"La Niña" regresa para final de año: IDEAM

Según Ricardo Lozano, Director de IDEAM, los cambios climáticos generados por el calentamiento global y el enfriamiento del Océano Pacífico, tendrían como consecuencia que en menos de un año vuelvan las fuertes lluvias del fenómeno de La Niña, y con estas se pueda presentar otra nueva emergencia, pero con secuelas aún mas graves que la anterior. 2011-08-26 El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales alertó sobre las altas probabilidades de que la temporada de lluvias de fin de año se vea incrementada mas allá de lo normal, debido a los cambios climáticos que hacen prever el inminente regreso del fenómeno de “La Niña”.

El Instituto alertó de manera preventiva sobre el inminente incremento de las lluvias a partir del mes de septiembre. Según esta entidad, el fenómeno de La Niña, que se habría terminado a mediados de junio pasado y que normalmente se repite cada 4 ó 5 años, volvería debido a que el cambio climático permite que este tipo de comportamientos de la naturaleza sean más continuos.

Para el director del IDEAM, Ricardo Lozano, las alteraciones en el comportamiento de la naturaleza influyen en el cambio climático. “La Niña se presenta siempre cuando la temperatura de las aguas del Océano Pacífico disminuyen en más de 0,5 grados centígrados por debajo del promedio (26 grados centígrados) y por más de cuatro meses continuos. De esta manera, la variación de la temperatura es reportada por los modelos internacionales (americanos y europeos), que declaran que viene La Niña” afirma Lozano.

Las autoridades anuncian que la temporada de lluvias más fuerte del año inicia entre septiembre y octubre, período en que los aguaceros van a presentar un nivel superior de agua al que se acostumbra para esta época.

Anuncios

Según el IDEAM las regiones más afectadas en el país podrían ser: la Región Caribe, la Pacífica y especialmente la Región Andina, territorios donde existe una alta posibilidad de que ocurran deslizamientos, crecientes súbitas en las afluentes de agua y avalanchas.

También se prevé que “los efectos negativos de las precipitaciones sobre el suelo podrían incrementar, dado que la tierra está muy sensible y vulnerable debido a las inundaciones ocurridas anteriormente” afirma Lozano. Regiones como la Andina en los departamentos de Cundinamarca y Boyacá, la de Santander, Norte de Santander, Antioquia, el Eje Cafetero, el Cauca y Nariño podrían ser las más perjudicadas.

“En caso de presentarse la niña sus alcances no podrían compararse con la temporada anterior. El panorama nacional ha cambiado, los suelos y la geografía nacional ya han recibido el impacto de un año continuo de lluvias del invierno anterior, por lo que no se pueden calcular los alcances en un territorio que se encuentra en recuperación”, aseguró Lozano

Aunque La Niña pasada fue la más intensa en la historia, cuando pasa el año de desarrollo y muerte de la misma, siempre existe una posibilidad de que resurja en los siguientes meses, motivo por el cual el modelo de la NOAA (Agencia Norteamericana para los Océanos y la Atmósfera en sus siglas en inglés) ha advertido sobre una probabilidad cercana al 50 por ciento de que suceda.

Así las cosas, si se cumplen los cuatro meses de bajas temperaturas en las aguas, La Niña llegaría cerca del mes de noviembre y se extendería posiblemente hasta febrero del otro año.

Los países que se verán afectados son los que están ubicados en la cuenca del pacífico, es decir que desde Estados Unidos hasta Chile se sentirán los estragos de esta conducta de la naturaleza.