La vida de Schumacher corre peligro

Los médicos han comparecido esta mañana para informar del estado de saludo de Michael Schumacher, que sigue siendo “muy comprometido”. “Sólo ha habido una intervención quirúrgica. Estamos trabajando cada minuto. Tenía lesiones cerebrales. Sufre un edema cerebraldifuso. No podemos especular sobre otro tipo de lesiones. El estado, repetimos, es crítico. Su estado vital es muy comprometido. El estado es muy grave”, afirmaron. 

Anuncios

“Trabajamos cada minuto por la salud de Michael Schumacher. Dada la dureza del accidente, el casco si es cierto que le ha protegido.  Estamos en permanente contacto con su familia. No se prevée una segunda interveción quirúrgica. El estado clínico se debe al traumatismo craneoencefálico”, declaró en rueda de prensa  el doctor Jean-François Payen.

 

Los médicos afirmaron a su vez que están intentando que el cerebro tenga una oxigenación óptima y por el momento descartan que vaya a volver a ser operado.

 

El expiloto de Fórmula tuvo que ser hospitalizado de urgencia después de sufrir una caída mientras esquiaba en Francia. El alemán se golpeó la cabeza, lo que le habría provocado un traumatismo craneoencefálico grave y su estado es “crítico”. El propio hospital de Grenoble confirmó esta situación, además de informar de que se encontraba “en coma inducido”. 

 

Así lo confirmaron tanto el hospital en el que se encuentra el germano como Sabine Kehm, su representante. El golpe le produjo una hemorragia cerebral que ha causado que su estado empeorara en las últimas horas del domingo. Por ello, necesitó una “intervención quirúrgica inmediata”.

 

Y eso que las condiciones en las que llegó al hospital era difíciles: “Sufría un traumatismo craneal grave con coma a su llegada, que ha necesitado inmediatamente una intervención de neurocirugía”, informó el Centro Hospitalario Universitario de Grenoble en un comunicado en el que agregó que se encuentra “en estado crítico”. 

 

Gary Hartstein, el responsable médico de la F1, analizó a través de Twitter lo ocurrido: “Lo que se ha intentado es dar al cerebro las mejores condiciones posibles, lo que significa tener una oxigenación normal, niveles correctos de CO2 y un buen riego sanguíneo”. El próximo parte médico no será hasta las 11:00 horas, algo considerado “normal” por Hartstein al “dar la oportunidad a los médicos de ganar tiempo para revisar” el estado de Schumacher.

  

Tras suceder, Christophe Gernignon-Lecomte, director de la estación, aseguraba en RMC que fue “evacuado en helicóptero en dirección a un hospital de Grenoble. No conozco realmente la gravedad del piloto, y la policía está empezando a investigar cómo se produjo la caída”. Al parecer, el expiloto chocó contra una roca a las 11.07 hora local cuando esquiaba con casco fuera de pista, y según la familia, “no se encontraba solo”.

 

Tomado de El Confidencial 

Anuncios