Actualidad

Intervención bélica en Siria no solo dispararía el precio del petróleo

Publicidad

Según el ministro de Energía y Petróleo de Venezuela Rafael Ramírez, una operación militar en contra del mandatario sirio Bashad al Assad sería “un desastre” que elevaría el precio del petróleo internacional. No obstante, la analista de la Barclays Helima Croft afirmó que este país no es gran productor de crudo, por lo que la preocupación reside más bien en el deterioro que Siria le pueda causar a la región, a sabiendas de que el país es aliado estratégico de Irán.

En Siria escasean los productos derivados del crudo por lo que el país se ve en la obligación de importarlos desde Irán. Su producción actual es de unos 50.000 bpd que luego son refinados localmente, aunque la venta de productos derivados  es permitida. Según un informe la CIA World Factbook, en el ranking de los países exportadores de petróleo Siria se ubica en la casilla 36 y no ha exportado crudo desde fines del 2011.

 

El ministro de Energía y Petróleo venezolano Rafael Ramírez, sostuvo en una rueda de prensa que “es muy grave cómo se está desarrollando la situación allá. Las amenazas que parecen inminentes que está haciendo la administración norteamericana sobre Siria, van a ser un desastre y por supuesto que va a tener un impacto en el mercado petrolero”.

 

La amenaza ya se reflejó en Texas donde el precio del petróleo se disparó a 109.01 dólares el barril. De igual manera en Wall Street, el índice Dow Jones de acciones industriales perdió el 1,14%, mientras que el panel tecnológico Nasdaq retrocedió el 2,16% y el indicador amplio S&P 500 cedió el 1,6 por ciento.         

 

 Por un lado la guerra en Siria ha deteriorado significativamente a la producción de crudo de Irak, segundo en el escalafón de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), liderada por Venezuela, explicó en el portal web de la revista Dinero Helima Croft, analista de la Barclays.

Publicidad

 

“Siria ha profundizado las líneas sectarias en Irak, con el Gobierno mayoritariamente chií del primer ministro Maliki visto como a favor de Assad y los líderes de oposición suníes ( la oposición) a favor de los rebeldes sirios”, señaló  Croft.


Sin embargo, ese no es el mayor de los problemas que afronta el país por un eventual conflicto con Estados Unidos.

 

Un aliado estratégico como Irán es de prestar atención, puesto que en el momento se de una intervención militar se estaría iniciando paralelamente en una guerra en términos nucleares que llevada a los extremos con otra potencia nuclear como Estados Unidos, causaría graves consecuencias a toda la región del Oriente Medio.

 

Después de que el secretario de defensa de EE.UU Chuck Hagel, anunciara que la armada norteamericana está a la espera de la aprobación del presidente Obama para iniciar ataques contra el gobierno de Bashad al Assad, culpado del genosidio de 1.300 personas con armas químicas en Damasco, la tensión causo revuelo mundial e inmediatamente Irán respondió que si Siria es atacada, el país no escatimará en proporcionar una ofensiva militar. 

Publicidad
Previous ArticleNext Article