Harold Guerrero López, el exviceministro que quiere ser la piedra en el zapato de Tumaco

Harold Guerrero López

El exviceministro de Aguas y Saneamiento Básico del Ministerio de Vivienda y exalcalde de Pasto Harold Guerrero López emitió algunos pronunciamientos desde su cuenta de twitter, donde deja ver su desacuerdo con que el Puerto de Tumaco suministre combustible a 30 municipios del departamento de Nariño.

El exfuncionario del Gobierno de Juan Manuel Santos, parece no estar contento con la decisión tomada por el Ministerio de Minas a través de la Resolución No 31323 de mayo de 2020, argumentado que la situación que atraviesa Tumaco por el  número de contagios de Covid 19 registrados hasta el momento, pondría en riesgo la salud en los demás municipios de Nariño y va más allá,  sugiriendo que se aplace la entrada en vigencia de la reciente medida.

 

Guerrero pide que, mientras Tumaco supera el contagio del virus, el suministro se haga desde el municipio de Yumbo, como hasta la fecha se ha dado. Lo extraño del asunto, es que este territorio se encuentra en el Valle del Cauca, departamento que a la fecha registra un total de 3.067 casos de contagio, situación que al exalcalde parece no importarle.

Harold Guerrero López fue alcalde de la ciudad de Pasto en el período 2012 -2015. Durante este tiempo su gestión se vio empañada por un posible conflicto de intereses que tendría al ser elegido mandatario de la capital de Nariño, teniendo acciones en la empresa COMSUR, firma dedicada  a la venta de combustible, que transfirió a nombre de su esposa y sus hijos antes de tomar posesión en el cargo, pero que al tener familiares en primera línea en el negocio, le generarían conflicto de intereses, por lo que debía declararse impedido desde un comienzo.

Guerrero López se declaró impedido para tratar cualquier asunto relacionado con la venta de combustibles en la ciudad de Pasto, solo hasta el 22 de abril de 2014, ante el procurador regional de Nariño, Carlos Humberto González Arias.

El otro problema que tuvo que enfrentar el exalcalde Guerrero durante su gestión fue por la insistencia en la venta de EMPOPASTO a una compañía extranjera, transacción a la que se opuso no solo la clase política de Nariño, sino además los sindicatos, asociaciones ciudadanas y hasta la Procuraduría de Alejandro Ordóñez, quien emitió un control de advertencia

“Lo insto para que con la debida prudencia y diligencia estudie la posibilidad de aplazar la audiencia de adjudicación de la convocatoria pública, en tanto se conozca el resultado de la evaluación de la Superintendencia (ente de control, inspección y vigilancia)”, manifestó  el entonces jefe del Ministerio Público al alcalde de Pasto de ese momento.

Luego de terminar su período como alcalde en la capital del departamento de Nariño, fue nombrado viceministro de Aguas y Saneamiento Básico en el Ministerio de Vivienda con Elsa Noguera como ministra en el Gobierno de Juan Manuel Santos, de donde se retira para aspirar al Senado de la República en la lista de Cambio Radical.

Hoy desde su lugar como excandidato, exalcalde y exviceministro, Guerrero López  pide una especie de “aislamiento” para el municipio de Tumaco, territorio en Colombia que no solo ha sido motivo de preocupación de los últimos  Gobiernos  (Juan Manuel Santos e Iván Duque), por la situación de orden público en la zona y de pobreza extrema de sus habitantes y por el que diferentes organismos de cooperación internacional, han llamado la atención al Estado colombiano, para que vuelque sus ojos y le dé prioridad a la superación de sus problemas.