¿La Copa del Mundo le succiona los vuelos a Venezuela?

Según el vicepresidente económico, Rafael Ramírez, el Mundial de Fútbol estaría absorbiendo  a las aerolíneas que decidieron suspender operaciones en cielos venezolanos. Medios internacionales señalan que la salida de aviones del país responde a la crisis económica y no al torneo internacional. 

El anuncio del vicepresidente para el Área Económica de Venezuela, que liga la salida de aerolíneas del país con el Mundial de Brasil, copó la prensa local e internacional pues plantea un escenario tan particular que generó controversia.

 

Resulta que durante una rueda de prensa instalada al término del Congreso Latinoamericano y Caribeño de ingeniería petrolera celebrado en Maracaibo, Ramírez dijo que “aquí nadie se va de este país, las aerolíneas esas que andan yéndose están desviando aviones para el Mundial de fútbol. Pero no que se estén yendo del país, métanle el ojo a eso”. Es decir que –desde las orillas- por culpa del Mundial, Venezuela se estaría quedando momentáneamente sin el apoyo de estas compañías.

 

En efecto, un informe realizado por la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV) señala que el Estado le debe a las aerolíneas internacionales 4 mil millones de dólares por concepto de ventas en bolívares de 2013 y 2014 no convertidas en dólares.

 

El director del organismo Humberto Figuera, explicó en medios locales día a día se aproximan más “las decisiones que puedan tomar las líneas aéreas, algunas más que otras, de suspender operaciones temporalmente hasta que este tema se resuelva”.

 

Y es que el caso ha generado controversia en territorio bolivariano, en tanto a que son varias las compañías aéreas que piden por el pago de la deuda.  Por ejemplo, la aerolínea italiana Alitalia anunció en los últimos días la suspensión de 17 vuelos en mayo por el impago de una deuda que se acerca a los 187 millones de dólares, precisa la ALAV. Esta decisión también fue optada por Air Canadá para suspender vuelos.

 

Bajo este marco, el Gobierno venezolano aseguró en varias ocasiones que se liquidará con normalidad la deuda correspondiente a 2014 y que la correspondiente a 2013 continúa revisión. El presidente Nicolás Maduro esgrimió a la prensa nacional que “las cuentas están claras” y aseveró que mientras él sea el jefe de Estado no volverán las aerolíneas que deseen abandonar a Venezuela.