Actualidad

La noche de los "Fab Four"

Ha transcurrido medio siglo y la anécdota se sigue contando como si fuera ayer. El 18 de agosto de 1962 es la mítica noche en que Ringo Starr se unió oficialmente a John Lennon, Paul MacCartney y George Harrison y dio a The Beatles la alineación que millones de fanáticos ha venerado desde entonces.

Una noche que habría sido como muchas otras para este grupo musical emergente, de no ser porque en el banquillo de la batería se sentó Ringo Starr, el último integrante de la alineación definitiva del “cuarteto de Liverpool”. En ese baile se hizo historia.

Aunque John Lennon, Paul MacCartney y George Harrison ya llevaban más de cinco años tocando juntos y conocían a Ringo Starr de varias conciertos en Liverpool y en Hamburgo, la noche de mediados de agosto fue donde cuajó el cuarteto que volvería locos a los melómanos de los años 60 y 70, y a los que siguen escuchándolos con locura cincuenta años después.

PRESENTACIÓN EN SOCIEDAD.

Si bien su nacimiento puede remontarse a 1957, cuando Paul McCartney conoció a John Lennon al verlo tocar en una fiesta; o unos meses después, cuando George Harrison, amigo de Paul, fue aceptado por Lennon para tocar en su banda The Quarrymen; o en 1960 cuando por fin decidieron llamarse The Beatles; la noche del 18 de agosto de 1962 se toma como el día cero para los “fab four”.

Estaban ya los dos principales compositores y cantantes de la agrupación, el talentoso guitarrista y un nombre ideal para un grupo que pintaba con buen futuro por sus cadenciosas y pegajosas melodías, pero hacía falta un joven músico que diera el toque final al ritmo que necesitaban.

Hasta entonces, los Beatles eran John, Paul, George, Stuart Sutcliffe, bajista original, y Pete Best, quien llevaba las baquetas.

Como es común en la escena del rock, The Beatles compartía escenario con otras bandas amigas, entre ellas estaba Rory Storm and The Hurricanes, cuyo batería era Richard Starkey o Ringo Starr.

“En realidad los cuatro ya se conocían antes de esa noche de 1962. Sus grupos eran colegas y coincidían en bares de Liverpool y en Hamburgo en Alemania”, explica José Antonio Martínez, locutor del programa de Radio “Beatle”, en la estación mexicana Reactor 105.

En aquellos conciertos donde ambas agrupaciones coincidían, Ringo ya había tocado algunas veces con The Beatles para suplir a Pete Best, pero esa noche fue, según José Antonio Martínez “la cereza en el pastel”.

“Ese concierto fue importante porque ahí fue donde desterraron a Pete Best. Buscaban el lado más artístico de la banda y llamaron a Ringo. Al unirse él, marcaron la historia que había estado gestándose desde aquel encuentro entre Lennon y McCartney”.

De acuerdo con @Beatleradio (como se hace llamar Martínez en Twitter), ésta no fue  una reunión casual, “ya se conocían, eran amigos, simplemente fue un trámite para formalizar la alineación : John, Paul, George y Ringo”.

“Si bien este último integrante no aportó muchas canciones al amplio repertorio de los Beatles, siempre fue una pieza clave. Y no solo por ser el que ponía su casa para los ensayos, sino por su comicidad y neutralidad ante la lucha de talento entre los músicos”,

Publicidad
afirma el experto.

“Ringo era la parte que mantenía unido ese círculo tan pequeño. Con él podían converger los egos de Lennon, Mac Cartney y Harrison, porque él no componía y los demás lo veían como alguien que siempre actuaba neutro. Sus opiniones, me atrevo a decir, son las que siempre tenían más peso dentro del grupo”, añade el locutor del programa que lleva seis años en las ondas.

Y si bien, hay quien considera que Ringo Starr es un batería no muy brillante pero con mucha suerte, hay muchos otros que lo ubican dentro de los más grandes de la historia del rock.

“Quizá su virtuosismo esté debajo de John Bonham, de Led Zeppelin, o de Keith Moon, de The Who. Pero, por ser ambidiestro, su técnica se reconoce y aún muchos no se explican cómo toca la batería. Sus compañeros lo reconocían por tener una técnica muy intuitiva, por ser un batería que siempre aportaba lo que la canción necesita”, concluye José Antonio Martínez.

FESTEJOS DE MEDIO SIGLO.

En 2012, los ojos del mundo miran al Reino Unido, primero por los sesenta años de reinado de Isabel II, después por los Juegos Olímpicos de Londres y el resto del año por la remembranza de hitos y lugares que marcaron la carrera de The Beatles.

Los que formaron parte del grupo musical más afamado, sus seguidores y aquellos lugares emblemáticos por los que pasaron, celebrarán también este año, porque se cumplen cincuenta años del comienzo del “cuarteto de Liverpool” como tal, y del lanzamiento de “Love me do”, su primera grabación.

Así, el portal visitbritain.com ofrece una serie de opciones para que los beatlemaniacos que quieran revivir a sus ídolos, lo hagan a lo grande desde Liverpool, Londres y otras ciudades británicas.

 
Existen recorridos por los hogares de infancia de Lennon y McCartney, por Strawberry Field, por los estudios Abbey Road y la calle del mismo nombre, con su famoso paso de cebra. También será posible escuchar música en vivo y DJs en el Cavern Club, mítico lugar donde el cuarteto dio más de 300 conciertos.

Un gran atractivo es la Semana Internacional de los Beatles, que se festejará del 22 al 28 al agosto. Habrá conciertos, exposiciones, venta de objetos para coleccionistas, proyección de películas, la mayor convención internacional de beatlemaníacos y demás apetitosos eventos para festejar en grande.

En el marco de esta celebración, se incluye un tributo a Paul McCartney por sus 70 años, en el Philharmonic Hall.

Un 2012 cargado de música, historia, recuerdos y cultura para seguir venerando a los más grandes del rock británico y mundial.

Publicidad
Previous ArticleNext Article