Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

La licitación de 4G, el ministro de TIC y la libre competencia

Los argumentos para excluir a un competidor servirían, pero para excluir a otros operadores, al final, todos deben competir en igualdad de condiciones. Columna de Camilo Gómez.

 

Un interesante debate se ha generado alrededor de la asignación del espectro radioeléctrico de 4G (Cuarta Generación).  Este es uno de los cambios tecnológicos más esperados y más importantes para el país. Y como suele suceder la competencia entre las empresas del sector, se muestra  fuerte.

Anuncios

 

En esta lucha, algunas empresas al parecer se han aliado y estan enfilando sus baterias para excluir a Claro de la subasta en la cual se va a adjudicar el espectro. Su posición ha generado una fuerte polémica que en resumidas cuentas implicará definir si en Colombia se defiende la libre competencia y la igualdad de condiciones para los inversionistas o no.

 

Se ha dicho que hay que democratizar el acceso al espectro como lo ordena la Constitución y para eso piden excluir a Claro.  Bajo este argumento, no podría excluirse a ninguna empresa. Sin embargo los únicos que directa o indirectamente hoy tienen asignado el espectro necesario para 4G son Une y Tigo (Une es accionista de Tigo).  Por lo tanto, estos operadores no deberían participar, pues esto si sería concentrar el espectro.

 

Otro de los argumentos fuertes es que Claro tiene posición dominante en el mercado y por eso   deberá excluirse.  Dicho aspecto no lo contempla ni la Constitución ni la Ley. Lo que se penaliza es el abuso de la posición dominante y altos funcionarios del Estado, han señalado que no hay abuso. Por lo tanto, ésta no es una razón válida. Además, no existe una justificación legal para excluir de una subasta a quien tiene una posición mayoritaria en el mercado, más cuando esta se ha logrado en libre competencia con los demás.

 

Adicionalmente, al ver las cifras del mercado en el servicion de internet móvil, la posición de dominio del mercado la tiene Movistar con 53% en tanto que Claro tiene sólo el 20%. En este caso a quien se debería excluir debería ser a Movistar.

 

También se ha dicho que Claro tiene el monopolio en telefonía móvil, lo cual no es cierto, pues en la actualidad existen 7 operadores y todos son grandes jugadores. Incluso no hay que olvidar que hasta hace unos años quien mandaba en el mercado era Movistar.  ¿Existirá un monopolio con 7 competidores? ¿Podrá existir monopolio cuando el dueño del espectro es el propio Estado?

 

En medio de las discusiones algunos han sugerido que hay que reservar espacio para un nuevo competidor. Esto ya se hizo cuando se excluyó la posibilidad de que otros operadores participaran en la asignación de 4G, que hoy sólo tiene Une, quien se ha opuesto al ingreso de Claro en la subasta, con el fin de conservar el monopolio que ya tiene.  Ese monopolio sí le gusta a Une. 

 

Ahora bien, es bueno recordar que los países que han hecho reserva del espectro, el Estado y los usuarios han sido grandes perdedores, pues cuando se ha usado ese mecanismo, algunas empresas han comprado frecuencias reservadas a precios más bajos no las explotan ni prestan servicios perjudicando a los usuarios y luego las venden a un precio alto, con enormes ganancias, que debieron ser recursos para el Estado. En este sentido, los pliegos de la subasta deberían contemplar que quien no lo explote adecuadamente, debe revertirlo al Estado.

 

Quienes piden que no se asigne, o piden que se aplace, es porque no quieren perder el monopolio, no tienen recursos para la inversión, o quieren recuperar el tiempo perdido, frenando el avance tecnológico y la competitividad, lo cual sí afectaría la calidad del servicio y las metas del plan vive digital.

 

La tiene difícil el Ministro Molano: no puede caer en la tentación de darle gusto a quienes quieren aplazar el proceso, pues atrasaría el desarrollo nacional. Si se excluye a alguno, va contra la Constitución, iría contra la política de atraer la inversión extranjera, implicaría un trato desigual y no respetaría los acuerdos internacionales que no permiten establecer tratos discriminatorios.

 

Sin embargo, el Ministro puede ser el gran triunfador de este proceso. Su legado al país sería la llegada de 4G. La subasta es el mecanismo ideal porque genera transparencia y maximiza los recursos para el Estado.

 

Avanzar en la pronta adjudicación del espectro, favorecerá la competitividad, la calidad, el desarrollo, el progreso y el crecimiento económico del país.  Y se esta se hace bajo los principios de la libre competencia e igualdad de condiciones se dará un adecuado mensaje a los inversionistas extranjeros y nacioneles. Esta es la garantía por la que todos deberían luchar. 

 

 

*Camilo Gómez, es asesor legal de Claro.