Actualidad

Inglaterra le cierra las puertas a James para enero

Publicidad

 

Desde las islas británicas aseguran que el Chelsea se habría echado para atrás en su interés debido a la elevada cifra que exige el Madrid, y a la dificultad que supondría adaptar a James en el esquema definido que tiene Conte. El recuerdo de su último grand desembolso en invierno, los 50 millones por Torres, también frena el interés.

James Rodríguez evalúa estos días el futuro que tomara su carrera a partir de enero, y en esos planes parece muy poco probable que acabe recalando en la Premier inglesa. Se habló mucho estos últimos días después de la rajada de James en Japón que el destino podría ser las islas británicas. Un rumor que tomó fuerza cuando se supo el pasado martes que el jugador se encontraba en Bogotá realizando los trámites de su visa británica. Pero según reportan desde Inglaterra, es casi imposible que cualquiera de los dos clubes interesados, Chelsea y Manchester United, realicen un desembolso tan grande en este próximo mercado de invierno.

 

Las palabras de James después del Mundial de Clubes sentaron muy mal en las oficinas del Bernabéu y el club ha dejado una postura firme en este sentido. “Si quiere irse que ponga sobre la mesa el dinero de su cláusula”, fue la primera respuesta oficiosa que dejó la directiva blanca al entorno de James. Una cifra que alcanza los 500 millones y que se entiende como una contestación autoritaria a unas quejas de James que no se esperaba nadie. Entrando en razón, nadie va a llegar a semejante locura. El Real Madrid no quiere dejar escapar al jugador, por lo menos hasta junio. Solo en una última situación en al que el jugador quiera forzar su salida y no haya marcha atrás estarían dispuestos a escuchar ofertas a partir de los 70 millones, por menos no se irá.

 

Es ahí donde comienzan las complicaciones de James para encontrar salida en este mercado que se abre en enero. Es muy difícil que cualquier equipo desembolse la cantidad que está pidiendo el Madrid, menos aún los equipos interesados que se encuentran en competición europea, los cuales no podrían contar con el jugador para las siguientes rondas. Si nos atenemos a este punto se cierra el círculo de posibles candidatos. United, Juve y PSG quedarían descartados.

 

Publicidad

Las versiones que circulaban en los últimos días apuntaban que Inglaterra era la opción más favorable, pero también puede complicarse debido a las altas exigencias del Real Madrid. El diario The Sun publicaba hoy que el Chelsea se ha echado para atrás debido al elevado precio. El conjunto de Abramovich no estaría dispuesto a llegar a los 70 millones de euros que demanda el Madrid, poniendo como ejemplo el último fichaje de invierno que realizaron los blues y que no salió nada bien, 50 millones de euros por Torres.

 

El fracaso que supuso está en la retina del Chelsea y no parecen seguros de volver a hacer un desembolso tan grande para un jugador que se tiene que adaptar a mitad de temporada. James tendría que aclimatarse al sistema de Conte, y se vería con los mismos problemas que se encuentra ahora mismo en el Real Madrid, no tendría hueco. El Chelsea juega con una línea de tres en el medio con Kanté y Matic de volantes y Hazard más descolgado para hacer de enlace con Diego Costa, quien también suele estar acompañado o bien por Pedro o por William. James tendría que desbancar a cualquiera de ellos, fijos hasta ahora con un Conte al que le está carburando el esquema a la perfección -líderes de la Premier y haciendo el mejor fútbol-. Poco sentido tendría trastocar lo que funciona. En Inglaterra consideran que a James le costaría mucho adaptarse al puesto, y que sería ilógico pagar semejante cantidad en este mercado.

 

Esto entra en la lógica que también tienen los blancos. En la directiva del Real Madrid también hay quienes piensan que James aún puede volver a recuperar su mejor versión y que por la actitud que ha mostrado este año antes de las polémicas declaraciones “se merece una última oportunidad”, pero la postura ya no es tan firme como hace unos días. El mensaje de James en la final de Japón sentó muy mal en el club, y la posterior rebaja de la sanción abría una posibilidad a su salida con la que no se contaba. El gran problema del Madrid es que no podían contratar hasta dentro de un año, pero con esta nueva resolución podrían permitirse aguantar seis meses sin uno de sus efectivos. A pesar de ello, el mensaje de Zidane a la directiva es “que no se vaya nadie” y en los planes del Real Madrid el jugador no saldrá por lo menos hasta el mercado que se abre en junio. James tendrá que deshacer las maletas.    

 

United prepara 180 millones y no son para James  

 

Otro de los equipos candidatos, el Manchester United, tampoco parece tener a James en su línea de objetivos primarios. Según informó el diario The Telegraph, el conjunto de José Mourinho está preparando 180 millones para acometer una nueva revolución en tema de fichajes. Esta cantidad serviría para lanzarse a por Griezmann, por el que estarían dispuestos a pagar 80 millones, más los fichajes de tres jóvenes perlas: Bakayoko, Semedo y Lindelöff. En sus planes a corto plazo no entra el 10 colombiano, sobre todo teniendo en cuenta que la prioridad de los red devils es arreglar la retaguardia antes que la delantera.

Previous ArticleNext Article