La adicción al celular produce un efecto similar al de los opiáceos en el cerebro

La adicción digital, ya sea respecto a un móvil, tableta u otro dispositivo electrónico, crea las mismas conexiones cerebrales que los opiáceos, generando asimismo soledad, aislamiento y depresión, concluye un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad Estatal de San Francisco (EE. UU.) y que recoge la revista NeuroRegulation.

Una nueva investigación liderada por Erik Peper y Richard Harvey revela que el uso excesivo de teléfonos inteligentes es similar a cualquier otro tipo de abuso de sustancias.

“La adicción a la conducta del uso de teléfonos inteligentes comienza a formar conexiones neurológicas en el cerebro de forma similar a como lo experimentan las personas que toman Oxicodona para el alivio del dolor, por ejemplo”, explicó Peper.

Además de eso, la adicción a las redes sociales puede tener un efecto negativo en la conexión social. En una encuesta a 135 estudiantes del estado de San Francisco, Peper y Harvey encontraron que los estudiantes que usaban sus teléfonos con mayor frecuencia informaban de niveles más altos aislamiento, soledad y ansiedad.

Creen que la soledad es en parte consecuencia de reemplazar la interacción cara a cara con una forma de comunicación donde el lenguaje corporal y otras señales no pueden interpretarse. También resolvieron que esos mismos estudiantes realizaban tareas múltiples casi constantemente mientras estudiaban, miraban otros medios, comían o asistían a clases. Esta actividad constante deja poco tiempo para que los cuerpos y las mentes se relajen y regeneren, y también conduce a realizar “semi-tareas”, es decir, cuando nos ponemos a hacer dos o más tareas al mismo tiempo, pero realmente cunde la mitad de lo que debería en comparación a si nos concentráramos en una sola tarea a la vez.

No todo es negativo. De la misma forma en que podemos entrenarnos para comer menos azúcar, por ejemplo, también podemos tomar las riendas y entrenarnos para ser menos adictos a nuestros dispositivos.