"La alcaldía de Cartagena no es un reto placentero"; Mac Master

Desde el 10 de octubre Bruce Mac Master es el Alcalde encargado de Cartagena, debido a la enfermedad por la que atraviesa el mandatario de la ciudad, Campo Elías Teran. El encargado de sacar adelante a la capital turística del país da cuenta del pásimo estado en el que se encuentra la ciudad costeña. Entrevista.

La administración de Cartagena viene en detrimento desde antes de que el alcalde Campo Elías Terán hiciera el anuncio sobre su enfermedad; un cáncer de pulmón en avanzado estado que no le ha permitido ejercer de manera permanente su cargo. No obstante, con la ausencia del mandatario local la situación empeoró.

 

Anuncios

El pasado 31 de octubre terminaba la incapacidad que se le otorgó a raíz de su enfermedad y el tratamiento que se le ha venido practicando en la ciudad de Bogotá. Sin embargo, los médicos que lo atienden consideraron pertinente aumentar los días de reposo de Terán después de su más reciente intervención en la que se le instaló una válvula programable de Hakim, razón por la cual estará otros 15 días por fuera de la institución.

 

La gran incógnita es si Terán regresa o no a Cartagena para asumir su puesto en la Alcaldía o si será suspendido como lo ha solicitado la contralora Sandra Morelli y el Ministro del Interior, Fernando Carrillo.  

 

Mientras tanto, Bruce Mac Master, tendrá que seguir asumiendo el cargo como Alcalde encargado de la ciudad para intentar sacar a la ciudad de la grave crisis. El entrevista para Confidencial Colombia, el también director del DPS, manifiesta que Cartagena está en una situación de desgobierno y desorden administrativo que se tiene que solucionar lo más pronto posible.  

 

Confidencial Colombia: ¿En qué estado encontró la administración de Cartagena y cómo va en este momento?

 

Bruce Mac Master: Lo que me encontré fue una verdadera situación de desgobierno, lo que hay es una crisis muy grande de credibilidad, de confianza, un significativo desorden administrativo. Hay una cantidad de rumores respecto a casos de corrupción y de falta de la moral.

Quizás a lo que más me he dedicado en estos días es a tratar de recuperar la confianza por la vía de la transparencia, generando información, contándole a las personas qué es lo que se está haciendo y lo que no. Mostrándoles que aquí hay alguien sentado revisando hasta la última letra de lo que se firma y colaborando con los entes de control.

 

CC: ¿Hasta el momento el desempeño del Alcalde Campo Elías Terán ha sido el adecuado, por supuesto en los momentos en los que ha podido estar al frente de su cargo?

 

BM: Es difícil porque su desempeño ha sido muy interrumpido, por lo problemas tan importantes que ha tenido de salud. Lo que uno si se alcanza a dar cuenta es que dentro de su periodo o en lo que va corrido del año 2012, han estado varios alcaldes encargados y no se sabe quién es el responsable de que la ciudad esté así de descuadernada.

 

Entonces, yo no me atrevería a decir que el desempeño de él es el inadecuado. También ha estado muy enfermo, muy ausente. Lo cierto es que en este momento la ciudad sigue en una situación lamentable, que uno esperaría que se corrigiera y más en una ciudad con la importancia de Cartagena que debería tener casi que la mejor administración pública y eso no ha pasado.

 

CC: A su consideración, ¿Cartagena merece una alta consejería, así como en Bogotá se asignó a Gina Parody para los asuntos de Bogotá?

 

BM: Ese tema es muy interesante, el Gobierno Nacional sí ha pensado que Cartagena requiere una atención especializada en este instante, no sé si la figura sería de una alta consejería o no, pero el señor presidente si se ha mostrado particularmente interesado en que se generen mecanismos para que el gobierno pueda apoyar, no solamente el proceso de administración y de gestión, sino además  el proceso de transparencia.

 

De tal manera que no sé si la figura exacta sea la de la alta consejería, pero ya se ha dedicado una gran cantidad de recursos para la atención y focalización para un acompañamiento de la ciudad.  

 

CC: La contralora Sandra Morelli habló hace algunos días, sobre la existencia de unas irregularidades en contratos de aseo de la ciudad. ¿Usted conoce dichas irregularidades, ya las encontró?

 

BM: Lo que sucede es que no le corresponde a un funcionario del ejecutivo en realidad ser quien evalúa las irregularidades o la existencia o no de las mismas. Nosotros lo que estamos haciendo es tomando todas las medidas de precaución para que no se produzcan efectos nocivos sobre la ciudad.

 

Sin embargo, le propusimos a los consorcios de aseo en particular, que se produjera una suspensión inmediata de todos los efectos futuros y anteriores, de todos los contratos. Propusimos un periodo más o menos de cuatro meses en donde se pudieran revisar los contratos con el acompañamiento de los entes de control y que si al final de los cuatro meses no había acuerdo o claridad, simplemente desaparecieran.

 

Ese es un mecanismo que nos permite a nosotros, sin ser un ente de control, tener la oportunidad de revisar todo en Cartagena de cara al público y los medios de comunicación. Los consorcios lo pensaron por una semana y finalmente nos anunciaron que aceptan la propuesta y acogen el mecanismo para reconstruir la confianza sobre la administración pública de Cartagena.

 

CC: Por estos mismos contratos de aseo de Cartagena, la contralora también pidió la suspensión de Rosario Ricardo, Amínta Sierra y Judith Pérez, además del alcalde Campo Elías. ¿En qué situación se encuentran las funcionarias al interior de la institución después del anuncio?

 

BM: La contralora pidió que se diera la remoción inmediata de las funcionarias, de manera que seguimos las órdenes y fueron suspendidas. La suspensión se hizo el mismo día que la señora contralora lo ordenó, el 30 de octubre.

 

CC: ¿Usted se ha comunicado con el alcalde Terán en los últimos, sabe cuál es su estado de salud?

 

BM: No he podido, he intentado comunicarme con Campo Elías desde hace dos meses pero no he tenido la oportunidad. Hablé una sola vez con su señora, justo el día antes de posesionarme, es decir el 9 de octubre, básicamente para averiguar por su salud y desearle su pronta recuperación.

 

Personalmente no he podido conversar con él y la verdad respeto su decisión de mantener su intimidad y no hablar con las personas que lo llaman o lo visitan.

 

CC: ¿El señor Campo Elías Terán regresa o no regresa a su cargo?

 

BM: No sé si regresará, digamos que en lo personal siempre le he deseado la mejor de las suertes desde el punto de vista de su salud y en su recuperación, incluso públicamente lo he manifestado. Por su parte la población de Cartagena le tiene un gran aprecio, sin embargo, las especulaciones respecto a su salud indican que no son muy buenas.

 

El Gobierno Nacional anunció que la Alianza Social Independiente debe presentar una nueva terna para escoger alcalde, ¿conoce algo sobre este proceso?

 

Ellos pueden presentar la terna en el momento que quieran. El gobierno lo que sí ha hecho es un llamado de conciencia para que la Alianza presente personas en la terna que tengan las calidades técnicas, administrativas y morales para que le permitan asumir un reto tan complejo como el que vive la ciudad hoy en día.

 

CC: ¿Le gustaría quedarse como alcalde de Cartagena?

 

BM: Realmente no es un reto particularmente placentero, sin embargo sí es muy importante, de manera que cuando el presidente me sugirió que tomara esta responsabilidad, así lo asumí.

 

Evidentemente estoy en unas condiciones muy duras en donde el alcalde titular está enfermo; hay una serie de inspecciones; una administración en crisis; la ciudad tiene una cantidad de necesidades aplazadas y mucho desorden. Lo único que puedo decir es que este no es un cargo, ni fácil, ni placentero, pero sí de altísima responsabilidad y las cosas hay que hacerlas cuando se necesitan. 

 

BM: ¿Cómo alterna su cargo de alcalde encargado, con la dirección del Departamento para la prosperidad Social?

 

CC: Sigo teniendo los dos cargos, la ventaja es que el DPS tiene funcionamiento a nivel nacional y oficinas en varias ciudades. En Cartagena hay una sede muy importante entonces sigo al tanto de las inscripciones del programa ‘Más Familias en Acción’, un proceso importante y muy voluminoso, en donde estamos haciendo inscripciones de más de dos millones trescientas mil familias, es decir cerca de diez millones de personas.

 

Aprovecho para recordar que ya no hay necesidad de hacer filas gigantescas para ser los primeros en ser atendidos, vamos a atenderlos a todos. Así que el Departamento sigue funcionando con la ayuda de un equipo robusto y con mi presencia desde Cartagena.