La mirada más sexy de los mutilados de guerra

Sensuales y seguros de sí mismos. Son veteranos de guerra que posan como el modelo más sexy de la última campaña publicitaria de moda o de un perfume frente al objetivo de Michael Stokes. 

La peculiaridad es que el fotógrafo estadounidense ha querido retratar a un grupo de soldados del Ejército, la Armada y la Marina de Estados Unidos heridos y amputados en la Guerra del Golfo, Irak y Afganistán y lo ha hecho con una mirada erótica y sensual frente a la más habitual centrada en el miembro perdido, la solemnidad y el sufrimiento.

 

El proyecto, lanzado a través de la plataforma de crowfunding Kickstarter, pretende editar un libro titulado Always Loyal (Siempre fiel). Nació hace dos años cuando Stokes hizo unas fotos a Alex Minsky, un infante de marina que perdió su parte de su pierna cuando su camión pasó encima de una bomba en Afganistán. Decidió retratarle como haría con cualquiera de los modelos de fitness con los que trabaja normalmente.

 

Stokes explica que fue el propio soldado el que posó seguro de sí mismo mostrando sus músculos. “Pensé, voy a dispararle como si no estuviera amputado”, cuenta. Y dio en la diana porque Minsky se hizo famoso como modelo.

 

Así surgió la idea de ampliar este proyecto para el que está fotografiando a 14 veteranos, entre ellos a una mujer, que posan desnudos y sugerentes mostrando sus miembros amputados o sus prótesis. Además del libro que está en marcha, algunas de estas fotos ya salieron en el libro Bare Strength y hay un calendario para el próximo año.