Actualidad

La inocentada a Nasri que le puede costar caro

 

El jugador francés del Sevilla, Samir Nasri, sufrió un hackeo en su cuenta de twitter que lo relacionaba con supuestos servicios sexuales que habría contratado de una clínica después de realizarse unos tratamientos vitamínicos. El destape de dicho tratamiento le ha metido en una investigación por parte de la agencia antidopaje española.  

Samir Nasri ha sufrido una desagradable broma en el día de los Inocentes. Al polémico jugador francés le hackearon la cuenta de twitter y comenzaron a utilizar sus redes para lanzar unos mensajes que relacionaban al futbolista del Sevilla con uno servicios sexuales que habría contratado en una clínica de tratamientos vitamínicos.

 

Todo comenzó con el tuit de la clínica @DripDoctors, en el cual se afirmaba que el jugador se había sometido a unos tratamientos intravenosos:

 


 

 

“Hemos provisto a Nasri con una carga de Immunity IV Drip para mantenerlo hidratado y al máximo de salud durante su ocupada temporada con el Sevilla FC”

 

La respuesta desde la cuenta hackeada del jugador no tardó en llegar y reventó las redes sociales que no pararon de retuitear el trino:

“También me habéis provisto con un servicio sexual completo justo después. Así que, chicos, aseguraos de conseguir este servicio. Esta p*ta viene y te f*lla en la misma noche”

 

 

 

La cuenta de twitter de la clínica no tardó en anunciar que el perfil de Nasri había sido hackeado. A los pocos minutos del grosero tuit por parte de los hackers respondieron de esta manera: 

 


 

 

 

“Servicio completo en mi habitación de hotel así que servicio doble. Simplemente darles la ‘exclusiva’ de este servicio de @DripDoctors”

“A la llegada Anara había salido de la habitación y esta chica ha pedido mi número para salir conmigo esta noche. Ella entonces continuó dándome…”

“Lo siento chicos yo sólo quería que el mundo conociera que mi novia Anara estaba conmigo en el momento que había reservado a esta chica mi tratamiento de IV Drip”

Los culpables continuaron con su festival añadiendo más comentarios en la cuenta hackeada. Las primeras sospechas señalan a la exnovia del jugador la móvil del asunto, la cual confirmó también hace unas semanas por su cuenta de Instagram que Nasri le había sido infiel con otras mujeres.

 

 



“Esto no viene en el menú”

“Todo lo que he dicho es 100% cierto. Esta chica de la imagen es Jamilah. Vino a mi habitación a las 3AM y continuó con otros servicios” 

“¿Entonces Jamilah no vino a mi habitación a las 3AM?

Estos fueron los últimos tuits que pudieron colgar los hackers antes de que la cuenta de Nasri fuera eliminada de twitter. Tres horas más tarde, el jugador en persona volvía a para poner un tuit explicando lo sucedido.

 


 

 

Lo curioso del asunto es que el jugador se puede ver involucrado en un problema y, de hecho, ya está siendo investigado por  la Agencia Española de Protección de Salud en el Deporte que considera estos tratamientos fuera de la legalidad. El primer tuit de la clínica que desencadenó todo, confirma que el jugador se sometió a unas infusiones intravenosas que según las normas del deporte estarían en principio prohibidas. 

 

La agencia está analizando en estos momentos la legalidad de estas sustancias y dicha cantidad sobrepasa los 50 mililitros, algo que también está prohibido. De confirmarse, Nasri podría verse inmerso en un caso de dopaje y castigado por ello.

Publicidad
Previous ArticleNext Article
Comunicador Social - Periodista del Politécnico Grancolombiano. Twitter: @esnegrete