James festejó el título como si no hubiera mañana

Su futuro es una incógnita, pero eso no le privó a James Rodríguez de celebrar el título de Liga del Real Madrid como si no hubiera mañana. Al jugador colombiano se le vio alegre, cariñoso con el resto de sus compañeros y festejando como si fuera uno más de la plantilla. Esa en la que Zidane le ha apartado continuamente durante el año y que por méritos James ha recuperado. Ayer dejó todos esos problemas que lo han torturado a un lado y disfrutó sin pensar cuál será su futuro cercano.

 

 

James participó en la victoria que dio el título. Jugó 26 minutos y aportó su granito de arena a la victoria en Málaga. Como ha hecho durante toda la campaña. La Liga ha sido su terreno, lo mismo la Copa en la que les dejó por el camino el Celta. El colombiano se ha tenido que especializar en cuajr buenas actuaciones en el famoso Plan B de Zidane que ha sido fundamental en este tramo final del torneo.

 

 

El rostro de la despedida en el Bernabéu no apareció ayer. Ayer solo tuvo gestos de cariño hacia sus compañeros. Ramos, Pepe, Cristiano, Isco… El cucuteño se lo pasó en grande y aprovechó el momento. ¿Cómo si fuera el último? Es una posibilidad muy grande a pesar que sigue en el tintero de Florentino a final de temporada. Lo cierto es que ayer James lo festejó como si fuera su último día de blanco.

 

 

?? #33Ligas TEAM-MATES ?? @iscoalarcon ?? @jamesrodriguez10

Una publicación compartida de ¡CAMPEONES! ? (@realmadrid) el22 de May de 2017 a la(s) 4:46 PDT


 

 

El cariño fue recíproco. Una muestra también de lo que quieren a James en el equipo. Los jugadores también le dedicaron gestos de aprecio en la celebración y palabras de afecto: “Este es el más grande también”.

 

 

 

Cuadrado coronó el triplete en Europa

Juan Guillermo Cuadrado completó la trile corona europea con el título de la Juventus en Italia. Con el campeonato francés de Falcao y la Liga de James, se completa un trilplete histórico con colombianos campeones en las ligas europeas. El colombiano participó en la goleada que certificó el título contra el Crotone. El partido era un trámite para la Juventus a falta de un encuentro para finalizar el campeonato. Los bianconeri, rivales del Madrid de James en la final de Champions, confirmaron su hegemonía en Italia con su sexto trofeo consecutivo, récord histórico.