Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

La voz del reggae habla sobre paz

Alpha Blondy, rey del reggae africano y un ídolo musical de varias generaciones, permeado por el proceso de segregación racial-política del apartheid, visitó Colombia y narró en Confidencial Colombia su visión de los diálogos de paz entre el Gobierno y las Farc, el poder de la música para cambiar generaciones y el perdón como camino para lograr el fin del conflicto.

El reconocido cantante de reggae y reggae roots, autor de canciones marcadas por una fuerte incidencia política y con una trayectoria artística de varias décadas, vino al país para ofrecer por primera vez en la historia un concierto que desde el rasta hasta el rockero colombiano no podrá olvidar.  

 

Anuncios

Así las cosas y teniendo en cuenta que Blondy viene de un fenómeno bélico similar al de Colombia, nos atrevimos a preguntarle qué piensa de un proceso de paz tan importante como el que vive el país desde la mesa de diálogos en La Habana y cómo la música ofrece esa perspectiva para generar cambios sustanciales en la manera en que la gente ve a la paz y a la guerra. Con lagrimas en los ojos respondió:

 

¿Y qué piensa Alpha Blondy de los diálogos de Paz en Colombia?

 

Se necesita valor para perdonar, especialmente cuando hay gente muriendo de por medio. Las heridas están ahí, ahora ¿cómo podemos sanarlas si no nos perdonamos a nosotros mismos? En Costa de Marfil por ejemplo, escucho que la gente está hablando de venganza, pero yo pienso que uno no tiene que apagar al fuego con más fuego, ustedes no tienen que abrir nuevas heridas para sanar las viejas.

 

Entonces los políticos tienen que hablar entre ellos y la gente tiene que impulsarlos a que lo hagan. La paz no es solo la responsabilidad de una persona, especialmente cuando se habla del proceso de un país entero. Nosotros tenemos el mismo problema en casa, no exactamente el mismo, pero también necesitamos de la paz.

 

La gente cree que el tema es solo para los políticos (…) eso no es cierto, es tema de todos nosotros y debemos de estar preocupados y al tanto. Todos tienen que ayudar a aquellos que hacen las leyes y darles valor, porque a veces se requiere valor para hacer la paz. Tenemos que ser lo suficientemente humildes para perdonar y hacerlo en colectividad. Los músicos del reggae, los salseros, futbolistas e incluso aquellos no aportan nada en absoluto necesitan involucrase.

 

<> Si no lo hacemos estamos condenados a morir como idiotas, y no lo somos. Es muy importante que el dialogo y el perdón venga en encuentro para mitigar este proceso.

 

La sabiduría de las colombianos tocará el corazón de los belicosos para que entiendan que la gente no tiene que pagar por un problema que no conocen. Creo en la paz, en dios y todo lo que puedo decir es que dios ayude a Colombia y que haya una paz verdadera y sincera.

 

Reggae como sanador y conducto hacia el fin del conflicto

 

Una vez leí que trabajos discográficos deberían ser vendidos en las farmacias porque hay cosas muy importantes que uno les puede decir a las personas. Todo músico debería hacer una canción de paz; como lo dijo Bob Marley, él creía en la música que no hiere a la gente.

 

Tiene que haber una voluntad para logar la paz y esa debe ser impulsada constantemente a través de la música. La gente se siente resentida y quieren abrir nuevas heridas y si así se hace, ¿por cuánto más nos vamos a enfrentar y derramar sangre por simple vanidad? ¿Hasta donde llegaremos para satisfacer ese egocéntrico deseo?

 

Mucha gente dice que la música es un arma…no. La música es medicina y  el Reggae no es el único que promueve la paz. Con la música se pueden hacer verdaderas proposiciones sin ofender a un partido político por ejemplo. Nosotros pensamos que ellos son la solución y no lo son. Incluso Naciones Unidas no tiene la solución a los problemas en muchas ocasiones. Así que la solución está en la cabeza de la gente y de aquellos que están dispuestos a promover que las personas se sienten a hablar.

 

A veces, habló mucho de dios porque él es un sanador, una medicación. Nosotros tenemos que poner nuestra fe en nuestro más fuerte interior que es dios. Perdonen y hablen… Yo no quiero que nuestros hijos mueran en la guerra, nos quiero ver a usted y a mi juntos para darle paz a nuestra herencia y que vivan en prosperidad.

 

Nuestras futuras generaciones no tienen que pagar por algo que ni siquiera saben y la esperanza puede definir a la inspiración y a la búsqueda de soluciones. No hay ningún milagro cuando se trata de buscar la paz. La guerra nace en la mente de las personas y la paz también tiene que empezar por allí, entonces el reggae, al venir de ese mismo lugar, sana, alimenta y fomenta el dialogo y la amistad.

 

La tarima y los músicos en desarrollo

 

Algunas veces, después del show, voy a mi camerino y lloro. En esos momentos estoy tan feliz de que la gente deposito su dinero para ver mi feo rostro… y puedo verlos cantando conmigo, olvidándose de todo y siendo simplemente felices. Eso no tiene precio. Los jóvenes músicos solo tienen que cantar para hacer feliz a la gente y pensar en escribir cosas para darles esperanza, felicidad y valentía.

 

Algunas veces la gente preguntará que aparte de la música que más hacen porque piensan que esto no es un trabajo. Respondan: este es mi trabajo, tómenlo como tal y sus padres estarán más que orgullosos.

 

Por ejemplo, mis padres no querían que me convirtiera en músico, decían que eso es para la gente que consume drogas y querían que yo fuera profesor de inglés. Pero las puertas se me fueron abriendo y mi mama estaba muy feliz de verme en la televisión, por eso insito: sé el mejor.

 

A cada músico colombiano le digo: sean los mejores y hagan lo mejor. No hay trabajo pequeño si uno lo hace grande. Escriban unas buenas canciones y mantengan la felicidad siempre a su lado.