La salud en sus manos

Del mal uso de la tecnología radican varios problemas de salud que a simple vista no son considerados enfermedades. Sin embargo, expertos en medicina recomiendan estar atentos de algunos síndromes tecnológicos.   

El constante uso de celulares, estar atentos a mensajes, correos electrónicos, llamadas o chats, pueden generar una adicción tecnológica que trae enfermedades y daños que a simple vista no se detectan. Perjuicios que con el tiempo se incrementan y pueden propiciar intensas molestias en el cuerpo.

 

Los teléfonos inteligentes ocasionan síndromes que los usuarios de estos aparatos aun desconocen. Molestias que van desde la preocupación por la necesidad de estar pendientes de cada alerta telefónica, hasta dolores en los pulgares por el continuo tecleo.

 

La ya conocida ‘BlackBerrymania’ ha desencadenado un síndrome que los expertos reconocen como Quervain. Consiste en la inflamación de la cubierta de los tendones que mueven el dedo pulgar hacia arriba y hacia fuera, generada por el movimiento rápido y repetitivo que realiza el pulgar al pulsar las teclas para escribir un mensaje.

 

Se manifiesta por dolor al mover el dedo o apretar el puño, el cual puede expandirse hasta el codo, llegando a impedir el levantamiento de objetos pesados. En los casos más graves, el desgaste excesivo puede producir artritis, la cual provoca dolor en la mano, inflamación, pérdida de fuerza y movimiento.

 

Entre los daños que causa el síndrome de Quervain también se han relacionado problemas sociales, en los cuales las personas no se desconectan en ningún momento, situaciones que comprometen las relaciones personales, los hábitos de comportamiento en sociedad.

 

Por otro lado, las personas que gastan gran parte de su tiempo hablando por el teléfono móvil, pueden sufrir del llamado “codo del celular”, también conocido como síndrome del túnel cubital, el cual consiste en un hormigueo o entumecimiento en las manos causado por la compresión del nervio anular, que se genera durante la flexión prolongada del codo.

 

No se convierta en un adicto al celular

 

Es recomendable que el uso constante de la tecnología no afecte los ritmos de vida de los usuarios y no termine por causar graves daños físicos. Para prevenirlo, se pueden seguir algunas recomendaciones médicas.

 

Evitar las actividades repetitivas con el pulgar y dejar descansar los músculos, planificar descansos cuando sea inevitable dejar de realizar la actividad, asistir a controles médicos periódicos para revisar el estado y la   funcionalidad de las manos y muñecas.

 

Mantener siempre una buena postura al mirar el celular, para evitar dolores de cuello y espalda. Realizar pausas activas durante la jornada laboral, que ayuden a relajar las muñecas y las manos.