidente Santos tiene fama de ser un muy buen jugador de Póker y ajedrez y que por lo mismo es un mal perdedor. ¿Usted cree eso?


F.S: No sé. Yo nunca jugué golf y nunca jugué póker con él afortunadamente. No sé porqué tiene esa fama. Yo necesito es prepararme en lo que quiero presentar a Colombia, así el rival sea Germán Vargas Lleras, o Juan Manuel Santos o Clara López, sea quien sea.


Yo necesito estar preparado con mucha claridad, primero conceptual y políticamente, con una convicción profunda  para poder ganar y pelear hasta el último día. Yo estoy convencido que el uribismo va a tener Presidente y la gran mayoría en el Congreso en el 2014 y nos va a permitir transformar a Colombia, pero para eso se necesita no preocuparse de los demás, sino preocuparse por lo de uno y tener las ideas claras.


C.C: ¿Esa pelea más bien terminará fortaleciendo la tercería de la izquierda?


F.S: Si yo me pongo a pensar que si hago A+ B llego a C, pierdo el rumbo. Yo tengo un objetivo, yo no puedo pensar si hay tercería, si hay cuarto. Yo tengo clarísimo que necesito que los colombianos conozcan mi trayectoria y vote y tomen esa decisión, entonces no me pongo a pensar en nada de eso. Pero el tema de cifras es un tema que cuando las ve si dice “Dios mío que maquillada tan brutal”.


Quisiera ver a Juan Manuel Santos en ese ejercicio, porque la rendición de cuentas de ellos es el club del oasis, el club de los elogios y no una cosa franca abierta en la que se debaten políticas públicas y resultados.


Las cifras de vivienda están equivocadas, las cifras de seguridad no aguantan un análisis serio, las cifras económicas tienen unos problemas y unos defectos inmensos, y esas son las cifras publicadas por ellos y cuando uno mira ahí hay un tema de maquillaje.

 

C.C. ¿Algún día se sentará con Santos a reconciliarse como primos?

 

F.S: Yo no tengo ningún problema. Lo mío son diferencias políticas profundas en las que está de por medio el país, y siento que el país va en un retroceso grande, en lo político, social.

 

Lo mío no es personal. El día que acabe la elección y si soy electo después de que salgamos yo no tengo ningún problema porque el Presidente Santos y su familia no pueden decir una palabra mía o de mi familia, que hemos ofendido personalmente, eso jamás lo haremos y es inaceptable para mí.


La campaña

C.C: Ya se definió por parte del Centro Democrático el método para escoger al candidato. Usted le apostaba más a que se utilizara la encuesta, pero optaron por una consulta en marzo. ¿Cuáles son los pros y los contras de la consulta?


F.S: Yo tengo clarísimo que con el tema de la consulta para mi es hacer un gran sacrificio porque en encuesta les habría ganado y en consulta también les voy a ganar. Pero eso tendrá un desgaste a largo plazo muy grande, una campaña muy larga; impide la visibilidad de uno de los candidatos, o sea, divide la visibilidad y favorece a los que tienen maquinaria política. Yo creo que eso favorece sobre todo a Luis Alfredo Ramos en primera instancia y a Oscar Iván. También creo que va haber mucha contaminación el día del voto.


Pero uno hace las cuentas y el que no arriesga un pollo no gana una gallina, mejor dicho, uno para ser Presidente tiene ganar todas las elecciones, dejarse contar, ¿esa es la apuesta no?


Yo soy un hombre cercano, carismático, tengo imagen, lealtad, trayectoria y entonces uno tiene que confiar en su historia y en su backgroung para poder enfrentar a los electores y eso es lo que vamos a hacer.


C.C: Luis Alfredo Ramos es un personaje representativo y que usted mismo ha dicho que tiene toda su maquinaria montada, entonces en ese sentido, ¿ya siente la verdadera competencia dentro del centro democrático? ¿Se siente en desventaja frente a Ramos?


F.S: Mi rival es Juan Manuel Santos y yo tengo la cabeza metida en Santos. En sus incapacidades, en su mal Gobierno y mi campaña va a ser esa, gano o pierdo con esa. Los otros son mis compañeros de partido y lo que va a ser el Centro Democrático, y pues yo voy es detrás de un electorado. Obviamente voy a buscar hacer alianzas con dirigentes políticos, con sectores, lo que se pueda hacer, pero mi mensaje va a ser claro y contundente y es desnudar a Santos en sus serios problemas como Gobernante.


C.C: ¿Cómo está manejando la financiación de la campaña como precandidato?


F.S: Muy difícil. Es uno de los temas más complicados. Los empresarios normalmente tienen muchísimo temor, dicen que si el Presidente Santos se llega a enterar que me dan plata a mi les cancela contratos y empieza una hostilidad con ellos. Ellos  sienten el clima hostil del Presidente hacia mí y en ese sentido ha sido muy difícil, entonces toca recurrir a amigos.


C.C: ¿Esos son sus principales financiadores?


F.S: Pues por ahora sí, son chiquiticos y nos ha tocado hacer de tripas corazón.


C.C: ¿Ha pedido préstamos? ¿Se ha endeudado? ¿Qué ha hecho?        


F. S: Me tocó pedir un préstamo y después, cuando entró una platica, lo pude pagar pero estoy de las…Estaba endeudado, hoy en día ya están empezando a llegar recursos y ya tenemos un poquitico de holgura que nos permite enfrentar esta campaña. En una primaria vamos a tener plata de reposición y eso nos va ayudar muchísimo. 


C.C: Si no llegase a ser candidato único del Centro Democrático, ¿su plan B es lanzarse a la Alcaldía de Bogotá?


F.S: Yo no tengo plan A ni plan B, solo tengo el plan de ganar o de apoyar al que gane la consulta. Yo estoy tan enfocado y cuando uno quiere llegar tienen que tener la mente así. Yo no pienso en nada distinto, 24 horas al día, 7 días a la semana, no tengo plan B, no tengo plan C. El día que usted tenga plan B, pierde, el día que yo piense que estoy haciendo esto para ser canciller, pierdo.


Yo estoy dedicado a ser el próximo Presidente de los colombianos, y a eso me voy a dedicar hasta que el último voto si fue o no fue, ahí pensaré en qué voy a hacer. Todo lo mío ha sido de corazón, de firmeza, de convicción, ha sido de cariño.

En cambio Juan Manuel Santos no da puntada sin dedal, yo no tengo dedal y no doy puntada, yo tengo corazonadas, yo tengo olfato, tengo corazón y cabeza y espíritu metido en las cosas, sino no las haría.


C.C: ¿Cómo está haciendo para cambiar esa imagen de ‘superficial’ que se ha tejido a su alrededor y de la cual también se está agarrando el Presidente?


F.S: En la campaña se van a dar cuenta, en la campaña van a ver a un Francisco Santos que no pierde espontaneidad, yo tengo una chispa y una agilidad mental para pensar rápidamente.


C.C: Usted también tiene fama de ser ‘bocón’


F.S: No. Soy sincero. No es ser bocón, es hablar con la verdad, yo no digo mentiras, no puedo. Como aquí no están acostumbrados a llamar las cosas por su nombre, y lo haré como candidato y lo haré como Presidente, porque yo no tengo doble agenda.


Y no voy a dejar de ser Francisco Santos, un hombre bondadoso, generoso, con humor, que llora en las películas, pero que tiene ese otro lado que es el lado que le sirvió al Presidente Uribe para ser su escudero durante ocho años.