Hospitales, colegios y hasta cines en alto riesgo por ventilación

Por lo menos el 80% de los hospitales del país no cumplen con las normas internacionales de manejo de ventilación en cuartos de cirugía, cuidados intensivos, de neonatos y laboratorios.

Las empresas de aire acondicionado y refrigeración agremiadas en ACAIRE revelaron que por lo menos el 80 por ciento de los hospitales del país no cumplen con las normas internacionales de manejo de cuartos de cirugía, unidades de cuidados intensivos, de neonato y laboratorios al no optimizar los sistemas de ventilación.

 

En entrevista con Confidencial Colombia, la vicepresidente de ACAIRE, Yohanna Alzamora aseguró que el lío es mayúsculo por cuanto en varios centros asistenciales se reportan infecciones causadas por no tratar el aire que inclusive se perciben en las salas de cirugía de donde sale un preocupante contagio por bacterias.

 

La representante del sector de aire acondicionado y refrigeración precisó que a nivel normativo hay muchas falencias, pero indicó que en el sector salud hay mucho que ajustar en regulación para el adecuado manejo del aire.

 

La situación es tan delicada y los manejos de ventilación son tan precarios que este enorme problema va más allá porque la misma inquietud aplica para edificios de oficina y espacios comunes en donde la gente trabaja sin el amparo de una norma contundente. “Esa situación se refleja en edificios enfermos”.

 

Alzamora advirtió que las falencias normativas se extienden al sector de alimentos en donde la norma no es tan fuerte como debiera. Señaló que esas irregularidades son visibles en la cadena de fríos en donde todavía se ven mataderos con carne colgando de ganchos o pesca sin la debida conservación en frio o congelado. ”Sabemos que el gobierno está haciendo correctivos para mejorar dicha cadena y evitar que a los hogares lleguen alimentos en mal estado”.

 

No es inferior el problema en colegios, universidades y hasta salas de cine en donde los ambientes son altamente viciados por las precarias condiciones de ventilación. Explicó que las personas están respirando CO2 o carbono que es el oxígeno que sale de los pulmones factor de alto riesgo para la salud pública.



Sector fresco con el dinamismo

ACAIRE reportó un importante desempeño en las ventas así como en el crecimiento sectorial el cual se prevé será del diez por ciento para la vigencia de 2012.

 

La vicepresidenta de ACAIRE, Yohanna Alzamora afirmó que el buen comportamiento de las compañías, el cual se refleja en mayores despachos de las empresas obedece a factores tales como la regulación en los temas alimenticios y en la expansión del sector hotelero situación que redunda en nuevos clientes tanto nacionales como internacionales.

 

Otro motivo de dinamismo es la construcción de centros comerciales y el sector hospitalario que tiene un desarrollo importante por el nivel de centros de atención galena. Explicó que tanto clínicas como hospitales se han ido sofisticando en todo lo que tiene ver con aire acondicionado, advirtiendo que la gran mayoría carece de ventilación.

 

Alzamora afirmó que Colombia tiene un mercado para aire y refrigeración de 250 millones de dólares, cifra que muy seguramente subirá al término de este año. La industria emplea en promedio 60.000 personas que trabajan para 5.000 empresas entre micro, pequeña, mediana y grande empresa contando independientes y firmas de servicios. Agrupadas en ACAIRE hay 183 factorías.

 

Otros buenos clientes que coadyuvan con el fortalecimiento del sector son los de minería y petróleo porque no solo utilizan ventilación en el desarrollo de los campos o proyectos sino que son implementados en los campamentos.

 

“Esas ventas se hacen básicamente a sectores como petróleo, ferroníquel y carbón”, explicó.

 

En esta industria las importaciones llegan al 65 por ciento mientras que el 35 por ciento es ensamblaje que se hace en Colombia. Sobre importado, aclaró que allí entran aires acondicionados, refrigeración, tuberías, rejillas, controles y válvulas.

 

 El producto 100 por ciento nacional se reduce a cuatro empresas que atienden una demanda puntual del sector industrial cuando las máquinas se tienen que hacer sobre medidas toda vez que importar esa solución resultaría muy costoso.

 

Ese mercado que indexa las ganancias de los empresarios colombianos se amplía a centros comerciales, edificios de oficinas y locales en donde se demanda aire acondicionado. Indicó que lamentablemente las fábricas colombianas no cuentan con ninguna certificación internacional que los equipare con los productos traídos del extranjero, sin que ello diga que adolecen de calidad y rendimiento.

 

Subsisten a la fecha en aire acondicionado, Tecam de Cali, Climatec, Industrias Paramo, hoy ACL y Thermotar, las tres de Barranquilla.

 

El tema de China, dijo, es un factor con el que hay que convivir porque los productos traídos de ese país no tienen ninguna restricción haciendo aún más fuerte la competencia para las marcas locales. Especificó que los electrodomésticos chino de aire y refrigerado son productos que no tienen los niveles de eficiencia energética que si tienen los europeos y americanos.

 

“El producto chino está más dirigido a un mercado de precio que de calidad aun cuando están mejorando, haciendo la salvedad que al mercado llegan equipos con y sin certificación. En este momento no hay ninguna barrera ni nada que se pueda hacer para evitar que los enseres chinos ingresen porque el mercado es libre y el usuario escoge lo que más le conviene”, aseveró la vicepresidente de ACAIRE.

 

La ejecutiva llamó la atención del gobierno para ponerle freno al contrabando que se hace por las zonas de frontera porque lo que se observa es que falta mayor rigidez.



Listos para el TLC

Sobre el acuerdo comercial en vigor con Estados Unidos, Yohanna Alzamora precisó que la industria está lista aun cuando reconoció que es perentorio fortalecerla para poder competir a nivel internacional. Sobre la posibilidad de llegar a puertos en Estados Unidos, la vicepresidente de ACAIRE descartó esa opción en vista de la carencia de certificaciones. De todas maneras vio una buena oportunidad en el frente de los servicios como se hace en Costa Rica, Perú, Panamá y Chile, solo que adecuando soluciones a las empresas extranjeras que lleguen al país.

 

En materia de competitividad e infraestructura, expresó su preocupación al considerar que ese es el talón de Aquiles del TLC porque no hay carreteras, puertos ni la suficiente logística. Lamentó también que el país no cuente con una óptima red ferroviaria y aseguró que el transporte fluvial prácticamente desapareció.

 

Destacó la eficiencia del puerto de Cartagena, pero manifestó que a las restantes terminales portuarias les hace falta dragado, eficacia y tecnología.

 

Con el tema tasa de cambio el sector resulta muy beneficiado por ser mayoritariamente importador de equipos los cuales son más económicos con un dólar de bajo precio.

 

Para el gremio el tema verde es de la mayor importancia y es por eso que se han venido certificando varios edificios con certificación LEED de Estados Unidos lo cual hace que todas las edificaciones sean de especificaciones verdes con lo cual el sector se vio obligado a estudiar todo lo referente a impactos ambientales para la respectiva acreditación.