Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Las cuentas de la hija del rey y su marido

La Infanta Cristina, imputada por presunto fraude fiscal y su esposo Iñaki Urdangarin, mantenían una vida financiera de varios dígitos. Un informe señala que mientras Urdangarin pagó 1,9 millones de euros de las obras indagadas por blanqueo, él y su esposa gastaron otros 58 mil euros en pasajes de avión y tiquetes para el tren entre 2006 y 2011, entre otros gastos.

El escándalo que desató la imputación por fraude y blanqueo en contra de Infanta Cristina, y su esposo Iñaki Urdangarin, luego de que se conociera una serie de supuestos negocios sucios que organizaron junto su exsocio Diego Torres, en la financiación con fondos sospechosos de un organismo “sin ánimo de lucro” llamado Instituto Nóos, reveló las facturas que la hija y el yerno del rey mantenían en su costoso estilo de vida.

 

Anuncios

Según el último informe expedido por la Agencia Tributaria al juez José Castro, ente a cargo del caso, se hizo un reclamo para indagar si desde la sociedad de los duques de Palma, Aizoon S. L., de la cual Urdangarin es miembro, se estaba destinando plata para reconstruir la vivienda el Palacete. Esta investigación supone un presunto blanqueo de capitales por parte de la hija del rey para los gastos de la casa.

 

Así las cosas, los montos destinados por las obras de dicha instalación competen la mayor parte de las exorbitantes facturas que la ‘pareja real’ han pagado. El documento señala que desde Alzoon se pagaron 436.703 euros por el mantenimiento y la decoración de su casa, al mismo tiempo que se abonaron otros 262.120 euros.

 

Luego, según consigna el diario El País, “Urdangarin pagó personalmente cerca de 1,9 millones de euros de las obras, de los que 1,3 millones fueron para la constructora, otros 102.000 euros para cristales, 189.000 para las instalaciones y más de 240.000 para una firma de diseño”.

 

De igual manera, Infanta y su marido sacaron del bolsillo propio 58 mil euros para pasajes aéreos y tiquetes de tren entre 2006 y 2011. La cifra ronda unos 153 millones de pesos colombianos.

 

Asimismo, en restaurantes pagaron 13.816 euros, entre 2004 y 2010. En hoteles 10.271 euros en cuatro años. En joyas, libros y música costearon un total de 8.312 euros entre 2004 y 2011, dicta el informe.

 

Paralelamente, la Policía de Delincuencia Económica, la Agencia Tributaria y los bancos encargados para analizar los números de la hija del rey, aludieron a dicha suma de dinero su tendencia hacia la comida japonesa, la cocina marinera o de vanguardia; hoteles cinco estrellas, el gusto por la música, libros de grandes almacenes y entradas a espectáculos durante varios años.