La estrategia de China para conquistar el fútbol mundial

Según el gobierno nacional, se tienen estipuladas diferentes metas a medio y largo plazo para consolidar al país asiático como una selección protagonista en el mundo del fútbol. A dí de hoy ya son grandes estrellas las que prueban fortuna allí atraidas por el floreciente dinero del gigante chino.

China, como la segunda potencia económica más grande del mundo por detrás de Estados Unidos, está realizando un mega proyecto con una serie de inversiones multimillonarias desde su gobierno para fortalecer el fútbol nacional y albergar (y por qué no ganar) una copa mundial, como objetivo principal.

 

  

Este gigantesco plan fue presentado por el gobierno de Pekín y la Federación China de Fútbol, para ubicar a la selección nacional, como una superpotencia mundial en el año 2050.

 

 

Las fases del proyecto

 

 

La primera meta del 2020

 

 

El objetivo principal es tener a 50 millones de niños y adultos practicando el deporte rey, además de integrar un plan de infraestructuras acordes a la práctica. Debido a esto, el gobierno realizará millonarias inversiones para tener en ese año al menos 20.000 centros de entrenamiento y 70.000 canchas en todo el país.

 

 

La iniciativa china va dirigido a los niños y adolescentes, quienes por edad están proyectados en la ambiciosa meta, se estima que el proyecto realice torneos entre 30 millones de escuelas primarias y secundarias.

 

 

La segunda meta del 2030

 

 

Se tiene proyectado tener una cancha cada 10.000 habitantes. Siendo esto gigantesco, ya en 2013 (el último censo) se registró en el país 1.357 millones de habitantes, es decir, la creación 135.700 terrenos de juego.

 

 

La tercera etapa del 2050

 

 

Consolidar el fútbol como el nuevo deporte insignia del país, y tener una liga nacional competitiva y establecer diferentes equipos profesionales en 100 de sus ciudades.

 

  

La actualidad de fútbol en China

 

 

Si bien conocemos que los grandes equipos del país asiático, están realizando contrataciones de diferentes figuras del fútbol mundial para que se integren a la liga, el tema de las costosas incorporaciones tiene dos objetivos claros, primero subir el nivel de la liga con jugadores de gran talento y reconocimiento público y popularizar el fútbol e internacionalizar la liga nacional.

 

 

Recordemos que el fútbol chino incorporó de jugadores de clubes de primer nivel europeo, como el del argentino Ezequiel Lavezzi, que estaba en París Saint-Germain, y el colombiano Jackson Martínez, de Atlético de Madrid.

 

 

Según las empresas que realizaron los fichajes, se anunció que, en total, en 2015 el mercado chino movió US$ 168 millones en trasferencias.

 

 

El principal artífice del proyecto

 

 

El presidente del país, Xi Jinping es reconocido por ser un gran amante del balompié y ha anunciado que uno de los mayores anhelos es ver a China de nuevo en un mundial de fútbol. China participó en el mundial de Corea y Japón en 2002.

 

 

Según informó a los medios del país, la iniciativa por fichar futbolistas de renombre por los que se pagan millones está motivada por la comisión del Partido Comunista que dirige Jinping.

 

 

El otro gran anhelo del presidente, es poder realizar un Copa del Mundo en el país asiático.

 

 

Las cifras

 

 

Tener 50 millones de futbolistas, entre niños y adultos para el 2020.

 

Tener 70.000 canchas para 2020. 

 

Tener 20.000 centros de entrenamiento. 

 

Tener 10.000 entrenadores capacitados.

 

Tener 30 millones de escuelas primarias y secundarias donde jugarán partidos y campeonatos.