Actualidad

Gobierno quiere frenar dumping

Ante las reiteradas quejas del sector productivo, básicamente de confeccionistas, textileros y fabricantes de calzado así como de marroquinería que hablan de competencia desleal e importaciones sub-facturadas.

Tras escuchar las múltiples quejas se comprometió a buscar las causas del detrimento económico para aplicar eventualmente medidas antidumping. Les exigió a las autoridades aduaneras más presencia y mayor actividad coordinada con el sector privado  para evitar los flujos de contrabando

El ejecutivo, eso sí, descartó de tajo el desmonte al decreto que equipara los impuestos de ingreso para las hilazas al de telas y confecciones.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados anunció que dadas las circunstancias, el ejecutivo actuará con carácter de urgencia por lo que se comprometió a revisar con los industriales el próximo dos de agosto las cifras de importación en los sectores mencionados.

Aseguró que las tareas apuntan a identificar los posibles casos de detrimento para frenar e impedir un comercio no transparente que detenga el crecimiento de la producción industrial colombiana golpeando el ejercicio interno y poniéndole talanquera a las exportaciones. El jefe de la cartera de Comercio aclaró que hay que estudiar los caminos de los derechos anti dumping para entrar a tomar medidas que no generen demandas ante la  Organización Mundial de Comercio (OMC).

Al inaugurar el International Colombia Leather Show en Corferias, el Ministro reconoció que en efecto se vislumbra un problema y ratificó su compromiso de meter en cintura un inconveniente que puede estar lastimando seriamente a los empresarios formales.

Díaz-Granados aseveró que es perentorio revisar con la cadena productiva el daño o la amenaza de daño que hay con las importaciones fraudulentas o legales por debajo de los valores reales. Indicó que la tasa de penetración de importaciones pasó del 90 por ciento

Publicidad
en 2009 a 60 por ciento en 2012, mostrando una caída importante.

Expresó su preocupación por la pérdida de dinámica en las exportaciones y consideró que la revaluación es la gran responsable de un perjuicio generado a los exportadores. “No nos llamemos a mentiras ni a malas tintas con esto. La revaluación es la hoguera por donde han transitado el sector industrial en los últimos meses y en los últimos años”.

“Espero que el próximo año cuando vengamos a esta muestra tengamos despejadas estas inquietudes, es decir el acceso a las materias primas, la competencia desleal con precios que no parecen transparentes de otros mercados  y el quiebre de la tendencia en las exportaciones del sector que no logra llegar a los niveles óptimos de hace tres años”, afirmó.

Confió en los esfuerzos del equipo del gobierno por entregar mejores noticias frente a las inquietudes de la industria y así mismo consideró que se vienen retos en la manufactura como acceso a mercados, innovación, incorporación de nuevas tecnologías, acceso a mejor maquinaria y a las materias primas.

Sobre la revisión del decreto que equipara aranceles de hilazas con telas y confecciones, el Ministro dijo que no se hará porque la revisar la cadena hay un buen desempeño en la cadena textil-confecciones en donde se reporta crecimiento y un buen desempeño en los últimos meses lo que ratifica que no hay destrucción de empleos. “Esa petición de subir aranceles en el sector textil no es viable porque este es dinámico y competitivo”.

 

   

 

   

Publicidad
Previous ArticleNext Article