Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

La salud mental primero

En el Día Mundial de la Salud Mental se abre el debate sobre trastornos tan comunes y a la vez marginados como la depresión. Una fecha para crear conciencia desde los organismos de salud a nivel mundial.

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 350 millones de personas en el mundo padecen de depresión, una de las enfermedades que más genera consultas de psiquiatría. Sin embargo, aún es considerada como una enfermedad marginal y preocupante para los gobiernos de diferentes países.

 

Anuncios

La Federación Mundial de Salud Mental, estableció el 10 de octubre como el Día Mundial de la Salud Mental, celebrado por primera vez en 1992. Una fecha para fomentar un debate abierto sobre los trastornos mentales, así como las inversiones en servicios de prevención, promoción y tratamiento en todo el mundo.

 

La OMS ha declarado el 10 de octubre el Día Mundial de la Salud Mental. En esta ocasión, le ha dado importancia a la depresión como el punto central del debate de la celebración.

 

Según la institución, la salud mental abarca una amplia gama de actividades directa o indirectamente relacionadas con el componente de bienestar mental, además está relacionada con la promoción del bienestar, la prevención de trastornos mentales y el tratamiento y rehabilitación de las personas afectadas por dichos trastornos.

 

Comúnmente, las personas que padecen de afecciones mentales sufren de problemas dentro de sus entornos sociales y marginalidad, precisamente por la falta de información que hay sobre el tema.

 

El doctor Jorge Forero, médico psiquiatra, Presidente del Instituto para el Desarrollo de la Salud Emocional, (IDESEM) y Expresidente de la Asociación Colombiana de Psiquiatría Biológica, en declaraciones para Confidencial Colombia, manifestó que “el Estado tiene que comprometerse a mejorar las condiciones de los colombianos para prevenir enfermedades mentales como la depresión”.

 

El especialista aseguró que en el mundo aún “no entienden que con la depresión sí hay un órgano que se enferma: el cerebro” y que para crear conciencia sobre la gravedad de las enfermedades mentales es necesario crear campañas de divulgación además de la atención a tiempo y tratamientos adecuados para cada diagnóstico.

 

Un mal diagnóstico, según el doctor Forero, se puede presentar por diversas razones. El trabajo, por ejemplo, es uno de los principales factores que puede alterar la estabilidad emocional de las personas, horarios exagerados y problemas en el entorno laborar causan malestar en los empleados.

 

Hay otros factores causantes de la depresión, posiblemente son los más considerados por las autoridades médicos, se trata de los cambios hormonales que se presentan durante la adolescencia y la llegada de la vejez. Una atención inadecuada podría generar problemas más profundos y a largo plazo.

 

Según el informe anual del Estado Mundial de la Infancia, publicado por la Unicef en el 2011, el  20% de los adolescentes de todo el mundo tiene algún problema de salud mental o de comportamiento. Lo que plantea razones de sobra para que los gobiernos a nivel mundial esbocen proyectos de emergencia para prevenir y tratar enfermedades mentales.

 

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud considera que “la depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos. Hay relaciones entre la depresión y la salud física; así, por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares pueden producir depresión, y viceversa”.

 

Bajo esa premisa, el doctor Forero  asegura que la depresión desencadena varias enfermedades, o por el contrario, esta enfermedad mental acompaña a enfermedades corporales como la diabetes, la obesidad, alteraciones cardiacas, entre otras.

 

Y si bien en los últimos años el panorama medico sobre las enfermedades mentales ha mejorado, la atención especializada a estos problemas no tiene la cobertura suficiente. Los tratamientos especializados tendrían que ser una obligación para que, en ese sentido, los índices de suicidio a nivel mundial sean menores.