La ‘semiempelotada’ de las madres comunitarias

Después de 10 días de protestas, las madres comunitarias decidieron buscar una nueva forma para poder captar la atención del Gobierno y como símbolo de inconformismo, cuatro madres optaron por desnudarse en la Plaza de Bolívar.

Anuncios

La indignación de cientos de madres al saber de la cancelación de la reunión que se tenía establecida con los ministros de Hacienda, Interior y Trabajo, en la mañana de este jueves, representó la gota que rebosó la copa y decidieron tomar medidas extremas.

 

Alrededor del mediodía y en el desespero de no tener respuesta por parte del Estado para una pronta solución a su situación laboral, las madres comunitarias, reunidas por más de una semana frente al Ministerio de Hacienda y la plaza de Bolívar, decidieron enviarle una carta a la Primera Dama de la Nación explicándole la necesidad por profesionalizar su labor y que se les reconozca un salario con todas las prestaciones de la ley, además de la firma de contratos.

 

 

De igual manera Denise Salavarrieta, madre de Medellín, aseguró a Confidencial Colombia que a raíz de este acto, el Gobierno accedió a reanudar las mesas de diálogo para llegar a un acuerdo.

 

No obstante, señaló que “hasta no lleguen a una solución, estamos dispuestas a seguir luchando y a que el Gobierno se dé cuenta que somos unas berracas”.

 

A las nueve de la mañana del viernes se reunirán las representantes de este gremio con los ministros y voceros de entidades como el ICBF, para continuar con los diálogos y poder mitigar este paro.

Anuncios