¿La retoma de la U?

Los uribistas del partido de la U quieren pedirle a sus bases, a través una asamblea participativa o una consulta, que decidan si quieren que la colectividad se quede con el gobierno Santos o vuelva a la raíz del expresidente. Aseguran que ganarán en las regiones y confían en que ese partido haga parte de la coalición Centro Democrático para la lista al senado que encabezaría Álvaro Uribe Vélez.

Cada vez es más evidente la intención del expresidente Uribe de “reencaucharse” en la política colombiana y volver al ruedo de lo público. La ley no le permite participar en una contienda presidencial, por eso parece apuntar a encabezar una lista al senado en los comicios legislativos, que serán en marzo de 2014.

Si bien no es una certeza esta decisión, varias reuniones hacen pensar que la figura del líder de derecha volverá a los tarjetones nacionales. “Uribe está más por el sí que por el no”, dijo hace poco el exvicepresidente Francisco Santos en un programa radial, y él conoce bien el entorno del exmandatario.

Desde la entraña uribista se ha venido gestando un movimiento ciudadano llamado en un principio Puro Centro Democrático y ahora solo Centro Democrático. Es la puerta que encontraron los uribistas para ejercer una oposición al gobierno Santos y a varias de las políticas sociales, económicas y de resolución del conflicto armado de esta administración.

Se habla que Uribe y sus seguidores recurrirán a una recolección de firmas para establecerse como un movimiento ciudadano con vocación política y participar desde allí tanto en las legislativas como en las presidenciales. Sin embargo, personas cercanas al exmandatario no descartan que esta ala de la U busque “retomar el partido”.

“Uribe no ha dicho que se retira de la U, él ayudó a elegir a muchos alcaldes y gobernadores, participó de la asamblea general y sigue siendo un miembro activo de la colectividad”, señaló a Confidencial Colombia el senador uribista Juan Carlos Vélez, quien ha sido participante de varias de las reuniones del Centro Democrático.

Por eso, el líder natural de las bases del partido de gobierno buscaría a través de mecanismos de participación internos que los miembros de la colectividad decidan si quieren que la U vuelva a ser de Uribe o si desean que siga siendo el partido cabeza de la Unidad Nacional y se la siga jugando por Santos.

“La cúpula de la U es santista, pero las bases del partido respaldan al presidente Uribe. Hay que definir el mecanismo para saber si la U se queda con la cúpula o con la base, ese sería una asamblea participativa o una consulta”, señaló Vélez. Así mismo, dijo que en esta eventual contienda, Uribe tiene grandes posibilidades de volver a apropiarse de la colectividad.

“Uribe saca 35 congresistas”

La definición definitiva del partido de la U, como partido de gobierno o partido de oposición, traería una reconfiguración del mapa político y electoral. Según los uribistas, la relación en las regiones es más cercana a Uribe que al presidente Santos, por lo que el “caudillo” tiene grandes posibilidades de hacer una votación histórica en las votaciones de marzo.

Si lo hace a nombre del Centro Democrático, como movimiento ciudadano, arrastraría a un número importante de congresistas y le sacaría curules a varios partidos que hoy hacen parte de la Unidad Nacional.

Las cuentas del movimiento son que Uribe sacará más o menos 3 millones de votos, lo que corresponden a 35 parlamentarios, aproximadamente. Los uribistas calculan también que esas 35 curules se repartirán así: le quitarán 20 puestos en el Congreso al partido de la U, 10 al conservatismo y 5 más a otras fuerzas, que podrían estar en el PIN, en los verdes o en Cambio Radical.

En esa perspectiva, según Vélez, “hay muchos más senadores de la U que tienen más riesgo que yo”. Por eso le mandó un mensaje al presidente de la Cámara, Augusto Posada, quien reveló a Confidencial Colombia que no habrá proyecto ni ley de transfuguismo: Uribe les va a quitar curules a los de la U, tienen que pensar bien si es conveniente no legislar en esa materia.

Para los creadores del Centro Democrático, este movimiento debería ser una coalición que involucre a varios partidos, como el PIN, alguna fracción de los verdes, los conservadores y Cambio Radical. Por supuesto, los uribistas son optimistas con que el partido de la U haga parte de esta unidad política.

Enclave uribista

Sea desde la U, desde otro partido o como Centro Democrático, los uribistas quieren retomar el poder tanto en el legislativo como en el ejecutivo. Por eso desde hace meses han comenzado a delinear un documento programático que entregará este 31 de enero en una “convención” a la que asistirá, por supuesto, el expresidente Uribe.

El texto final surgió de una reunión que sostuvieron el domingo pasado Francisco Santos, Oscar Iván Zuluaga, Martha Lucía Ramírez, Carlos Holmes, Juan Caros Vélez, José Félix Lafourie, Juan Lozano, Miguel Gómez Martínez, Sandra Suárez, Maria del Rosario Guerra. La secretaría técnica de la reunión estuvo a cargo de Rafael Guarín.

Dentro de la iniciativa del Centro Democrático está la realización de varios foros programáticos y algunos foros regionales. Los temas que se tratarán en estos eventos están relacionados con el proceso de paz que adelanta el gobierno con la guerrilla de las Farc en La Habana, políticas de seguridad y aspectos concernientes a cada región.

La idea es volver a empapar a los ciudadanos de la ideología uribista tradicional e inculcarles los cuatro ejes de la nueva campaña. Hace poco se conoció que uno de esos puntos fundamentales del movimiento será “¡Vote por nosotros porque ellos quieren meter a las Farc en el Congreso!”.

La lista

Confidencial Colombia conoció que, pese a lo que se había dicho anteriormente, el único requisito para ingresar a la lista de Uribe al senado es “ser 100 por ciento uribista”. Los aspirantes pueden tener pasado legislativo y superar los 35 años, condiciones que en un principio eran impedimentos para participar.

Desde la entraña uribista se manejan varios candidatos para integrarla. Los postulados van desde la “defensora de los niños” Gilma Jiménez hasta la polémica analista Paloma Valencia.

Estos son, hasta ahora, los opcionados a acompañar al exmandatario en su aspiración por apoderarse del Congreso y ara el terreno para volver, en la figura de otro, a mandar en la Casa de Nariño.

1. Enrique Peñalosa

2. Gilma Jiménez

3.  Paloma Valencia

4. Alfredo Rangel

5. Rafael Nieto

6. María del Rosario Guerra

7. Sandra Suárez

8. Andrés Uriel Gallego

9. Juan Gómez Martínez