Actualidad, Lo + Confidencial

La CIDH recibe denuncias de agresiones a líderes afros en Colombia

Publicidad

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recibió hoy denuncias de agresiones a líderes afrodescendientes en el contexto de la aplicación del acuerdo de paz de 2016 con la guerrilla de las FARC, convertida en partido político.

“La implementación del acuerdo de paz se está dando en medio de los asesinatos de miles de líderes sociales”, denunció Erlendy Cuero Bravo de la Asociación Nacional de Afrodescendientes (Afrodes) durante las audiencias de la CIDH, que se celebran en la Universidad de Colorado, en Boulder (EE.UU.).

Cuero Bravo es la hermana de Bernardo Cuero Bravo, un líder de las víctimas del conflicto armado que fue asesinado a tiros en junio de 2017 cuando estaba en su vivienda en el municipio de Malambo, en el departamento del Atlántico.

Su hermana le rindió homenaje hoy ante la CIDH y aseguró que las investigaciones sobre su fallecimiento “no han sido eficaces”, aunque la Policía capturó al supuesto autor del delito.

La mujer ha padecido en su piel la crueldad del conflicto colombiano: su padre fue asesinado por los paramilitares, ella fue abusada sexualmente por la guerrilla y ha sufrido varias amenazas de muerte e intentos de asesinato, uno de ellos en 2016 y que puso en peligro la vida de su hijo de 18 años.

Publicidad

Cuero Bravo pidió a los representantes del Gobierno colombiano, sentados frente a ella en la audiencia, “una respuesta colectiva” y “planes de protección específicos” para proteger a los líderes sociales que son amenazados por bandas criminales en zonas donde no hay una suficiente presencia del Estado.

En respuesta, los representantes gubernamentales aseguraron que esos problemas se están abordando mediante 26 planes integrales de reparación colectiva, el Observatorio contra la Discriminación y el Racismo y el “Pacto por Colombia: Pacto por la Equidad”, que ha establecido el presidente colombiano, Iván Duque.

Los miembros de la CIDH, sin embargo, expresaron dudas sobre el funcionamiento de esas entidades y pidieron al Ejecutivo una lista con sus integrantes, así como información sobre cuáles son sus objetivos y cómo están trabajando en conjunto para desarrollar un plan nacional.

“Estamos ante una enorme crisis humanitaria que reclama una solución”, subrayó la comisionada Margarette May Macaulay.

Según datos publicados este mes por el centro de pensamiento Fundación Ideas para la Paz, 93 líderes sociales fueron asesinados en los ocho primeros meses de 2018, que fue el periodo más violento contra los líderes en Colombia desde 2010.

Publicidad
Previous ArticleNext Article