“La salud de Angelino es un asunto de Estado”

El presidente del Senado, Roy Barreras, se refirió a la inusitada situación que vive el país a causa de los problemas de salud de Juan Manuel Santos y de Angelino Garzón. Afirmó que el Vicepresidente también debe dar a conocer su estado y señaló que nadie tendrá que reemplazar al mandatario.

El momento que vive el país, luego de que el presidente Santos anunciara al país que tiene un tumor cancerígeno en la próstata, es inédita. Los partidos de la Unidad Nacional, la oposición y hasta el expresidente Uribe han expresado su apoyo al mandatario y hacen votos por su recuperación.

 

Anuncios

Santos será operado al medio día de este miércoles, la intervención será ambulatoria y expertos calculan que tendrá entre dos y tres semanas de incapacidad. Aún así, el Presidente le ha dicho al país que esté tranquilo y se ha comunicado con sus colaboradores más cercanos para anunciarles que nadie tendrá que reemplazarlos.

 

“Pude hablar con él la noche del lunes, y me dio el mismo parte de tranquilidad que le dio al país. Me dijo que va a seguir en sus funciones y que no va ser necesario que nadie lo reemplace”, dijo a Confidencial Colombia el senador Barreras.

 

La coyuntura abre la puerta a un debate que ya ha estado presente en el país. Juan Manuel Santos le anunció al país su estado de salud, pero otros funcionarios de una importancia similar no han revelado pormenores de sus complicaciones.

 

“La salud de un funcionario es un asunto de Estado”, señaló Barreras, en clara referencia a la situación del vicepresidente Angelino Garzón, quien duró más de 20 días hospitalizado y fuera de su cargo debido a una lesión cerebral.

 

Algunos congresistas propusieron crear una comisión para evaluar el estado de salud del Vicepresidente tiempo después de que dejara la clínica. Sin embargo, por una cuestión de tiempo no se pudo efectuar la evaluación.

 

Ahora, meses después del impase del Vicepresidente, la solicitud está pendiente. En caso de ausencia parcial o total del Presidente, una comisión integrada por la Asociación Colombiana de Medicina y el tribunal de ética de la Federación Médica Colombiana serían las encargadas de saber si Garzón está en capacidad de reemplazarlo.

 

El inconveniente de salud del Presidente abre de nuevo el debate sobre el deber que tienen los funcionarios de alto rango de informar a la opinión sobre su estado de salud. En otros países es obligación constitucional que los miembros del gobierno se realicen exámenes médicos periódicos. En Colombia, no.