Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Jalón de orejas de la ONU al Gobierno por “vacío de poder” en zonas que dejan las Farc

La ONU, cuya rama de derechos humanos tienen una importante presencia en Colombia, ha documentado este año 61 asesinatos, principalmente de activistas y líderes sociales en áreas rurales.

La oficina de las Naciones Unidas en Colombia advirtió al Gobierno colombiano sobre el vacío de poder que se está generando en zonas que los guerrilleros de las Farc están abandonando en cumplimiento del acuerdo de paz, situación que los grupos criminales pueden aprovechar para tomar el control de actividades como el cultivo de coca o la minería ilegal.

 

Anuncios

“A medida que los miembros de las Farc abandonan áreas tradicionalmente bajo su control, el Estado no ha asumido plenamente sus funciones, dejando un vacío de poder”, señaló la Oficia de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

 

La ONU, cuya rama de derechos humanos tienen una importante presencia en Colombia, ha documentado este año 61 asesinatos, principalmente de activistas y líderes sociales en áreas rurales.

 

Lo más preocupante es que la tercera parte de esos asesinatos ocurrieron tras la firma del primer acuerdo de paz, el pasado 26 de septiembre.

 

En el marco de la implementación del Acuerdo de Paz, la ONU también pidió al Gobierno colombiano que acelere la preparación de las zonas en las que deben concentrarse los guerrilleros de las Farc para entregar las armas y desmovilizarse.

 

Dos semanas después de la adopción del acuerdo ninguno de estas áreas se encuentra lista para recibirlos.

 

“La experiencia internacional demuestra que los primeros días de la desmovilización son los más críticos para asegurarse que los combatientes no abandonen el proceso de paz y para prevenir un aumento de la violencia”, explicó la portavoz de la Oficina de Derechos Humanos en Ginebra.

 

El organismo señaló que ninguna de las zonas en cuestión está equipada para recibir a los guerrilleros y que, entre otros problemas, el agua potable, los alimentos, los servicios de salud y la electricidad están limitados.