Kate Middleton come ñame para quedar embarazada

Los rumores de un segundo embarazo de la Duquesa de Cambridge llevan pululando por los medios británicos desde hace meses. Si bien se informó inicialmente de que Middleton estaba embarazada de una niña, la última portada de la versión estadounidense de la revista OK! afirma que el príncipe Guillermo y Kate podrían estar preparándose para recibir a una pareja de gemelos.

 

Pero esta no es la primera vez que medios americanos y británicos se sacan de la manga un embarazo de la Duquesa de Cambridge. En los últimos ocho meses han aparecido más de cinco portadas de este tipo. En todas ellas se afirmaba tener las pruebas en exclusiva de un nuevo embarazo de Kate Middleton, que han resultado falsas. A pesar de que Ok! asegura que el embarazo es “oficial”, desde la casa real británica no se ha confirmado nada. A veces es una niña, otras veces un niño y esta vez han sido gemelos.    

 

Según una fuente de esta publicación, Middleton alteró su dieta con la esperanza de tener gemelos: “Ha estado tratando de comer ñame después de que alguien le dijera que ayuda a tener gemelos”. Se trata de un tipo de tubérculo, parecido a la patata, muy común en los países intertropicales cuya carne, cocida o asada, es comestible. Este alimento se utiliza a veces como un tratamiento de reemplazo hormonal que ayuda a la fertilidad y aumenta las posibilidades de concebir. “William y Kate lo han estado intentando desde enero”, añade la revista americana.  

 

Lo que sí es oficial es que el Príncipe Guillermo y su esposa se encuentran en las islas Maldivas disfrutando de una semana de vacaciones antes de continuar con una agenda llena de compromisos para los próximos meses, entre los que se encuentra su gira por Australia y Nueva Zelanda. Allí podremos ver una nueva aparición pública del príncipe Jorge, pero de momento los Duques se han tomado este viaje como una escapada romántica y el bebé de ocho meses permanecerá al cuidado de su nueva niñera.

 

Aunque el matrimonio ha recibido muchas críticas por su escapada, Kate y William piensan que es un buen plan para que la nueva niñera se vaya acostumbrando a la rutina y los hábitos de George, ya que será ella quien tendrá que cuidarle durante su viaje a Australia, hasta donde les acompañará. Jessie Webb, de 71 años, había cuidado a George desde su nacimiento el 22 de julio de 2013. Su avanzada edad ha provocado que haya sido sustituida por una chica de unos treinta años y de nacionalidad española, según publican varios medios británicos.

 

Tomado de vanitatis