Notice: Trying to access array offset on value of type bool in /data/confidencialcolombia.com/wp-content/plugins/all-in-one-seo-pack/admin/aioseop_module_class.php on line 1725

Infraestructura es el cuello de botella del comercio

En materia de competitividad Colombia está muy lejos de avanzar con el relicario de tratados de libre comercio que firma y trata de consolidar por la precaria infraestructura y la lejana ubicación de los principales puntos de producción de las costas.

En materia de competitividad Colombia está muy lejos de avanzar con el relicario de tratados de libre comercio que firma y trata de consolidar por la precaria infraestructura, el retraso abismal en carreteras y la lejana ubicación de los principales puntos de producción de las costas.

 

Anuncios

El director de la Fundación para a Educación Superior y el Desarrollo ( Fedesarrollo), Leonardo Villar le dijo a Confidencial Colombia que la situación actual del país hace difícil competir y aprovechar por medio de los TLC, una economía más abierta. El economista se refirió a temas trascendentales como la Eurozona y el derrotero mundial de la economía.

 

Destacó los trabajos del Gobierno y sus ajustes institucionales que le dieron vida a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) con la cual se espera un país competitivo y con carreteras a partir del próximo año.

 

Según Villar para retomar la confianza de la nación y de los inversionistas es urgente hacer estudios más detallados de los proyectos que se presentan como soluciones viales y evitar cambios de última hora o las peticiones de aumentos  e los pagos por parte de los concesionarios.

 

En consideración del analista económico, el Gobierno no debe da anticipos para las obras porque estos desembolsos se convirtieron en una gran fuente de corrupción lo cual fue visible en varios casos. Agregó que al no darlos los concesionarios asumirán los riesgos de una manera más consecuente y con mejores incentivos al cumplir con los tiempos estipulados en los contratos.



Tratados y empleo

De igual forma el experto en temas económicos aseguró que si bien el TLC conllevará a una mayor generación de empleo, este se dará en el mediano plazo porque los efectos no serán inmediatos. Anotó que de hecho en este año aun no se observa un crecimiento importante de las importaciones procedentes de Estados Unidos por lo que dijo que hay que esperar un tiempo para ver la concreción de los estimativos que dan cuenta que el TLC  estimula la generación de empleo por las mayores actividades de comercio exterior, es decir crecimiento de las exportaciones y las importaciones.



Coyuntura internacional

En consideración de Fedesarrollo, por fortuna las expectativas de catástrofe que se tenían hace unos cuatro meses se han ido diluyendo. El director de la entidad de análisis económico, Leonardo Villar aclaró que por catástrofe entiende la ruptura plena de la Zona Euro en donde hubiese habido una corrida de depósitos en países como España, Italia y obviamente Grecia. “La situación europea hoy es un poco más positiva que la que tuvimos hace unos meses, sin embargo todavía estamos ante un escenario de recesión porque la Zona Euro tendrá un crecimiento negativo este año y en 2013 estará plenamente estancada y sin ningún crecimiento, afectando sin duda a la economía mundial”.

 

Agregó que si bien algunas exportaciones colombianas han decrecido en la Eurozona, lo que hay que tener en cuenta como determinante es que el efecto de la crisis en ese sector del mundo no se da solamente por la vía de las exportaciones colombianas sino por la vía de la agendación de riesgo y por el impacto que tiene a través de otros países porque la Eurozona es una de las regiones más grandes del mundo en materia económica, motivo por el cual cuando se desacelera afecta la economía de Estados Unidos, la China y los precios de los productos básicos y por todos esos canales afecta la economía de América Latina, incluyendo la colombiana.

 

Comentó que si llegará a presentarse una catástrofe en la Eurozona, con la ruptura del bloque comercial y el fin de la moneda común, podría generarse una percepción de riesgo que seguramente afectaría los flujos de capital hacia Latinoamérica.



¿Qué pasa con China e India?

En opinión de Leonardo Villar, China e India reportarán este año un crecimiento muy inferior a lo que se preveía hace un año y muy por debajo de los registros de 2011, lo anterior explicado por la desaceleración europea.

 

De todas maneras, consideró, por menores crecimientos que reporten China e India, estos países siguen creciendo a tasas mucho mayores que las obtenidas en Colombia. Los analistas creen que China crecerá este año a niveles de 7.5 por ciento, lo cual es mucho menos que lo reportado hace un par de años cuando el registro era de dos dígitos, pero el indicador sigue siendo extraordinariamente alto.

 

Para el capítulo Colombia hay cartas por jugar como lo son la demanda interna y las compras que hace la región toda vez que las compras externas del vecindario y de América Latina se comportan bien. Otra alternativa y por sus tasas de crecimiento son precisamente los mercados de China y la India en donde puede haber un buen nicho para los productos colombianos.



Tasa de cambio y desindustrialización

Para el director de Fedesarrollo hay dos temas que empiezan a inquietar por su permanencia en el tiempo y son la apreciación de la moneda local y el mal comportamiento de la industria.

 

Para Leonardo Villar el manejo de la tasa de cambio no es fácil porque el Banco de la República no tiene muchos instrumentos para darle sostenibilidad al precio del dólar.

 

A juicio de Fedesarrollo,  la mejor manera de combatir la revaluación es a través del mayor ahorro el cual se puede concebir fundamentalmente mediante la generación de un superávit fiscal y es por ello que sería deseable para la Fundación que la reforma tributaria planteará un mayor aumento del recaudo para propender por el superávit y así dejar recursos por fuera del país para reducir las presiones sobre el dólar.

 

Anotó que la alta concentración de inversión en petróleo y minería están jalonando l revaluación por lo que recomienda echar mano de las estrategias planteadas.

 

El analista reiteró que si bien al mundo y particularmente a Europa les va mal, a Colombia por el contrario le va bien en términos generales y anotó que diferente al crecimiento del año anterior que fue del 5.9 por ciento, en 2012 Colombia tendrá un crecimiento del 4.4 por ciento en promedio el cual es considerado como una tasa satisfactoria en medio de la desaceleración manifiesta y del entorno.

 

Villar dijo que hay que destacar que Colombia sigue reportando crecimientos positivos, panorama que le permite seguir por la senda del desarrollo que trae el país desde hace algunos años.

 

Explicó que la venta de Carrefour Colombia al grupo chileno Cencosud muestra que cuando una región está en crisis como la europea, en ocasiones los grandes inversionistas buscan retomar sus recursos y salen de algunos negocios, básicamente de las que tienen en el sector productivo.

 

“Hay una tendencia de los inversionistas europeos, y es vender sus portafolios en América Latina a grupos de la región,  ya eso pasó con el Banco Santander y otras firmas, ratificando que Latinoamérica está en un inmejorable momento económico en donde cada vez son más y mejores las posibilidades”, concluyó el señor Villar.