Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Johnny Depp, nueva chica a los cincuenta

Johnny Depp cumple 50 años como uno de los actores más versátiles de Hollywood y con muchos proyectos a la vista. El actor fetiche de Tim Burton encara el medio siglo con nueva relación, la que mantiene junto a la también actriz Amber Heart, y viento en popa en el plano profesional.

Johnny Deep afronta los cincuenta años como uno de los actores más versátiles de Hollywood, que igual encarna al pirata Jack Sparrow que a los excéntricos personajes de Tim Burton, y con un nuevo capítulo en el plano personal.

 

Anuncios

Si a muchos les sorprendió su ruptura con Vanessa Paradis el año pasado, ahora ha comenzado una nueva etapa junto a la también actriz Amber Heard, de 28 años.

 

Aunque las nuevas generaciones le han conocido como la cara más reconocible de “Piratas del Caribe”, Johnny Depp nació como una estrella irreverente, predestinada a convertirse en el icono del cine independiente hollywoodiense.

 

Así, su carrera está formada por algunos de los personajes más relevantes de las últimas décadas. Un amplio y variado abanico de papeles de un actor que siempre trató de alejarse del juego de intereses de Hollywood, aunque ahora se haya convertido en el paradigma del cine de acción y comercial.

 

DE MANOSTIJERAS AL PARCHE EN LA CABEZA.

 

Nacido en Kentucky, en 1963, Depp, de ascendencia alemana, irlandesa y cherokee, es hijo de una camarera Betty Sue y un ingeniero John Christopher Depp. Dejó la escuela a los 15 años con el objetivo de convertirse en músico de rock, un sueño que no fructificó, aunque su grupo “The Kids” llegó como telonero de Iggy Pop.

 

“Edward Scissorhands” (1990) fue su primer papel protagonista, el que le dio fama y prestigio como actor, y también marcó el comienzo de su fructífera relación con Tim Burton, que le adoptó como su actor fetiche.

 

Poco amigo de la fama y el éxito de masas, Depp rechazó grandes proyectos comerciales y se decantó en sus inicios por proyectos independientes como “Dead Man” de Jim Jarmusch, o “Arizona Dream” de Emir Kusturica.

 

Así, a lo largo de su carrera, ha ido combinando los personajes afincados en los márgenes de la sociedad, como el protagonista aficionado a las drogas y al alcohol en “Fear and Loathing in Las Vegas” con un registro más comercial.

Ha encarnado al nómada enamorado de “Chocolat”, al intelectual atormentado y autor de Peter Pan en “Finding Neverland” o al cazador de libros de “The Ninth Gate”, de Roman Polanski.

 

Sus mejores papeles han venido sin duda de la mano de la excentricidad y con la rúbrica de Tim Burton, con el que ha filmado ocho películas, entre las que se encuentran “Edward Scissorhands”, “Alice in Wonderland” o “Swenney Todd”.

 

Pero el éxito de masas que nunca ha tenido y que nunca deseó le vino de la mano del embaucador Jack Sparrow, el pirata más hábil y rápido de “Pirates of the Caribbean”, con el que ha conseguido recaudar cerca de 3.727 millones de dólares y que ya tiene la quinta entrega en fase de preparación.

 

En los últimos años, Depp trata de compaginar el cine de gran producción con otro de menos presupuesto: “Durante unos veinte años hice películas que en muchos casos fueron consideradas un fracaso. Así que construí mi carrera sobre fracasos, razón por la cual estaba a gusto en ese terreno. He sido muy afortunado por llegar a un equilibrio y haber enganchado mi trabajo a aquello que es auténtico para mí”, señaló el actor en la última edición del festival de Cannes.

 

Amante de los tatuajes -tiene doce repartidos por todo el cuerpo-, Depp ha dividido su tiempo durante años entre Hollywood y el sur de Francia. Además de actor, es coleccionista de arte y acaba de fundar su propio sello literario, Infinitum Nihil, con el que empezará a publicar obras este año. 

 

AMOR A LA VISTA.

Johnny Depp, elegido como el actor favorito de Estados Unidos en 2010, es poco amante de la fama y los medios de comunicación, aunque sin quererlo el año pasado protagonizó las portadas de medio mundo con su ruptura de Vanessa Paradis, tras 14 años de relación sentimental y dos hijos.

 

La pareja explicó en un comunicado, tras más de año y medio sin aparecer juntos en ninguna alfombra roja, que se habían separado de forma amistosa, y pidieron que se respetase su privacidad y a sus hijos, Lily-Rose, de 14 años, y Jack, de 9.

 

Antes de encontrar la estabilidad con la cantante y modelo francesa, Depp mantuvo sonadas relaciones con la actriz Winona Ryder, llegando incluso a tatuarse cada uno el nombre del otro, y con la modelo Kate Moss, quien lloró amargamente su ruptura, según admitió recientemente en público.

 

La última que parece haberse quedado prendada de sus huesos ha sido la jovencísima y rubia Amber Heard, una actriz de tan solo 28 años, que ha formado parte del reparto de varias películas de mediano formato y escaso recorrido, una relación de la que ha trascendido poco y que parece ser una razón más para afrontar la cincuentena lleno de ilusión.

Con EFE