La feliz coincidencia para el ministro Lizarralde

De nuevo el ministro de Agricultura Rubén Darío Lizarralde y el senador Jorge Enrique Robledo se ven enfrentados. Esta vez, la causa es la revelación de una grabación anónima que se conocía desde el 10 de octubre de una reunión del parlamentario con miembros del sindicato de Cerro Matoso.

El ministro afirmó que este archivo, guardado en una USB, le llegó de manera anónima a su despacho en un sobre el cual contenía la grabación del senador del Polo Democrático: “No sé por qué llegó y pueda ser que a alguien se le ocurrió enviármela para que yo me preparara para actuar”.

 

Anuncios

En el audio, según el jefe de la cartera de Agricultura, “está demostrando que todo lo que ha venido haciendo en contra mío tiene un trasfondo que busca debilitar la labor de este ministro y darle a entender al país que hay un funcionario que no tiene conductas de un hombre de Estado y público”, sobre la parte en la que habla de aliarse con los ladrones.

 

Así mismo, Lizarralde continuó afirmando que las intenciones del Robledo están enfocadas en un fin político pasando por encima de la ley: “El objetivo es obtener un beneficio político a costa de violentar la ley y las normas, y de atacar la autoridad…eso no está protegido en la Constitución”

 

Al reproducir este audio, quedó en el aire la posibilidad de tener intervenido al congresista, a lo que el ministro aseveró: “El Gobierno no tiene chuzado al senador Robledo” puesto que, según Lizarralde, la grabación es presencial.

 

Por su parte, Jorge Enrique Robledo adujo un nuevo “falso positivo” del Gobierno del presidente Santos y calificó de “ridículo con lo que salió el ministro Lizarralde”.

 

De la misma manera adujo que esta situación se genera por los aprietos en los que se encuentra por las investigaciones del legislador: “Aquí lo que tenemos es un ministro desesperado porque no ha podido quitarse de encima mis acusaciones”.