La tregua continúa

Más de dos meses después de que las Farc decretaran una tregua unilateral los informes de la Fundación Paz y Reconciliación y del Frente Amplio por la Paz coinciden en el cumplimiento de la tregua y en la necesidad de mantenerla y extenderla. Todo esto mientras empiezan en La Habana las discusiones para la dejación de armas y superación del conflicto armado. 

Anuncios

Después de que las Farc anunciarán el pasado mes de diciembre de 2014 un cese de hostilidades unilateral, los resultados de los informes de las organizaciones que decidieron verificar la tregua no pueden ser más alentadores para las comunidades que habitan las zonas de conflicto.

 

Los más de 65 días de tregua que ha mantenido el grupo guerrillero de las Farc, que se encuentra en conversaciones de paz con el Gobierno Nacional en la ciudad de La Habana, han permitido mostrar que la posibilidad de un cese al fuego permanente es posible.

 

 El informe de la Fundación Paz y Reconciliación, que Confidencial Colombia desglosó en su momento, permite comprender la manera en que la tregua decretada en diciembre pasado ha sido la de mayor cumplimiento, llegando a un 100% de cese de acciones armadas.

 

Además, ese informe que es prolijo en gráficas y tablas sugiere varias conclusiones acerca de las razones por las cuales la Farc han sostenido la tregua. La más llamativa de todas es que se encuentran preparando el trabajo político de base de cara a un eventual posconflicto.

 

Por su parte, el Frente Amplio por la Paz, del que hacen parte varias organizaciones sociales del país que representan los diversos sectores sociales articulados alrededor de la defensa de los DDHH y el activismo político, emitió un informe que coincide con el Paz y Reconciliación en que la tregua se ha cumplido plenamente.

 

Igualmente, señala que desde el inicio del proceso de paz en 2012 esta es la tregua unilateral de las Farc que más tiempo ha durado y que se ha cumplido a cabalidad. Ambos informes señalan que han existido acciones armadas de las Farc pero que han sido acciones defensivas. En este sentido el informe del Frente Amplio recoge diversos testimonios de habitantes de regiones como el Cauca o el Tolima en los que se denuncian acciones armadas de la Fuerza Pública que se extralimitan con algunos de los habitantes de esas zonas.

 

El otro punto en el que coinciden ambos informes es que el principal rédito de esta tregua es “la salvaguarda de la vida”. Como lo informa el Frente Amplio por la Paz en muchas zonas en las que la guerra era una realidad cotidiana el “silenciamiento de os fusiles” a permitido que las condiciones de vida cambien y el sosiego regrese a esas comunidades.

 

Lo que están mostrando estos dos informes es que la posibilidad de una tregua permanente es una realidad cada vez más cercana y que un cese bilateral de hostilidades no es algo nuevo ya que en  los diálogo de la Uribe, entre 1984 y 1986, ese fenómeno se presentó.

 

Esta tregua, de acuerdo a lo expuesto en ambos informes, es una oportunidad única para lograr la paz en Colombia. A esto hay que sumarle el hecho de que este miércoles 4 de marzo cinco oficiales activos de las fuerzas armadas  se reunirán con la comisión negociadora de las Farc, en La Habana, para empezar la discusión sobre dejación de armas y desmovilización de los hombres que las Farc tienen en sus filas.