¿La “voltereta” de Santos?

Por medio de un comunicado leído por ‘Iván Márquez’, las Farc criticaron al presidente Juan Manuel Santos por, según la guerrilla, su incoherencia y haber cambiado de opinión sobre el escándalo  de las interceptaciones destapado por la Revista Semana. 

El comunicado empezó con una queja sobre los falsos establecimientos de inteligencia creados: “No podemos compartir que las fachadas de inteligencia sean totalmente lícitas, que sus operaciones sean ajustadas a la ley (de inteligencia), y que no tengan nada de irregular”.

 

Anuncios

De la misma manera que expresó la confusión por lo que el presidente Santos ha declarado: “Nadie entiende la voltereta del Gobierno, que de la noche a la mañana cambia su apreciación, como veleta al viento, frente a tan graves hechos”.

 

El caso de las posibles interceptaciones ilegales a miembros del grupo negociador del gobierno y líderes de izquierda, destapó que un grupo de militares, exmilitares y expertos en informática espiaron desde una central clandestina en el barrio capitalino de Galerías.

 

La primera reacción de mandatario fue señalar como responsables a “fuerzas oscuras” que tratan de sabotear “el proceso de paz”. Además  ordenó abrir una investigación profunda de la mano de la baja del jefe de Inteligencia del Ejército y del director de la Central de Inteligencia Técnica del Ejército.

 

Pero para sorpresa de muchos, al día siguiente Juan Manuel Santos justificó la legalidad del espionaje y aseguró que el fiscal general, Eduardo Montealegre, le dijo que “si él hubiese sabido que eso era una fachada de inteligencia, no hubiera hecho ese allanamiento”.

 

Para la guerrilla, el directo responsable por lo acontecido tiene nombre propio: el expresidente colombiano Álvaro Uribe. A su vez señalaron que la investigación de la Fiscalía “debe proseguir hasta el final”.

 

En el comunicado leído por el líder negociador de las Farc, también se resalta la clara intención de “hacer explotar en mil pedazos el proceso de La Habana” y el claro “el propósito de esa actuación ilegal de los enemigos de la paz”.

 

Y concluyeron que están ante fuerzas poderosas que están ‘disparando’ desde todas partes para acabar con un conflicto de más de 50 años: “Los francotiradores que de manera insensata y loca están disparando contra la solución política del más prolongado conflicto del continente, deben ser inmediatamente desarmados”.