“La música cambia la vida de los niños en la ciudad”: Nicolás Montero

El actor acompaña la temporada de conciertos didácticos que la Orquesta Filarmónica de Bogotá ofrecerá a más de 21 mil niños de colegios distritales.

 Johan Beltrán, estudiante del colegio Nueva Colombia, nunca había asistido a un concierto. Pero luego del encuentro al que fue invitado su colegio por parte de la Orquesta Filarmónica de Bogotá (OFB), no solo conoció los instrumentos musicales que conforman una orquesta, sino que aprendió cómo suenan, cuáles son sus formas y colores, y ya escogió su favorito: “el violín grandote (contrabajo)”, dice.

 

Como él, más de tres mil quinientos niños y niñas de 15 colegios de la ciudad disfrutaron del concierto didáctico de la OFB que, con la participación del actor Nicolás Montero, recreó una historia de fantasía para acercarse al mundo de la música.

 

“Lo que hacemos es leer el poema sinfónico Piccolo y Saxo, con voces y sonidos, complementado con la música de la Filarmónica. Es un trabajo difícil porque los niños se distraen fácilmente, pero yo creo que cinco minutos de atención que uno logre con la música, pueden cambiar la vida de alguien. Por eso me parece importante que se haga con colegios distritales, porque la música enseña a escuchar, a respetar al otro a través de un lenguaje eficiente e incluso más antiguo que las palabras”, destacó Montero.

 

Con instrumentos musicales construidos con botellas, vasos, palos y otros elementos, los estudiantes hicieron parte de la obra musical que complementa el aprendizaje que la Filarmónica lleva a las instituciones educativas de la ciudad, en el marco de su programa de formación,  que ahora, además de la apreciación musical, desarrolla  los Centros de Interés en Música,  en el marco de la ampliación de la Jornada Escolar.

 

“Los conciertos didácticos de la Filarmónica, reúnen a 125 colegios del distrito a los que se les capacita musicalmente a través de nuestro proyecto Maleta Pedagógica. En esta temporada sumamos a los colegios República de Panamá, Eduardo Carranza, Tomás Carrasquilla y Manuela Beltrán, que hacen parte de la iniciativa de la alcaldía ‘Jornada 40*40’. A la fecha, la Orquesta complementa las clases de cerca de tres mil alumnos, con formación musical en percusión y en canto. Con estos conciertos, los alumnos pueden ver cómo se aplica ese aprendizaje en un espectáculo”, destacó el director de la OFB, David García. 

 

Con la temporada de conciertos que se extenderá hasta el próximo sábado en el Palacio de los Deportes, se espera que más de 21 mil niños y niñas de la capital puedan vivir la música, conocer el trabajo de la Filarmónica y las posibilidades que genera el acceder a la formación musical desde la infancia.

 

“A mí me gustó mucho la historia, cuando los instrumentos se encuentran y forman una gran orquesta (…) me gustaría poder tocar algún instrumento, como la guitarra o el piano”, aseguró Camilo, uno de los estudiantes que presenció el evento.