Actualidad

La hermana Adriana se siente muy triste: Jorge Cortés

empresario y monja uribista
Publicidad

Jorge Cortés fue el empresario que financió el viaje de la hermana Adriana Torres, una religiosa que ha estado en el centro de la polémica en las últimas semanas por su participación en la manifestación de apoyo al senador Álvaro Uribe, promovida por el Centro Democrático.

Jorge no se arrepiente de haber dado su apoyo, porque él se considera como un empresario “buena nota”, “ella quería venir a darle su respaldo al expresidente Uribe y manifestarle su admiración y aprecio. Es una mujer humilde y no vi ningún problema en darle mi respaldo”.

Este empresario asegura considera que el acto de la hermana Adriana no fue imprudente, según él, porque la aprobación o desaprobación de las actuaciones de los religiosos, depende de las políticas con las que se rija cada comunidad. “Ella pertenece a una comunidad católica que tiene su sede principal en los Estados Unidos”. Un comunicado firmado por Cortés, señala que la monja pertenece a la congregación de “Misioneras Carmelitas de Santa Teresita, en la provincia de Norteamérica y que está autorizada para realizar obras misionales en Colombia e impartir educación a personas necesitadas.”

“Ella se encuentra bastante afectada por todas las difamaciones de las que fue víctima de parte de algunas personas de la zona en donde ha realizado obras sociales y que fueron divulgadas por muchos medios de comunicación. Su honra se ha visto lesionada. La hermana desea instalar un jardín infantil en donde madres de familia de escasos recursos puedan dejar a sus hijos al cuidado de personas especializadas, pero esto la ha perjudicado enormemente”.

Publicidad

Jorge asegura no conocer a más personas de la comunidad religiosa a la que ella dice pertenecer, porque el reside en la ciudad de Bogotá y la hermana en Medellín.

El empresario considera que la causa social de la hermana Adriana no se encuentra desdibujada a pesar de que su imagen fue sometida al escarnio público, tras su aparición en la manifestación uribista. “está muy triste por la manera en como se le ha tratado”.

Jorge está dispuesto a darle su apoyo una vez más, y seguir contribuyendo con su causa social.

Jorge Cortés nación en Guadalupe – Santander, llegó a Bogotá hace 23 años y desde ese momento se ha dedicado al comercio. Hoy tiene una empresa distribuidora de maletas y sus accesorios en el sector de San José en la capital del país.

Publicidad
Previous ArticleNext Article