Inseguridad ciudadana, una percepción capital

Según una encuesta realizada por la firma Cifras y Conceptos, el 33 por ciento de los habitantes de las principales ciudades del país están preocupados por la violencia en las calles. 

Bogotá, Cali, Barranquilla y Medellín son los grandes centros urbanos del país. En estas cuatro ciudades se concentra el grueso del desarrollo, de la densidad poblacional y del empleo en Colombia.

 

Anuncios

Por eso, al hablar de percepción de seguridad, las ciudades más “desarrolladas” de Colombia presentan perspectivas diferentes a las de las regiones. Aquí, donde la guerra no se vive con la intensidad con la que se sufre en otros territorios, las miradas son distintas.

 

Así lo comprueba una encuesta hecha a más de 1500 personas mayores de 18 años en estos centros poblacionales. Al 33 por ciento de los encuestados, el tipo de violencia que más le preocupa es el de la delincuencia en la calle. Ellos temen por lo que pasa en su barrio, en su esquina.

 

Después de la delincuencia, la violencia intrafamiliar es la que más preocupa a los ciudadanos, con un 15 por ciento de respuesta. Con el 14 está la violencia ejercida por grupos guerrilleros y con el 11 las agresiones contra las mujeres.

 

Las presiones violentas que puedan ejercer actores armados de otros tipo, como los narcotraficantes, las Bandas Criminales o los paramilitares no están en las prioridades de preocupación entre quienes respondieron la encuesta.

 

Cada ciudad vive su conflicto

 

Para los encuestados en Bogotá, la mayor preocupación está centrada en la delincuencia común y en la violencia contra las mujeres, ambas problemáticas propias de una urbe más que de un país que vive un conflicto armado.

 

Luego de estas dos categorías están la violencia intrafamiliar y ahí sí las manifestaciones violentas de los grupos guerrilleros.

 

Medellín, por su parte, da claras muestras de que el conflicto la ha tocado en serio. Si bien el primer ítem de preocupación de los paisas es la violencia intrafamiliar, también se encuentra la ejercida tanto por los guerrilleros como por las Bacrim.

 

En Cali, la delincuencia común es el factor que más preocupa a los encuestados, seguido por la violencia ejercida por los guerrilleros, las agresiones intrafamiliares y la presencia armada de Bandas Criminales.

 

Finalmente, en Barranquilla es donde existe el mayor porcentaje de preocupación por violencia de delincuentes en las calles. Le siguen las agresiones al interior del hogar, la presencia de guerrilleros en el territorio y la violencia contra las mujeres.

 

Empate en efectividad de la policía

 

La puesta en marcha del plan cuadrantes de la policía ha dado resultados agridulces en los principales centros urbanos del país.

 

En Bogotá, por ejemplo, el 57 por ciento de los encuestados cree que la iniciativa ha funcionado mientras que el 42 restante afirma que la medida no ha servido lo que ellos esperaban.

 

En Cali la cosa está muy dividida. El 48 por ciento apoya la creación de los planes cuadrantes mientras que el 46 restante cree que no han servido.

 

En Medellín la tendencia va claramente en contra de la efectividad policial. 38 por ciento de los encuestados cree que la medida ha funcionado mientras que el 56 restante opina que el plan no ha funcionado.

 

En Barranquilla, por su parte, la percepción es aún más negativa. Solo el 29 por ciento de los encuestados cree que el plan cuadrantes funcional mientras que el 69 restante afirma que no está de acuerdo con efectividad de la medida.