Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

La crisis en 2013 no sería tan grave como vaticinan

Los expertos en el tema económico aseguran que el futuro de la Eurozona dependerá en gran medida de Alemania y del Banco Central Europeo. Consideran que si bien España intenta corregir su camino, lo único cierto es que está en manos de un rescate soberano con todo y sus repercusiones. 

Los expertos en el tema económico aseguran que el futuro de la Eurozona dependerá en gran medida de Alemania y del Banco Central Europeo. Consideran que si bien España intenta corregir su camino, lo único cierto es que está en manos de un rescate soberano con todo y sus repercusiones. La pregunta del millón es para donde va Europa y por consiguiente  Colombia y el mundo. Aquí se lo contamos. 

 

Anuncios

El analista de mercados internacionales de la firma Acciones y Valores, Cristian Camilo Lancheros le dijo a Confidencial Colombia que actualmente el común denominador de Europa es la incertidumbre el desempleo la baja producción y la desconfianza en los mercados que siguen al garete, tratando de encontrar pronto destino. Sobre Colombia precisó que las cosas van bien, pero atadas al comportamiento de las variables internacionales.

 

Confidencial Colombia/ Qué puede pasar con Europa en las actuales circunstancias y qué futuro puede tener el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

 

Cristian Camilo Lancheros/ La solución a la crisis de deuda en Europa en algunos momentos parece alejarse de una solución consistente. Sin embargo, contener esta situación en Europa depende en gran medida de la voluntad de Alemania y del Banco Central Europeo para desarrollar acciones y ayudas que eviten una mayor desestabilización de las finanzas públicas de varios de los países de la Eurozona.

Claramente, una recuperación de Europa es a mediano y largo plazo y va de la mano de una mejoría en el desempeño económico.

 

En estos momentos, el camino más real es que España pueda recibir  un rescate y que el Banco Central Europeo implemente su plan de compra de bonos de países altamente endeudados. Esto evitaría una profundización de la crisis; pero  es necesario medidas que impulsen el  crecimiento y ayuden a la recuperación  de las economías,  teniendo en cuenta  la disciplina fiscal que deben desarrollar  los países y que limita el crecimiento vía mayor gasto del gobierno.

 

Con relación al  MEDE, es una herramienta necesaria para la recuperación de Europa, pero todo depende de la voluntad de Alemania y el Banco Central Europeo para que  estas herramientas logren un efecto real en el viejo continente.

 

C.C/ ¿Trabaja España en la dirección correcta?

 

CCL/ Es quizás inevitable un rescate  soberano para España a  pesar de la ayuda que ha recibido para recapitalizar su deprimido sector bancario. Es necesario que el  país ibérico avance hacia una mayor disciplina fiscal y que  el Banco Central Europeo compre deuda española para contener incrementos en los  costos de endeudamiento de este país.

 

C.C/ ¿En qué está Grecia y los otros países afectados por sus precarias finanzas?

 

CCL/ Grecia y los países afectados por sus frágiles finanzas se encuentran desarrollando drásticas medidas de austeridad que les permita reducir los niveles de déficit y deuda, lo cual se convierte en condición necesaria para poder tener mayores aportes por parte de la Unión Europea y el Fondo  Monetario Internacional. En el caso del país heleno, Atenas no ha recibido dinero del rescate desde finales de junio y La Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional retienen cerca  de 36.000 millones de euros de financiamiento hasta que Grecia apruebe nuevos recortes de gastos para el 2013 y el 2014. En estos momentos se observa en la Eurozona bajos niveles de producción y de confianza, altas tasas de desempleo y algunas presiones inflacionarias, lo crea un panorama poco alentador.

Es necesario que países como Grecia avancen en mayores reformas y recortes presupuestarios a pesar del efecto negativo que esto genera en el crecimiento. Es claro que Grecia no puede salir adelante sin los fondos provenientes de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, como lo ha expresado en varias ocasiones el primer ministro heleno.


CC/ Los analistas en Europa dicen que la situación tiende a empeorar y hay voces en Colombia que invitan a blindar la economía y a crear mecanismos más agudos frente a una “gran crisis”. ¿Es tan complejo el devenir en 2013?

 

CCL/ El 2013 depende en gran  medida de continuas acciones  agresivas por parte de las autoridades monetarias de las mayores economías del mundo para  impulsar el crecimiento.  En el caso que la Reserva Federal continúe a lo largo del 2013 con una mayor inyección de liquidez, es factible empezar a ver  señales de recuperación de la economía estadounidense, lo que evitaría un mayor  enfriamiento de la economía global.

 

En caso de Europa, es claro que difícilmente  en el 2013 se va  a alcanzar una importante recuperación en el crecimiento. El enfriamiento de la economía de  Europa es más de mediano plazo que de corto plazo; pero si la crisis de  deuda soberana se logra contener la situación en Europa podrían no empeorar.

 

Con relación a China, una desaceleración en su crecimiento es un claro devenir; así como en varios países emergentes.

 

Tras el panorama  anterior,  el 2013 será un año de bajo crecimiento, pero si las autoridades monetarias saben actuar y favorecer el crecimiento, se esperaría que las economías se empiecen a recuperar. En el caso de Colombia quizás podamos ver una desaceleración en las exportaciones en medio de una menor demanda externa, posiblemente la producción industrial puede continuar debilitándose o creciendo a tasas muy bajas y la demanda de los hogares puede verse un poco más deteriorada. Sin embargo, es factible una política monetaria  más  expansiva por parte del Banco de la República, lo que ayudaría  a impulsar el crecimiento económico hacia  finales del segundo semestre del 2013, cuando se esperaría una materialización  de los efectos de  recortes en la tasa de interés en el presente año.

 

En conclusión, el 2013 no será tan dramático y depende de que tanta capacidad de maniobra puedan tener los bancos centrales y gobiernos para contrarrestar un deterioro de la economía.

 

CC/ ¿Cómo va Colombia en el manejo económico y qué futuro le ve a la reforma tributaria aplaudida por unos y cuestionada por otros?

 

CCL/ Colombia presenta un panorama positivo, con una inflación y apreciación de la moneda contenidas, con un crecimiento del PIB por encima del promedio de la región y moderadas reducciones  en el desempleo. Sin embargo se destaca un deterior de la producción industrial y del consumo de los hogares.

 

En las últimas minutas del Banco de la República, el emisor  ha dejado abierta la posibilidad de una política monetaria más expansiva en medio de una desaceleración  en el consumo de los hogares, un deterioro de la producción industrial,  una contracción de las exportaciones y una inflación contenida. Es de esperarse próximos recortes de tasa de interés por parte del emisor, que generarían un mayor crecimiento hacia finales del 2013.

 

Con relación a la reforma tributaria, esta puede generar un efecto bastante positivo en el mercado laboral. Es de esperarse que una reducción en las contribuciones que deben hacer los empleadores por sus empleados estimule una mayor creación de empleo formal, lo que llevaría a efectos positivos sobre la demanda agregada. De acuerdo con estimaciones del ministerio de Hacienda, la reforma tributaria podría generar cerca de un millón de empleos.

 

CC/ ¿Qué riesgos ve y que puedan enturbiar el panorama de la economía nacional?

 

CCL/ Una profundización de la crisis de deuda soberana en Europa, un mayor enfriamiento económico global, posibles caídas en los precios internacionales de los commodities y un empeoramiento de la cartera de crédito son los principales riesgos que puede enfrentar la economía colombina.

 

Señales recientes han mostrado los efectos negativos de un enfriamiento externo sobre Colombia, hemos visto que las exportaciones han venido cayendo por tres meses consecutivos en medio de una menor demanda externa. 

 

CC/ Los síntomas de enfermedad holandesa y la acelerada desindustrialización ¿para donde nos lleva?

 

CCL/ Una mayor apertura comercial en Colombia a través del desarrollo de tratados de libre comercio, impone mayores exigencias en términos de competitividad a la industria colombiana y lleva a la exploración de otros sectores productivos en los cuales el país pueda encontrar una ventaja comparativa, como lo puede ser  el  sector de servicios. Una desindustrialización  de ciertos sectores ha venido de la mano de una  exploración de nuevos sectores que puedan hacer al  país más competitivo. Es importante tener  en cuenta que la estructura productiva y económica del país ha venido cambiando en medio de un proceso de mayor inserción en la economía global; por tanto una desindustrialización de algunos sectores quizás  hace parte de un proceso evolutivo.

 

Aunque las exportaciones colombianas dependen en su mayoría del sector petrolero y el  resto de los  sectores productivos han venido perdiendo alguna participación en las ventas al exterior; la economía colombina no sufre de enfermedad holandesa. Y hemos visto avances hacia acuerdos comerciales que buscan favorecer las exportaciones de bienes no tradicionales

 

CC/ Volviendo al tema tributario, ¿qué tan sano es debilitar la clase media con el castigo a las rentas salariales?

 

CCL/ La reforma tributaria plantea un tributo progresivo sobre las rentas salariales que busca que quienes tienen mayores ingresos paguen más. Esta reforma no busca un mayor deterioro de los ingresos de las familias con menores niveles de renta pero si un mayor aporte de las personas naturales con mayores ingresos

 

CC/ ¿Tal y como van las cosas, vamos camino a ser importadores netos?

 

CCL/ Aunque la mayoría de las exportaciones colombianas son del sector petrolero, los nuevos acuerdos comerciales abren mayores oportunidades a otros sectores exportadores como el sector textil. Difícilmente Colombia se va convertir en importador neto teniendo en cuenta la variedad de productos y servicios con los cuales puede competir y son atractivos  en  los mercado  internacionales. Hay industrias líderes en las cuales el país es competitivo y algunas se han venido tecnificando, lo que hace casi imposible que Colombia se vaya a convertir en un importador neto.

 

CC/ ¿Qué futuro le ve al proceso de paz y como puede impactar el desarrollo de la economía?

 

CCL/ En caso de lograrse la paz, esto generaría un impacto  positivo en la economía colombiana que se traduciría en un mayor crecimiento, quizás hacia niveles del 6.5 por ciento según algunas estimaciones, teniendo en cuenta que el alto  gasto en defensa podría invertirse en actividades productivas y la inversión extranjera podría crecer más. Un diálogo de paz reduce las amenazas en la seguridad e incrementan la confianza en el país, es de esperarse que si los inversionistas han confiado en Colombia, con un proceso de paz confíen aún más.