Humala y Santos cooperarán en la lucha antidrogas y ampliarán el comercio

El presidente electo de Perú, Ollanta Humala, y el mandatario colombiano, Juan Manuel Santos, se comprometieron a cooperar en materia de seguridad y lucha contra las drogas y a fortalecer el comercio entre los dos países.2011-06-29 Así lo anunciaron tras reunirse en Bogotá, donde ambos repasaron el estado de las relaciones bilaterales y coincidieron en la necesidad de proteger la Amazonía y el medio ambiente.

La reunión se celebró en la Casa de Nariño, donde Humala, quien asumirá la Presidencia de Perú el próximo 28 de julio, fue recibido, junto a su esposa, Nadine Heredia, con honores de jefe de Estado.

En una rueda de prensa conjunta al término de la visita, el presidente electo confesó haberse “sentido como en casa” y recordó la “coincidencia” de que Santos tiene, al igual que él, “una raíz militar”, tras su paso por la Escuela Naval en su juventud.

Humala explicó que durante su reunión de varias horas habló con Santos sobre “temas de seguridad, migratorios y de educación”, así como de la necesidad de preservar la Amazonía.

Anuncios

“El Perú ha vivido la época del caucho, hemos tenido a Enrico Caruso cantando”, dijo en alusión a la riqueza que propició en otros tiempos la explotación de la Amazonía, pero “no solamente es necesario tener recursos naturales, sino que hay que saberlos utilizar juiciosamente”, matizó.

Santos y Humala también conversaron sobre la necesaria integración energética y de mejorar las relaciones comerciales bilaterales.

“Hemos hablado como dos hermanos, con franqueza, con una agenda abierta, de temas de cooperación en todos los ámbitos, incluido el militar, hemos compartido nuestra preocupación por el futuro de la Amazonía y el medio ambiente”, manifestó Humala.

Y añadió: “tal vez estamos pasando la mejor etapa de nuestra relación bilateral; no recuerdo en 50 años un nivel tan óptimo de las relaciones entre ambos pueblos”.

Poco antes, Santos se había sentido “complacido” por acoger a Humala en Bogotá, en el marco de su gira por los países andinos, y coincidió en que la conversación mantenida fue “franca y agradable”.

El gobernante colombiano explicó que habían revisado “la agenda bilateral en materia de seguridad, economía, asuntos sociales y frontera común”.

En el aspecto relativo a la vecindad, dijo: “esto nos obliga a cooperar cada vez más en el campo de la seguridad”.

Sobre el narcotráfico, que afecta a ambas naciones, Santos aseveró que “incumbe a todos los países”.

“Es el flagelo que le ha costado mucho a mi país, quizás el que más ha sufrido de todos los países del planeta y estamos dispuestos a compartir lo que hemos aprendido”, afirmó Santos, al ofrecer colaboración a Perú.

Y es que en los últimos años la producción de cocaína en Colombia ha ido descendiendo paulatinamente, mientras en Perú se ha incrementado, y actualmente estos dos países se constituyen en los mayores productores de esa droga.

El narcotráfico “es un tema que ha golpeado a Perú”, reconoció el mandatario colombiano, al expresar: “cuánto más luchemos juntos, más cooperamos frente a este flagelo, a este crimen, más inmunes vamos a ser”.

“Ese flagelo lo vamos a abolir de la faz de nuestros países”, ratificó Santos ante el silencio de un Humala consciente de que la lucha contra el narcotráfico será uno de sus grandes desafíos cuando asuma la Presidencia.

Santos, por último, confirmó su asistencia a la investidura de Ollanta Humala el próximo 28 de julio en Lima.