Hablan las víctimas

Cientos de personas afectadas por la violencia de las Farc se reúnen este domingo en Bogotá para exigirle al grupo guerrillero que responda por los desaparecidos. En el encuentro, también llegaron víctimas de agentes del Estado.

En menos de tres días, el gobierno colombiano se embarcará en la aventura más importante en la historia del país. En Oslo, Noruega, firmará el inicio del diálogo de paz con la guerrilla de las Farc ,que podrán fin al conflicto interno que destruye desde hace décadas al país.

 

Anuncios

En medio de una gran expectativa, y de varias críticas, los negociadores de la institucionalidad se reunirán con ‘Iván Márquez’ y el resto de los guerrilleros elegidos para negociar.

 

Las víctimas del conflicto han sentado su voz de protesta por varias razones. Primero, exigen un puesto en la mesa de diálogo porque en ellos ha recaído el rigor y las consecuencias de la guerra.

 

“Una mesa de diálogo sin las víctimas es una mesa coja”, dijo este domingo el exsecuestrado Sigifredo López a Confidencial Colombia en su llegada al evento que agolpa a cientos de víctimas de la guerrilla en la Plaza de Bolívar, en el centro de la capital.

 

Según este sector de la sociedad, uno de los temas más importantes para poner fin al conflicto y encaminar al país hacia la reconciliación es conocer la verdad y los mecanismos de reparación de parte de los alzados en armas.

 

Por eso desde la mañana de este domingo, en una tarima instalada en la céntrica plaza, decenas de madres, hijos y familiares de secuestrados han expuestos sus casos para exigirle a las Farc que les diga dónde están sus seres queridos.

 

Bajo el lema de “los que faltan”, los familiares de los secuestrados que no han vuelto a sus hogares se manifestaron y exigieron justicia. “Queremos saber dónde está nuestra hija”, señaló la madre de Ana María Carvajal, una comerciante que fue secuestrada el 18 de abril del 2008 en Nariño.

 

Algunos aprovecharon esta plataforma para denunciar casos de desapariciones por parte de agentes del Estado y de otros grupos guerrilleros.

 

El CTI de las Fiscalía y la fundación País Libre instalaron varios puntos de atención en la Plaza, para que los familiares de los desaparecidos pudieran documentar los casos y revisar el estado de los procesos legales.

 

A pocos días del inicio de los diálogos de paz, las víctimas se manifiestan. La expectativa crece en el país pero los inocentes que han sufrido el conflicto quieren ser parte, como agentes de primer orden, de la solución.