La falta de sexo se nota

Un estudio realizado por la Universidad de Wikles en Pensilvania,  reveló que  tener sexo una o dos veces a la semana puede mejorar el sistema inmunológico, además de mejorar el estado de ánimo.  

Es por eso que las personas que están alrededor pueden notar que tan escasa o abundante es la vida sexual de alguien.  Las personas que están satisfechas sexualmente, usualmente andan de buen humor, y tienen una cierta atracción que puede producir que otras se les quieran acercar. Por el contrario, aquellos que no tienen una vida sexual activa, tienden a tener un ánimo muy volátil.

 

Anuncios

¿Cómo saber si le falta sexo? 

 

1. Aumento de fantasías diurnas: Las representaciones mentales creadas por el inconsciente o fantasías, se presentan generalmente en las noches, pero si se hacen más frecuentes y a diversas horas del día quizá, puede ser un indicio de necesidad de sexo.

 

2. Mal humor: Cualquier cosa altera el estado de ánimo y especialmente si es una demostración de amor entre una pareja.

 

3. Pensamientos sexuales frecuentes: si los objetivos o metas diarias se basan en sexo, se debe cuestionar acerca de la última pareja con la que tuvo un encuentro íntimo.

 

4. Atracción sexual: Cuando hay atracción por una persona que antes pasaba desapercibida.  puede ser señal de que el deseo sexual está en aumento. Eso quiere decir que si aquella persona no tan agraciada en el pasado se convierte en alguien atractivo ante los ojos, es una llamada de alerta sobre la necesidad de sexo.

 

5. Masturbación en exceso: Es una práctica que sirve como un escape a una tensión sexual, la cual en ocasiones puede ser difícil de olvidar y desahogar con una pareja.  El exceso en la masturbación puede indicar necesidad de un encuentro íntimo.

 

6. Porno todos los días: Si el consumo de pornografía aumenta, puede ser un reflejo mental que indica que hay necesidad de sexo.

 

7. El cuidado íntimo: Cuando hay vida sexual activa, las mujeres ( y algunos hombres) se depilan, tienen ropa interior en buen estado y hay preocupación por estar impecable. Cuando hay ausencia de sexo, todos esos cuidados disminuyen o desaparecen.

 

8. Estrés: Cuando hay ausencia de sexo el estrés aumenta.

 

¿Tiene alguno de estos síntomas? Es el momento de replantear su frecuencia sexual.