Hacker irá a la cárcel

Un juez de Paloquemao dictó medida de aseguramiento contra Andrés Sepúlveda, detenido por su presunta actuación en interpretaciones ilegales al proceso de paz. Mientras se decide el centro penitenciario al que será enviado, permanecerá en el búnker de la Fiscalía.

Este miércoles se realiza a puertas cerradas la audiencia que ratificará la legalización de la captura de Andrés Sepúlveda, el hacker acusado de espiar el proceso de paz desde una oficina en el norte de Bogotá. El juicio determinará si es culpable de los delitos de violación ilícita de comunicaciones, uso de software malicioso, interceptación de datos informáticos y espionaje.

 

Mientras que se efectúa una declaración por parte del organismo investigador, el procesado recibió medida de aseguramiento bajo el marco de representar un posible peligro para la sociedad y el rendimiento de la justicia. De esta manera, continuará detenido en el búnker de las Fiscalía General mientras se precisa el centro carcelario al que será enviado.

 

Los factos de su captura fueron imputados por la Fiscalía este martes y un día después Sepúlveda objetó su responsabilidad en el caso y declaró su inocencia ante un juez en Paloquemao.

 

De confirmarse la responsabilidad del acusado en el nuevo escándalo de chuzadas, se pondría nuevamente en vilo la efectividad de las autoridades competentes para contener y blindar a las negociaciones de La Habana de ataques cibernéticos. 

 

Guerra sucia de hacker de Zuluaga

 

La noticia del allanamiento de una central privada de inteligencia, en el norte de Bogotá en la calle 93B No. 17 – 25, despertó a los bogotanos y desde tempranas horas de la mañana se esparció como pólvora el rumor y los señalamientos que indicaban que quienes estaban detrás de las interceptaciones ilegales de las comunicaciones de miembros de las delegaciones intervinientes en el proceso de paz con las Farc, tenían relación con Óscar Iván Zuluaga y la campaña uribista a la presidencia del Centro Democrático.

 

Hacia la tarde el mismo Óscar Iván Zuluaga, a través de un comunicado confirmó que Lina Luna, actriz que habría sido, antre otras cosas, asesora de Germán Chica, y Andrés Sepúlveda, esposo de esta, sí tuvieron nexos con su campaña presidencial. Sin embargo, rechaza las posibles actividades ilegales que llevaron a que la Fiscalía General de la Nación allanara el predio desde el cual Sepúlveda, interceptó ilegalmente las comunicaciones del jefe de prensa de las Farc en Cuba y de dos periodistas cubanos que cubren el proceso de paz.

 

El revuelo no es menor toda vez que la Fiscalía General de la Nación, en cabeza del fiscal Eduardo Montealegre, ha sostenido que el fin de esta central de inteligencia, ilegal y privada no era otro que sabotear el proceso de paz, una de las manzanas de la discordia entre el uribismo y el santismo, quienes se enfrentan por la presidencia en escasas dos semanas.

 

Según lo reportado por la Fiscalía, Sepúlveda, quien se anuncia como experto en seguridad informática, tenía en su poder bases de datos de guerrilleros desmovilizados e información sensible y secreta sobre las conversaciones sostenidas entre los delegados del Gobierno Nacional y las Farc.

 

Los señalamientos hacia la campaña de Zuluaga no se hicieron esperar, toda vez que esta situación recuerda el escándalo de las chuzadas en el que el nombre del expresidente Álvaro Uribe Vélez ha salido a relucir más de una vez. Sin embargo, el Centro Democrático ha sido enfático al señalar que Luna y su esposo sirvieron como asesores de imagen y como asesores en estrategias de redes sociales y en seguridad informática.

 

Algo que ha llamado la atención en las redes sociales, y especialmente en Twitter, es la consonancia ideológica entre Sepúlveda y Luna y las cuentas oficiales de la campaña uribista. En varios trinos se puede evidenciar la animadversión que existe entre la pareja y las políticas del presidente Santos, en algunos lo tachan de agente del “Castrochavismo”, acusación constante hecha por el expresidente Uribe y el ala fuerte del uribismo.

 

Estos son algunos trinos de Sepúlveda y Luna desde sus cuentas personales de Twitter.

 

 

 

 

 

 

El fiscal general anunció que Sepúlveda se encontraba esta tarde frente a un juez de garantías ante el cual estaría ofreciendo lograr un preacuerdo con el ente investigador para darles toda la información pertinente sobre quién estaba detrás de esas interceptaciones y qué más información logró conseguir.

 

Este episodio viene a recordar el allanamiento, hecho también por la Fiscalía General de una fachada de inteligencia del Ejército Nacional, conocida como Andrómeda, desde la que se habría estado interceptando información sobre el proceso de paz de La Habana.