“La ley es el camino, pero con las víctimas”

En medio de avances y retos de la ley de Víctimas y Restitución de Tierras, se inauguró este martes en Bogotá la alianza Colombia sin heridas, una asociación de organizaciones civiles y políticas que pretenden respaldar la implementación de este mecanismo legislativo, promover la movilización ciudadana y apoyar la solución negociada al conflicto armado.

El 10 de junio de 2011, ante la presencia de las organizaciones sociales más importantes del país y el Secretario General de las Naciones Unidas, el gobierno de Juan Manuel Santos sancionó la ley más importante de reparación a los afectados por el conflicto armado en Colombia. Ese día puso su firma en el documento de reglamentación de la ley de Víctimas y Restitución de Tierras.

Luego de meses de preparación, el primero de enero del siguiente año entró en vigencia el mecanismo legal y desde entonces el camino ha tenido importantes logros y aún tiene cuentas pendientes.

Anuncios

La ley de víctimas fue jalonada en el Congreso por el partido Liberal y en las calles por varias organizaciones de Derechos Humanos y por líderes y liderezas que han dedicado su vida a reclamar su derecho a la reparación.

Este martes, un año y casi dos meses después del inicio de la implementación de la ley de víctimas, los “amigos” de la iniciativa se reunieron para dar vida a la alianza Colombia sin heridas, una propuesta de Acción ciudadana para la defensa y la reparación de las víctimas del conflicto”.

Allí estuvieron Juan Fernando Cristo y Guillermo Rivera, escudero de la ley en el legislativo, también los directores de varias ONG´s de defensa de los Derechos Humanos y personajes que desde las regiones han fortalecido el movimiento de víctimas en Colombia. También estuvo el sancionador de la ley: Juan Manuel Santos.

La alianza tiene tres objetivos fundamentales, que fueron dados a conocer por la directora de la Liga de mujeres desplazadas, Patricia Guerrero. El primero es el apoyo a “una iniciativa legislativa que devolverá no solo la tierra sino la dignidad, el segundo es la certeza de que solo la vía negociada puede poner fin al conflicto y el tercero es la necesidad de dar voz a todas las víctimas, sin importar su victimario.

Guerrero, en la declaración oficial de lanzamiento del movimiento ciudadano, resaltó la importancia de la movilización como una acción política para visibilizar los procesos de los afectados por la guerra y enfrentar a los victimarios, “los del pasado y los del presente”.

Una vez leído el documento oficial, la lidereza de restitución de tierras en Urabá Carmen Palencia tomó la palabra. “Esta ley es en memoria de los que cayeron cuando esta ley solo era un proyecto”, inició.

También señaló la importancia de fortalecer un movimiento que luche por restitución en Colombia porque “el eje de la lucha está en la tierra”. Luego, tuvo tiempo para referirse el gobierno anterior y señalar que se “dedicó a negar que en el país existe un conflicto armado y una tragedia humanitaria como consecuencia del mismo”.

Por eso, valoró la iniciativa de este gobierno no solo de querer reparar a las víctimas sino de “intentar la paz”, y ofreció el apoyo de su organización para logar que las negociaciones con los alzados en armas lleguen a buen fin.

Aunque la ley ha tenido logros, Palencia reclamó una presencia más ágil y objetiva en los procesos de microfocalización de las zonas donde operará la restitución. También pidió mayor seguridad para los líderes de víctimas y le exigió al Fiscal General, que estuvo en el evento, que las denuncias sean atendidas y los victimarios, capturados.

Por último, dijo que en Colombia hay un movimiento de víctimas fortalecido y que este sector le tiene más confianza al gobierno. Dijo que esta ley sancionada por el Presidente en junio de 2011 es el camino pero que tiene que implementarse de la mano con los afectados por el conflicto.

Juan Fernando Cristo, quizás el promotor más importante de la ley de víctimas en su tránsito por el Congreso, indicó que la iniciativa legal ha sido “la más ambiciosa para tratar de transformar la sociedad” y señaló que su implementación es la “cuota inicial” para la paz en el país.

“Vamos por buen camino. Las víctimas hoy se sienten reconocidas por el Estado y entienden que hay un jefe de gobierno al que le duele su dolor”, dijo Cristo, quien además respaldó el proceso de diálogo en La Habana pero le pidió a las Farc que reconozcan a sus víctimas porque sin este reconocimiento “no se puede avanzar”.

Finalmente, el senador Cristo también atacó al gobierno anterior, al señalar que quienes en 2009 lucharon por hundir la primera iniciativa de ley de víctimas hoy quieren defender a los afectados por la guerra. “Los verdugos de las víctimas ahora quieren ser sus voceros”, finalizó.

El presidente Santos, quien cerró el acto de inauguración de Colombia sin heridas, señaló que todo este esfuerzo institucional de generar una ley para las víctimas tiene como objetivo que los afectados por la guerra puedan decir “Nunca Más” y que la violencia no le siga ganando la partida al país.

Dijo que la ley avanza a ritmo creciente y afirmó que las organizaciones de víctimas son “las principales veedoras de este proceso”. También resaltó la importancia de la labor de los jueces agrarios, quienes “están produciendo, cada vez con mayor celeridad, fallos que restituyen las tierras a tantos colombianos que fueron despojados injustamente de ellas.”

.
El fin del evento fue a su vez la puesta en marcha de una nueva apuesta por contribuir a la reparación de las víctimas. Esta vez, políticos y activistas le brindan una mano al Estado para que implemente un mecanismo que permita que el país transite hacia la reconciliación sin olvidar que la guerra tiene heridas, que tienen que ser sanadas.

Cifras de le Ley

Durante su discurso, Juan Manuel Santos reveló algunas cifras del proceso de implementación de la Ley de víctimas:

– Han sido reparadas, de forma administrativa, 158 mil víctimas

– Se han invertido 933 mil millones de pesos

– 2.000 organizaciones de víctimas participan en la veeduría de la ley.

– 260 organizaciones de Derechos Humanos hacen parte de la ley de víctimas.

– Se han creado 998 planes de acción territorial para reparación en los próximos 4 años

– Se han creado 1121 comités de Justicia transicional, falta crear 12.

– Se tiene pactado invertir 6 billones de pesos en la implementación de la ley durante los próximos 10 años.

Nuevas movilizaciones

El senador Juan Fernando Cristo señaló que desde la alianza Colombia sin heridas se tiene planeado incentivar la movilización de afectados por el conflicto para respaldar la ley de víctimas.

Señaló que la región del Catatumbo y los Montes de María serían los lugares donde se realizarían estar marchas, que ya llegaron a Necoclí y Puerto Asis y que han convocado a miles de personas que buscan la reparación.