La mujer que podría poner en jaque el matrimonio de Khloé Kardashian

La supuesta amante de Lamar Odom revela que el deportista le habría expresado su deseo de tener hijos con ella, un objetivo relacionado con los problemas de fertilidad que parecen aquejar a la menor de las hermanas Kardashian

Aunque la hermana pequeña de Kim Kardashian y su pareja, el jugador de baloncesto Lamar Odom, ya se habían encargado previamente de desmentir los rumores sobre la vida secreta que llevaría el deportista –una aventura amorosa con la joven Jennifer Richardson–, la otra protagonista de la hipotética infidelidad se ha despachado a gusto revelando algunos detalles sobre el turbulento idilio que habría mantenido con la estrella de la NBA, una historia que habría concluido repentinamente poco después de que ambos hubieran acordado tratar de tener hijos juntos, algo que precisamente Khloé y Lamar no han conseguido llevar a cabo todavía pese a numerosos intentos.

Como publica el portal Radar Online citando a la supuesta amante, Jennifer solía citarse con Lamar justo después de los partidos que este disputaba como visitante, por lo que sus encuentros tenían lugar en recónditos hoteles que les ofrecían la intimidad necesaria para dar rienda suelta a su pasión y, además, para hablar largo y tendido de numerosos temas entre los que destacaban no solo su pretensión de ser padres, sino también el de la futura vida que los dos llevarían cuando Lamar se divorciara de Khloé.

“En una de nuestras últimas noches juntos, Lamar me dio un apasionado beso y me dijo que me amaba locamente antes de que abandonáramos el hotel. Esta no fue la primera ni la última vez que me dijo que me quería, y yo reconozco que sentía exactamente lo mismo por él. Sin embargo, durante esa velada no hablamos de uno de los temas que solían formar parte de nuestras conversaciones nocturnas: la idea de tener un bebé juntos. Lamar me dijo que estaba dispuesto a dejar a su mujer para poder ser padre e iniciar así una familia conmigo, ya que eso era algo que necesitaba desesperadamente y que solo podría conseguir con la mujer a quien más amaba, que era yo. No sé qué hubiera ocurrido si me hubiera quedado embarazada, sobre todo teniendo en cuenta cómo terminó nuestra relación”, reveló el citado medio al transcribir las supuestas declaraciones de Jennifer Richardson.

La mujer que podría poner en jaque el matrimonio de Khloé Kardashian asegura también que fue ella quien decidió poner punto y final a la relación durante el pasado mes de marzo, precisamente porque el alero de Los Angeles Clippers le habría advertido en su última noche juntos sobre el acoso mediático al que se vería sometida en el caso de que anunciaran públicamente el hipotético embarazo. A partir de ese momento y de acuerdo con su versión de lo ocurrido, Jennifer comenzó a sentir de cerca la presión de las circunstancias futuras y tomó la decisión de renunciar definitivamente a un romance que podría haber tenido consecuencias nefastas para ella.

“Cuando me di cuenta de que nuestra aventura había derivado en una relación seria, empecé a preocuparme mucho y le dije a Lamar que nuestros planes de futuro me estaban agobiando un poco. Los dos estábamos en la cama el día de Nochebuena [poco antes de que el deportista se trasladara a casa de la familia Kardashian para pasar la Navidad] y en vez de tranquilizarme, Lamar se giró y me dijo que las cosas se pondrían mucho peor cuando me quedara embarazada, ya que la prensa estaría al tanto de todos nuestros movimientos. Creo que fue ahí cuando me di cuenta de que todo eso era un error. Al día siguiente le dije que lo nuestro se había acabado y le pedí que nunca más se pusiera en contacto conmigo”, habría confesado Jennifer a Radar Online según lo publicado.

Con bangshowbiz